Records del mundo

Velocidad por equipos femenina (5.10.2021)

El segundo evento de alto nivel -tras el Europeo del año anterior en Plovdiv- con la nueva fórmula de tres corredoras en la velocidad femenina ha supuesto un nuevo récord del mundo, batido por partida doble por una selección que no parecía la favorita, pero que sigue el camino de sus coequipiers masculinos.

Países Bajos establecía el primero (46.759) en la clasificatoria, con Shanne Braspennikcx, Kyra Lamberink, y Steffie Van der Peet, dejando ésta su puesto a la recuperada Hetty Van der Vouw en la final, en la que el trío ‘oranje’ mejoraba la plusmarca en dos décimas (46.551).

Un récord que debe seguir cayendo en próximas competiciones.

Persecución individual masculina (18.08.2021)

El norteamericano Ashton Lambie se ha convertido en el primer hombre en correr por debajo de los cuatro minutos la distancia de los 4 kilómetros (persecución individual) con un registro de 3:59.930 establecido en el velódromo de Aguascalientes (México).

Demostrando su gran rendimiento en altitud, Lambie arrebataba de esta forma el récord a Filippo Ganna (4:01.934).

Persecución por equipos masculina (4.8.2021)

A pesar de que la plusmarca batida en el Mundial anterior parecía de otra galaxia, muchos eran los que pronosticaban que el récord del mundo se batiría en Tokio: la duda era hasta cuando podría rebajarse y quien sería la nueva plusmarquista.

Pues en la final de persecución entre Italia y Dinamarca estaba claro que el ganador la establecería y con un desenlace increíble, los transalpinos Filippo Ganna, Simone Consonni, Francisco Lamon y Jonathan Milan hacían historia al ganar y al irse hasta 3:42.032. Los daneses también superaban la antigua plusmarca (3:42.198).

Y es que, en la víspera, en las semifinales, si se las puede llamar así, italianos y neozelandeses ya habían batido la antigua plusmarca danesa, 3:42.307 por 3:42.397 de sus rivales, aunque solamente la primera marca tendría consideración, efímera, de récord del mundo.

Persecución por equipos femenina (3.8.2021)

Aunque parecía que el duelo olímpico iba a estar entre Gran Bretaña y Estados Unidos, Alemania ratificó el potencial mostrado en el Mundial anterior y no sólo se llevaba el oro, sino que Franziska Brausse, Lisa Klein, Lisa Brenhauer y Mieke Kroeger dejaban la plusmarca mundial en 4:04.242, al superar en la final a Gran Bretaña. 

Hasta tres veces batieron la plusmarca universal las germanas. En la clasificatoria, el día anterior, bajaban en casi tres segundos el récord en poder de Gran Bretaña desde los Juegos anteriores (4:07.307 a 4:10.236). Pero su límite estaba mucho más arriba y en su segunda actuación también seguían estableciendo mejores marcas, con 4:06.159 (y Gran Bretaña efímeramente recuperándolo, ya que salieron en la serie anterior, con 4:06.748), antes de esa actuación en la final que les llevaba a conseguir ‘un tiempo de chicos’.

Velocidad por equipos femenina (3.8.2021)

Aunque ya no lo recogemos en la tabla debido a que la disciplina como tal ya no existe, al pasar a disputarse con tres corredoras y tener ya su propia plusmarca, hay que reconocer el esfuerzo de la dupla china Shanju Bao y Tiasnhi Zhong, que con 31.804 establecían una última plusmarca mundial.

Velocidad por equipos femenina (11.11.2020)

El cambio de reglas de la velocidad femenina, pasando de dos corredoras a tres, conlleva que se abra una nueva fase en lo que se refiere a records en esta disciplina.

 Y en estos Campeonatos de Europa de Plovdiv se ha establecido la que puede considerarse una nueva mejor marca mundial, que ya ha pedido el proceso de homologación. 

Se trata de los 46:852 establecidos por las rusas Natalia Antonova, Daria Shmeleva y Anastasiia Voinova en la final ante Gran Bretaña.

Persecución individual femenina (29.2.2020)

Chloe Dygert no quiso dejar pasar la oportunidad de mejorar su record del mundo y en la clasificatoria matinal de la persecución del Mundial de Berlín establecía esa plusmarca con 3:17.283 (parciales de 1:08.462 y 2:11.726) que mejoraba en 2,7 segundos la marca que hizo en el Mundial de 2018 (3:20.060). Pero no fue la única, ya que la germana Lisa Brennauer también paraba el crono por debajo del antiguo record (3:18.320).

La final fue distinta, ya que la estadounidense fue a tope para superar nuevamente su plusmarca, esta vez por tres décimas: 3.16.937 (1:08.213 y 2:11.632). 

