Alemania, excepción en velocidad por la labor de técnicos como Levy

Dentro de la dificultad que tienen la mayoría de los países en sacar velocistas, Alemania parece ser una excepción. Ya hemos visto los proyectos que se llevan a cabo en sitios como Gran Bretaña, Canadá o Italia, mientras que otros que no nos pillan muy lejos se limitan a no hacer nada.

Y decimos que parece una excepción a tenor de los notables resultados. No hablamos de esa magnífica generación con Emma Hinze, Pauline-Sophie Grabosch y Lea-Sophie Friedrich. O los velocistas que poco a poco van consolidándose como sub23, caso de Luca Spiegel, Clara Schneider o Pete-Collin Flemming, sino de los grandes resultados que se obtienen en la base, en la categoría junior. El año pasado, por ejemplo, Campeonato del Mundo y de Europa para el trío de velocidad masculino con Colin Rudoplh, Flemming y Jakob Vogt o el subcampeonato en ambos eventos para las féminas, Bente-Henriette Lürmann, Ananstasia Kuniß y Anne Slosharek.

De izquierda a derecha Kuniß, Rudolph, Bock, Werner y Waterstradt 

Y en 2024 se sigue la racha, ya que en una prueba de las más prestigiosas del calendario junior, en Brno, Tim Louis Werner, Bock y Rudolph conseguían el triplete en keirin, con Rudolph y Bock realizando el doblete en velocidad. Anastasia Kuniß se llevaba la velocidad por delante de la polaca Natalia Walecka -quien le superaba en el keirin- con la también germana Emilia Waterstadt tercera en las dos pruebas.

Por ello hemos querido hablar con el siempre dispuesto Max Levy que desde su retirada en 2021 ocupa este tercer escalón técnico con los juniors, por debajo del seleccionador absoluto, Jan Van Eijden, y del sub23, Carsten Bergmann. Y lo primero que hace es advertirnos de que el panorama no es tan excepcional. “Nosotros también tenemos que trabajar mucho para encontrar jóvenes velocistas, Alemania sigue siendo un país de resistencia. Todo el mundo quiere estar en el Tour de Francia y, si no, los entrenadores quieren llevar a los corredores a la persecución por equipos. Hay un ejemplo, Jakob Vogt, que era corredor de fondo junior de primer año antes de que yo consiguiera que se convirtiera en velocista en el segundo año. Pero normalmente es demasiado tarde, porque ya han hecho demasiados kilómetros”.

“La clave, ofrecer carreras”

En este sentido, una de las claves puede ser ofrecerle un programa de competiciones atractivo. “Emma (Hinze) y yo creamos el año pasado la ‘Bahnradnachwuchsliga’ -con el sugerente nombre de ‘Sprints like Emma Hinze’- con lo que pretendemos hacer más atractivo la velocidad en pista. Intento conseguirles tantas carreras como sea posible, y creo que en total se pueden hacer hasta quince fines de semana de carreras en un año. Los británicos o los franceses sólo pueden ofrecer entre cinco y ocho, y no dejan de preguntarnos si pueden unirse a nosotros. Así que creo que esta es la clave, ofrecer carreras. Pero hay que encontrar gente que las organice”.

Con los medallistas alemanes juniors y sub23 en el pasado Europeo...

Por cierto, la segunda edición se está disputando este año y a mitad del mismo, esta es la situación de las clasificaciones.

Aparte del circuito nacional y las competiciones con la selección, son bastante habituales las concentraciones del equipo nacional. De hecho, antes del Europeo de Cottbus, tendrán dos concentraciones más, del 22 al 29 de junio y del 4 al 8 de julio. Pero también está el trabajo con sus técnicos. “Tenemos cinco centros de entrenamiento en Alemania, Kaiserslautern, Erfurt, Chemnitz, Schwerin y Cottbus, así que tenemos el reto de reunir a todos los corredores para los campamentos nacionales, pero como nota positiva, al haber tantos entrenadores de diferentes, hay más gente involucrada y ayuda mucho a intercambiar ideas”.

