Velódromos en España (V): Anoeta, demasiado viejo para el ciclismo en pista; demasiado joven –y necesario- para dejarlo morir


El velódromo de Anoeta, en San Sebastián, y cuyo nombre oficial es Antonio Elorza, aunque muchos aficionados lo desconocen, es el único recinto de nuestro país que ha acogido por dos veces un Campeonato del Mundo de pista, en 1965 y en 1973. Con motivo de este evento fue cubierto, aunque sin modificar ni los accesos, tanto al público como a la pelousse.

Así entrenaron los pistards vascos en el invierno de 2018
Por su ‘veteranía’ y por ser durante muchos años el único recinto de un cierto nivel en nuestro país, Anoeta ha sido un referente, pero lo cierto es que tanto los errores cometidos –aunque sería mejor decir no corregidos- durante su remodelación en los años setenta se están acusando con el paso de los años. Parafraseando a los rockeros de Jethro Tull, podríamos decir que es demasiado viejo para el ciclismo en pista, pero demasiado joven –y necesario- para dejarle morir, a pesar de que sus dimensiones, perfectamente legales pero infrecuentes -285,71 metros de cuerda, es decir, tres vueltas y media por kilómetro- suponen otro lastre de carácter deportivo.

Desde un principio, a pesar del innegable uso por parte del ciclismo guipuzcoano y vasco de este recinto, las fuerzas vivas de la ciudad comenzaron a pensar en darle mayor utilidad a la instalación. Concursos hípicos, exhibiciones caninas, conciertos, motocross indoor fueron algunos de los eventos que ‘tomaron’ el velódromo. ¡Incluso se pensó en celebrar corridas de toros! Menos espectacular, pero más impactante a largo plazo, ha sido la instalación de la pista de atletismo, sin reparar en medidas, distancias y alturas con respecto a la pista de ciclismo: medio metro de diferencia entre ambas pistas y sin protección.

Todas las reformas posteriores de la instalación se han realizado pensando en otros usos y nunca en el ciclismo. Por ejemplo, la salida de emergencia se construía por encima de la pista de ciclismo; los vehículos de carga llegan directamente a la pista e incluso transitan sobre ella al no existir ninguna barrera de protección. 


En la esquina inferior se ve claramente el 'salto'
entre la pista de ciclismo y la de atletismo
Los almacenes para las bicicletas han visto reducido drásticamente su espacio debido a otras obras necesarias, aunque lo más grave ha sido la instalación de las duchas debajo de la recta de contrameta, con una deficiente ventilación, lo que provoca una constante condensación y un criadero de hongos debajo de la pista y gradas, lo que supone que la pista, aunque se pinte con frecuencia, se vea afectada y se levante la pintura cada pocos meses. Goteras, fallos de iluminación o de calefacción son otros síntomas de la vejez de este mítico escenario que, por lo demás, tiene un uso tan frecuente que merecería una mayor atención, por no hablar de la discriminación que supone la preferencia de otros usos, aunque no sean deportivos.

Los males de Anoeta no terminan ahí, ya que, con las nuevas normativas, la inclinación de las rectas impide que se puedan montar escenarios o gradas para los conciertos, y hay quien ya ha tenido la ocurrencia de rebajar la pendiente, lo que sería un daño mortal a la pista. Claro que también hay propuestas de modificar incluso las dimensiones y el suelo, en madera. Pero ni en las ideas más peregrinas ni en las más positivas, aunque descabelladas, se ha consultado a los gestores del velódromo, a la Federación Gipuzkoana, para conocer lo que realmente necesita el recinto y el ciclismo en pista… y sin que exista ninguna alternativa hoy en día en todo Euskadi, aunque de eso hablaremos en pocos días.

3 comentarios:

  1. Enrique González9 de abril de 2019, 21:27

    Cierto que Anoeta tiene muchos inconvenientes y defectos, y aún así es el mejor velódromo de España. ¿Por que digo esto? Porque es el único velódromo donde se juntan más de 150 corredores en más de una decena de jornadas todos los años. Los velódromos, como las carreras, los hacen buenos los corredores.

    ResponderEliminar
  2. Precisamente por eso, por la afición que hay en Euskadi a la pista, se debería dar un paso más y tener una instalación más moderna, más funcional. A lo mejor entonces hablábamos de más jornadas y más participación aún.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso velodromo, y es verdad es el mejor de España por la actividad ciclista que se realiza en el.
    lo que habria que hacer es tomar ejemplo de el en muchas partes de España para hacer funcionar tambien el ciclismo en Pista como lo esta haciendo la federacion guipuzcoana y mas concretamente Avelino Perea ( ciclista prfesional delos años 80-90 y el unico ciclista que ha conseguido ganar todos los titulos nacionales en pista en la misma temporada y Xavier Isasa (ciclista Olímpico 1988 Seul otro gran ciclista de pista a nivel internacional en el campo amteur de los años 80-90

    ResponderEliminar