Persecución individual masculina (28.2.2020)

Que el record del mundo de la persecución iba a llegar era algo de lo que muy pocos tenían duda, visto el fenomenal comportamiento de Filippo Ganna tirando de su selección en la persecución por equipos del Mundial de Berlín. Y no hubo que esperar mucho ya que en la clasificatoria matinal marcaba un 4:01.994 que superaba claramente los 4:02.647 que había establecido a principios de noviembre en Minsk, con unos parciales de 1:06.072, 2:04.777 y 3:03.347. No obstante, sin bajar de los 4 minutos, algo que también parece a su alcance.

Tan impresionante o más fue la actuación de Ashton Lambie, que llevó la delantera hasta el segundo kilómetro (1:05.127 y 2:04.227), para ceder en el tercer kilómetro (3:03.854) pero sin problemas para realizar un tiempazo de 4:03.640, su mejor marca personal y esta vez sin necesidad de altitud. Por lo tanto, una final de auténtico lujo, con expectativa de un nuevo record, aunque el nivel fue inferior, y la plusmarca no llegó. 

Persecución por equipos masculina (27.2.2020)

Lasse Norman Hansen, Julius Johanssen, Frederik Madsen y Rasmus Pedersen han hecho historia en los Mundiales de pista de Berlín ya que en la final batían el record del mundo por tercera vez en dos días y con 3:44.672 Dinamarca ha establecido una plusmarca impensable unos días antes del comienzo de este evento, pero perfectamente batible en los Juegos de Tokio si los daneses siguen en este estado de forma.

Arrancando en 1:00.992, hacían el segundo kilómetro en 53.629, el tercero en 55.037 y el último en 55.014 para conseguir el oro en la persecución por segunda vez -el anterior databa de 2009- y sobre todo meter miedo a sus rivales en los Juegos.

En la jornada precedente los daneses habían batido por dos veces la plusmarca australiana: 3.46.279 en la clasificatoria –un segundo y medio mejor que el tiempo anterior- y 3:46.203 en la primera ronda.

Velocidad por equipos masculina (26.2.2020)

El equipo de velocidad neerlandés -con Roy Van den Berg, Harrie Lavreysen y Jeffrey Hoogland- rompía la antigua marca de Alemania (41.871), dejándola en 41.225 en la final de los Campeonatos del Mundo de pista de Berlín.

Después de varios años dominando, a Países Bajos le faltaba la guinda del record del mundo. En la clasificatoria, en la que intervino Matthijs Buchli en vez de Hoogland, se quedaban a apenas una décima (41.987), para batirlo con una superioridad insultante en primera ronda (41.275) y rematar su gesta en la final ante Gran Bretaña.

Persecución individual masculina (3.11.2019)

A pesar del altísimo nivel de la persecución –que no se ve mucho en Copa del Mundo desde que solo son obligatorias las modalidades olímpicas-, no pensábamos que Filippo Ganna tuviera en sus piernas el record del mundo de los 4.000 y más aún tras su ‘forfait’ en esta misma prueba en el Europeo tras la larga temporada de carretera. Pues el italiano de INEOS lo batía en esta última jornada en Misnk, y por dos veces. Primero en la clasificatoria, con 4.04.252, pero más impresionante en la final, 4.02.647.

El doble campeón del mundo, que había hecho un excelente 4:07 en febrero en Pruszkow, mejor marca a nivel del mar, registraba un tiempo sensacional de 4.04.252, rodando a 58,9 kilómetros por hora, y superaba el record del norteamericano Ashton Lambie establecido el pasado 6 de septiembre en la altitud de Cochabamba (2.500 metros), de 4:05.423. Por cierto, el estadounidense era cuarto en esa clasificatoria, con 4:11.966.

La clave estuvo en una arrancada bastante lenta, ya que los 1:07.9 del primer kilómetro solo fueron el octavo tiempo para rodar progresivamente en 59.8, 58,7 y 57.7 en los siguientes kilómetros.

Algunos minutos después, en la final ante el británico John Archibald (HUUB Wattbike), otro de los pocos hombres que ha bajado de 4:10 en la historia y que hoy hacía 4:09.843, el italiano volvía a demostrar su clase y su excelente momento para irse a esos 4:02.647, después de doblar al escocés. Esta vez arrancaba algo más rápido (1:06.7) para hacer los siguientes parciales en 59.9, 58.3 y 58.2, muy similares a los de la clasificatoria, pero impresionantes: 59,3 kilómetros por hora de media.

200 metros masculinos y persecución individual masculina (6.9.2019) 

Si ayer la canadiense Kelsey Mitchell batía el record del mundo de 200 lanzados, hoy los hombres no han querido ser menos y se han establecido dos nuevas plusmarcas mundiales, por parte del velocista trinitario Nicholas Paul, en 200, y por el persecucionista norteamericano Ashton Lambie, este por partida doble.