Junto a los nombres que hemos ido señalando, Levy nos indica algunos velocistas a tener en cuenta como Bock, en su primera campaña como junior, o los sub17 -cadetes- Til Krueger, Lara Colberg o Mira Rosinski. En este sentido nos señala que “los años del coronavirus también nos afectaron a nosotros ya que menos ciclistas comenzaron a competir y hay menos con 20-22, lo mismo que en otras naciones”.

“Ser un buen deportista y un buen ser humano”

Imagen del intercambio con ciclistas franceses el pasado año. Foto: BDR

Levy no quiere hacer comparaciones con lo que había antes. “No me gusta hablar de ello, prefiero hacerlo del presente y el futuro. Y mi filosofía es mostrar a los corredores que hay algo más que el entrenamiento, explicarles en qué consiste ser un buen deportista y también un buen ser humano". De hecho es partidario de actividades como el intercambio con ciclistas franceses que se realizó el pasado año.

"Dejo espacio para los errores, pero también para impulsar cosas. De hecho, estamos trabajando principalmente en aspectos como concentrarse para una carrera, preparar tu mentalidad, calentar bien, cuánta comida necesitas en una prueba y cosas así. Centrarnos más en aspectos técnicos que en levantar peso, para que sus fundamentos sean lo suficientemente buenos como para trabajar así cuando ya sean élites”.

“Mi plan es desarrollarlos paso a paso -termina-, lo que significa que el objetivo principal no es sacar el máximo partido a las medallas junior, sino prepararse para convertirse en un buen corredor cuando eso importe, en el camino hacia las Olimpiadas”. 

Gaviria-Arango: el problema no es la elección ni quién decide, sino un sistema que también afecta a más olímpicos como algunos velocistas

Gaviria, a la izquierda, y Arango, a la derecha.

La elección de Fernando Gaviria en perjuicio de Juan Esteban Arango como representante colombiano para el ómnium de los Juegos Olímpicos ha traído bastante polémica en el país sudamericano. ‘Juanes’ fue el que consiguió la mayor parte de los puntos para poder estar en París, aunque su compatriota participó en el Sudamericano de 2023, con lo que cumplía el requisito ineludible de tener diez puntos olímpicos para estar en los Juegos Olímpicos. Por cierto, en San Juan fue segundo, aunque también Arango lo fue en Los Ángeles, un año más tarde.

A partir de ese momento, la elección del representante estaba en manos de los técnicos. Del seleccionador, Jhon Jaime González, de la Federación Colombiana o de su Comité Olímpico. En definitiva, una decisión personal ya que las plazas en esto del ciclismo no son nominales, sino para el país, y luego se decide quien puede ser más idóneo. En este caso, entre un ciclista que se ha estado peleando por sumar puntos en buena parte de los nueve eventos de clasificación, y otro que no podría participar en la mayor parte de ellos, por no cumplir el requisito, pero que ofrece mayores garantías a los técnicos en París, por su condición de bicampeón del mundo o profesional de la carretera… aunque ahora apenas se le vea por los velódromos.

Fue la sexta fondista neozelandesa en Tokio, pero Kirstie James
fue inscrita como la segunda velocista. Foto: CyclingNZL

Pero no vamos a incidir en los dos deportistas implicados, ni en quien haya tomado la decisión, sino en el sistema. Para participar en pruebas como Copa de las Naciones o Mundiales son necesarios 250 puntos, que se deben conseguir ‘picando piedra’, es decir, en pruebas CL1 o CL2. Por el contrario, en un Campeonato Continental no son necesarios y de cara a los Juegos Olímpicos, basta con tener 10 puntos en cualquier prueba que cuente para la clasificación olímpica, sin que importe la disciplina.

Y ahí está el meollo. ¿No sería mejor exigir una puntuación mayor que impidiera la presencia de paracaidistas, como se conoce en el argot a quienes aparecen en el último momento sin cumplir los requisitos previos? ¿Y quien quiera estar en unos Juegos que tenga una trayectoria 'adecuada' en los años previos? Pero sobre todo lo importante sería que esos puntos se exigiesen no de forma genérica, sino en la prueba o pruebas en la que se va a participar. Ya hemos hablado de que las restricciones de participación en las pruebas de pista conllevan a que algunos países recurran a inscribir a corredores en las cuotas conseguidas en otras disciplinas en las que no tienen opciones -ni puntos conseguidos en ellas- con el fin de potenciar la participación en aquellas en las que pueden brillar. Es comprensible, pero va contra el espíritu olímpico de que compitan los mejores.

Francia o Nueva Zelanda inscribieron en Tokio a sendas fondistas como velocistas para tener una persecucionista más. Y en París, que la limitación es más obvia, aunque no conocemos las selecciones de muchos países, habrá alguno que recurra a este ‘truco’…dejando fuera a velocistas ‘de verdad’. Obviamente es algo que ya no se va a resolver para París, pero que sí debería tenerse en cuenta para los Ángeles.

Dobletes para Norris, Barnwell y Lloyd en el segundo día en Herne Hill

Con su triunfo en la velocidad masculina, el británico Hayden Norrris terminaba con doblete los dos días de competición del South London Grand Prix, prueba de clase CL2 celebrada en el histórico velódromo de Herne Hill, en Londres. En este segundo día, destacar también a Ella Barnwell, que añadía el scratch al ómnium de ayer, a Carys Lloyd, doble ganadora de la eliminación y la madison, y la victoria de William Perrett en la combinada masculina.

Instagram HerneHill
Norris fue el más rápido en los 200 metros y no pasó ningún apuro, ni siquiera en la final ante Harry Ledingham-Horn,
que repetía la plata del primer día. El argentino Lucas Villar fue el segundo más rápido, pero no llegó a la final A y en la B caía, también sin desempate, ante Harry Radford.

En el keirin femenino, triunfo para Lauren Bell, por delante de Rhian Edmunds y de Iona Moir, en otro podio monocolor británico.

Barnwell sumaba su segundo triunfo, al superar en el scratch a sus compatriotas Lucy Glover y Lucy Nelson, y Lloyd era la vencedora de la eliminación, acompañada en el podio por Cat Ferguson y Lucy Nelson. Las dos primeras de esta prueba se llevaban juntas la madison, al contrarrestar ganando el último sprint la desventaja de un punto que llevaban ante Erin Bootman y Lucy Glover, 36 a 31. El bronce, para Barnwell haciendo dupla con la irlandesa Lucy Bénézet Minns, con 26.

Por su parte Perrett dominó casi de principio a fin en el omnium: fue segundo en el scratch, pero luego ganaría las dos siguientes pruebas para sentenciar en la puntuación, donde también ganó una vuelta, lo mismo que el sueco Gustav Johansson, al que le sirvió para ser segundo y relegar al bronce a James Ambrose Parish, con 157, 130 y 117 puntos, respectivamente.

Clasificaciones

Estrellas olímpicas (LVIII): Kristen Faulkner, de Alaska a París 2024, pasando por Harvard, Manhattan o Zaragoza... y aún queda el Everest

Hace un mes Kristen Faulkner ganaba en solitario la etapa de la Vuelta a España en Zaragoza. Un gran triunfo aprovechando en gran medida sus indudables cualidades de contrarrelojista y de aventurera. Porque se puede dar ese calificativo a lo que ha sido su trayectoria personal en sus 31 años de vida y que, de momento, ha rematado con un lugar en la cuarteta de Estados Unidos para los Juegos Olímpicos de París, cuando apenas había competido en pista hasta ahora.

En el podio de la Vuelta. Foto: Unipublic/Sprint Cycling Agency

Nacida en Alaska, lo que le dio un profundo aprecio por la vida al aire libre, en la Universidad de Harward, donde estudió Informática, formó parte del equipo de remo. Sin embargo, fue en un ‘clinic’ en Central Park, en 2016, cuando trabajaba como analista de riesgos en Manhattan, lo que le hizo descubrir y enamorarse del ciclismo. Un deporte al aire libre, desarrollado en equipo y en el que intervenía la estrategia y el pensamiento táctico. Justo lo que quería. Posteriormente se mudó a Silicon Valley, pero en su cabeza ya rondaba lo de darse una oportunidad como ciclista. Y como bien decía recientemente, “lo malo es tener 80 años y mirar hacia atrás y decir, vaya, realmente desearía haber hecho eso".