En primer lugar, el trinitario Nicholas Paul reventaba la plusmarca que tenía el galo François Pervis también desde diciembre de 2013 (9.378), con unos estratosféricos 9.100, en la tercera jornada de los Campeonatos Panamericanos que se celebran en Cochambamba (Bolivia)

Y como sucedió ayer, otro velocista también volaba por debajo del anterior record, el surinamés Jair Tjon en Fa, con 9.249, siendo por unos minutos plusmarquista mundial hasta la llegada de Paul.

Minutos más tarde, el vigente plusmarquista de los 4.000 metros, el norteamericano Ashton Lambie, batía la marca que había establecido hace un año en los Panamericanos de Aguascalientes, con un tiempo de 4:06.407, superando los 4:07.251 que entonces causaron sensación.

Pero el ‘bigote más rápido del mundo’ no se confirmaba con eso y en la final establecía una nueva marca, increíble, de 4:05.423, es decir casi un segundo menos que el registro de la clasificatoria. Ni que decir tiene que su rival, el colombiano Brayan Sánchez, terminaba doblado

200 metros femeninos (5.9.2019)

La altitud -2.500 metros- del velódromo boliviano de Cochabamba ya se ha cobrado el primer record del mundo en los Campeonatos panamericanos. La canadiense Kelsey Mitchell ha establecido una nueva plusmarca de los 200 metros con un tiempo de 10.154 que supera en dos décimas y media la plusmarca que estableció en Aguscalientes, también en altura, la mítica Kristina Vogel en diciembre de 2013.

Incluso la marca de la segunda y la tercera clasificada, Luz Gaxiola (10.344) y Martha Bayona (10.360), han estado por debajo de la antigua plusmarca mundial, 10.384 y fueron durante algunos minutos records oficiosos, ya que primero la colombiana, luego la mexicana y finalmente la canadiense fueron superándose.

Persecución por equipos masculina (28.2.2019)

Apenas once meses después de haber batido el record del mundo de los 4.000 metros en los Juegos de la Commonwealth, Australia ha vuelto a establecer una nueva plusmarca y además de una forma muy holgada, por un segundo y ocho décimas, 3:48.012, en el transcurso de la segunda jornada de los Mundiales de pista que se celebran en Pruszkow.

Los autores de la marca, la primera de la presente campaña, han sido los mismos hombres que entonces, Leigh Howard, Sam Welsford, Kelland O'Brien y Alex Porter, en el transcurso de la final frente a Gran Bretaña.

Persecución individual masculina (31.8.2018)

A pesar de no tener muchas referencias sobre él a nivel mundial, dada la ausencia de su país en los principales eventos internacionales, el norteamericano Asthton Lambie se ha convertido en el nuevo recordman de los 4.000 metros, con una increíble marca de 4:07.251, establecida hoy en los Campeonatos Panamericanos que se celebran en Aguscalientes (México).

Lambie, originario de Lawrence (Kansas), tiene 27 años, amparado en la altitud del velódromo hidrocálido, supera en más de tres segundos los 4.10.534 que tenía el australiano Jack Bobridge desde el 2 de febrero de 2011.

Información en Ciclo 21

Persecución por equipos masculina (5.4.2018)

La cuarteta australiana de persecución ha batido el récord del mundo de los 4.000 metros que estaba en poder de Gran Bretaña desde los Juegos Olímpicos de Río -con Wiggins en el conjunto-, en el transcurso de los Juegos de la Commonwealth que se celebran en Gold Coast (Australia).

Leigh Howard, Sam Welsford, Kelland O’Brien y Alex Porter paraban el crono en 3:49.804, superando en 461 milésimas la plusmarca británica y justificando su polémica decisión de no acudir al reciente Mundial de Apeldoorn, dando prioridad a esta competición que se celebra en su país.

Información en Ciclo21

Persecución individual femenina (3.3.2018)

Aparte de sumar su segundo título en persecución en el Mundial de Apeldoorn, la norteamericana Chloe Dygert, batía, a sus 21 años, el record del mundo de los 3.000 metros, mejorando en dos segundos la marca de su compatriota Sarah Hammer, lograda en la altitud de Aguascalientes (3:22.269).

Además, lo hacía por partida doble, aunque oficialmente sólo la marca vespertina quedará en las tablas. Por la mañana, en la clasificatoria, superaba la antigua plusmarca en dos segundos (3:20.072), aunque lo más significativo es que aventajaba a la segunda, la neerlandesa Annemiek Van Vleuten en más de nueve segundos.

Con esos tiempos estaba claro que la doblaría en la final, aunque con la duda de si se paraba la carrera cuando ello sucediera o continuaba la norteamericana para intentar 're-batir'. Esta fue la opción, y aunque fuese por apenas 12 milésimas, con 3:20.060 volvía a establecer una nueva plusmarca mundial. Y pese a que el papel de Van Vleuten quedó totalmente eclipsado por la norteamericana, no debemos olvidar que se trata de la campeona del mundo contrarreloj y que ésta era su tercera presencia en un velódromo.

Información en Ciclo21

Tabla cronológica de records del mundo 

No hay comentarios:

Publicar un comentario