Ya son cinco años los que lleva como profesional, y este año se ha estrenado en el EF Education-Cannondele con el objetivo de dar un paso más en su evolución ciclista y ganarse una plaza para la contrarreloj de los Juegos Olímpicos. No lo logró, ya que en la crono del Campeonato Nacional, la prueba de selección, quedó segunda, detrás de la triatleta Taylor Knibb, que fue quien se ganó el puesto, junto a Chloe Dygert.

Tirando de la cuarteta en Adelanida. Foto: USA Cycling/SWPix

Sin embargo, le quedaba una oportunidad más de estar en París… a través del equipo de persecución. USA Cycling la había invitado al Velódromo de Colorado Springs el año pasado para evaluar su potencial con el equipo de persecución, y no debió ser malo ya que corrió la Copa de las Naciones de Adelaida, donde fueron quintas. Por ello, no le importó volver al ‘training camp’ que se ha desarrollado en las últimas semanas en Zolder… y se ha ganado el puesto. En teoría para la cuarteta, pero quizá en la práctica le permita correr la prueba en línea: ya está inscrita, no en vano es la campeona estadounidense en línea y desde luego más experiencia que Knibb tiene.

“Soñaba con competir en los Juegos Olímpicos desde que tenía ocho años y lo vi en la televisión. ¡Este es el sueño más grande que he tenido y finalmente se ha hecho realidad!”, contaba ayer en la web de USA Cycling al conocer su nominación.

Quizá lo sea, pero los tiene mucho más ambiciosos esta alaskeña, afincada desde 2021 en Girona: su objetivo declarado es escalar el Everest y permanecer un tiempo en un templo budista.

Cambio en la competición en Londres, de Herne Hill a Lea Valley Park

Si ayer y hoy la competición británica ha tenido como epicentro la histórica pista londinense de Herne Hill, mañana continúa la actividad en la capital británica, pero cambiando de escenario, al otro velódromo olímpico, el de Lee Valley VeloPark.

Y es que bajo la organización de Full Gas Cycling se van a llevar a cabo cuatro citas, una por mes desde junio hasta septiembre, todas ellas con la etiqueta de Campeonato británico. Mañana será el turno de la madison masculina; el 27 de julio, de la femenina; el 17 de agosto, el ómnium masculino y finalmente el 7 de septiembre, el femenino. Y las cuatro sesiones, combinadas con otras pruebas de diferentes especialidades y categorías.

No hay mucha participación ni grandes nombres, pero no deja de ser un campeonato nacional y de una nación con tanto potencial como Gran Bretaña

Los secretos de la LOOK P24, la nueva bicicleta olímpica de Francia

La FFC presentaba ayer la bicicleta que utilizarán sus pistards en los próximos Juegos Olímpicos de París, la LOOK P24, fruto de tres años de trabajo de 1.300 horas de cálculos, 380 horas de impresión en 3D y 33 versiones testadas, en un prototipo que fue estrenado, como obliga la Normativa UCI, en el pasado Mundial de Glasgow, y que está a la venta aun precio bastante más razonable que las máquinas británica, australiana o japonesa, aunque lógicamente elevado, 11.999 euros, pero solamente lo que se refiere al cuadro.

Foto: FFC

En el reportaje, cuenta que la clave es la búsqueda de la aerodinámica, pero” no de la bicicleta aisladamente, sino de la pareja hombre-máquina, en su conjunto. El atleta por sí solo representa entre el 80 y el 85 % de la resistencia aerodinámica”, explica Jérôme Billiet, ingeniero responsable del proyecto.

Antes de ello, se estudiaron los aspectos de la LOOK T20 que había que preservar, para definir por defecto las posibilidades de mejora. Tanto la geometría y el comportamiento de la máquina fueron completamente satisfactorios, al igual que la relación peso-rigidez. El trabajo se centró es conseguir la posición ideal diseñar la forma de la bicicleta, es decir, conseguir la forma ideal de la pareja hombre-máquina, para lo que serían necesarias nada menos que 1.300 horas de cálculos CFD (simulación digital que sustituye a las horas del túnel de viento) para desarrollar 33 versiones sucesivas del futuro cuadro.

Los cálculos se realizaron sobre la base de una velocidad de desplazamiento de 70 km/h, que corresponde al esfuerzo de un velocista de alto nivel, teniendo en cuenta la fuerza centrífuga y la inclinación resultante de la pareja hombre-máquina, trabajando en un modelo que está diseñado exclusivamente para la pista, no para la carretera.

Foto: FFC

Y como en el caso de los cuadros de Gran Bretaña o Japón, la separación de la horquilla y de los tirantes es el primer aspecto que destaca en lo visual. Una separación cuyas causas ya se han explicado: alinearlos con las piernas del ciclista en el mismo flujo de aire. La tija dividida tiene la misma razón de ser, para evitar las turbulencias.

La segunda etapa contemplaba el paso del túnel de viento virtual al físico, en este caso en el IAT de Saint-Cyr l'école, en colaboración con la unidad de Investigación y Rendimiento del FFC. Para ello construyeron un modelo de impresión en 3D para refinar el trabajo con las formas.

En este sentido, en el reportaje se destaca el trabajo para reducir la superficie frontal, para lo cual es muy importante bajar el pecho y posicionar la cabeza y los hombros, y todo lo que implique juntar los codos reduce esa superficie. Por ejemplo, el manillar de velocidad tiene un estilo retráctil, que conlleva un acercamiento de los codos cuando las manos están en el hueco del manillar. Es decir, que la ganancia aerodinámica no proviene del propio manillar, sino de la posición que induce. La ganancia de 40/50 watios respecto a la LOOK T20 aumenta a 91 watios gracias a la posición que implican los manillares de velocidad.

Se han diseñado otros dos manillares, uno para la madison, con varias opciones de agarre, y otro de persecución, del que se estima una ganancia adicional de 26 watios, lo que puede estimarse en 0,2 segundos por vuelta, o aproximadamente 3,5 segundos durante toda la persecución, lo que es una cifra considerable.

Claro que, como se dice en el reportaje, todo dependerá de los deportistas que, por otro lado, se mostraban enormemente satisfechos con su nueva máquina, en la que las ruedas Corima serán el complemento ideal.

Reportaje completo

Doblete de Briggs en la primera jornada del South London Grand Prix

Alec Briggs fue el gran protagonista de la primera jornada del South London Grand Prix, prueba de clase CL2 que durante dos días se celebra en el histórico velódromo de Herne Hill, en Londres. El británico ganaba dos pruebas: la eliminación y la madison, en compañía de Joe Holt.

En la primera prueba superaba a sus compatriotas Jacob Vaughan y James Ambrose Parish, mientras que en la segunda superaban por un solo punto a Tom Ward – William Perrett al ganar el último sprint sin que les valiera de nada la segunda plaza a sus rivales, 43 a 42. Con 34 puntos terminaban el letón George Nemilostivijs junto a Ambrose Parish.

El apartado de fondo se completaba con el scratch, en un podio conformado por Ward, el sueco Gustav Johansson y Nemilostivijs.

Por parte de las féminas, un ómnium que no se decidió hasta la puntuación. Ella Barnwell ganaba las dos primeras pruebas, pero Cat Ferguson empataba con ella al llevarse la eliminación, pero en la última prueba volvía a distanciarse 135 a 123. Miriam Jesset aseguraba el bronce, con 117, al ser segunda en el último sprint.

Pasando a las pruebas cortas, los hombres disputaron un kerin en el que los británicos Hayden Norris y Harry Ledingham-Horn ocuparon las dos primeras plazas por delante del sorprendente argentino Lucas Oscar Vila. En cuanto a las mujeres, a pesar de marcar el mejor 200, Lauren Bell caía en la final ante Millicient Tanner, con Rhian Edmunds completando el podio monocolor británico.

Clasificaciones

Cinco corredoras y un corredor en el equipo olímpico de USA Cycling

Seis ciclistas -cinco corredoras y un corredor, todos ellos de fondo- han sido seleccionados hoy por USA Cycling para representar a su país en los próximos Juegos Olímpicos de París, en las pruebas de persecución por equipos, madison y ómnium femenino y en la de ómnium masculino.

  • Olivia Cummins (6 de agosto de 2003. Fort Collins, Colorado; DNA Pro Cycling). Persecución por equipos.
  • Chloé Dygert (1 de enero de 1997. Brownsburg, Indiana; CANYON//SRAM Racing). Persecución por equipos.
  • Kristen Faulkner (18 de diciembre de 1992. Homer, Alaska; EF Education-Cannondale). Persecución por equipos.
  • Jennifer Valente (24 de diciembre de 1994. San Diego, California; Virginia’s Blue Ridge TWENTY24). Persecución por equipos, madison y ómnium.
  • Lily Williams (23 de agosto de 1997. Tallahassee, Florida; Human Powered Health). Persecución por equipos y madison.
  • Grant Koontz (28 de enero de 1994. Nederland, Colorado; Star Track Cycling).  Omnium.

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Dygert, Valente, White
Faulkner, Cummins y Koontz. Fotos: Angelina Palermo/USA Cycling

Para Valente y Dygert serán sus terceros Juegos Olímpicos. La primera de ellas es la vigente campeona olímpica de ómnium, y las dos consiguieron tanto la plata en Rio como el bronce en Tokio, siempre en la persecución por equipos. En esta última medalla también participó White.

Los otros tres representantes serán debutantes, destacando a Faulkner, una recién llegada a la pista pero con grandes resultados en la carretera, completando el sexteto Cummins y Koontz.

Hay que destacar que la presencia de cinco ciclistas -una más del máximo- para la persecución se posibilita ya que Dygert está inscrita con el equipo olímpico de carretera.

Para Craig Griffin, director de pista de USA Cycling, “este equipo de atletas tiene el potencial de dejar su huella en el mundo del ciclismo en pista en París, aportando una gran experiencia y determinación que muchas otras naciones competidoras no tienen. Estoy seguro de que los pistards estadounidenses serán alguien a quien seguir de cerca en el escenario olímpico”. Gary Sutton, entrenador del fondo femenino, destaca que el equipo “ha mostrado un gran avance desde el Mundial de 2023 -fueron sextas-. Después de regresar recientemente de un campo de entrenamiento excepcionalmente exitoso en Zolder, han mostrado mejoras notables en su rendimiento y están preparadas para ser altamente competitivas en París”, mientras que el técnico masculino, Jono Hailstone, destacó “los muchos sacrificios y los desafíos que ha superado Grant para estar en París”.

La ceremonia protocolaria al margen de las competiciones, la nueva tendencia que comenzó por necesidad en Glasgow y puede extenderse

La celebración en un mismo escenario y fechas de los Campeonatos del Mundo élite y sub23 y de paraciclismo el pasado mes de agosto trajo consigo, como ‘daños colaterales’ una saturación total en la ‘pelousse’ del Chris Hoy. Ya se indicó en su momento que, para limitar al máximo la estancia en dicho espacio, se establecieron pases de día, en forma de pulseras, limitados por selección, prohibiéndose también la estancia a los ciclistas que no compitan en esa jornada.

El trío de velocidad paraciclista británico, delante del podio
en la sala específica para las ceremonias. British Cycling

Pero hubo otra medida que en su momento no analizamos demasiado: sacar el podio del velódromo, instalándose en una sala aparte. Ello suponía muchos metros cuadrados adicionales para que se pudieran establecer de forma más holgadas las distintas selecciones participantes que en la casi totalidad de los casos tenían muy diferenciados a los ciclistas ‘absolutos’ de los paraciclistas.

Este ‘exilio’ de las ceremonias protocolarias tuvo otro efecto que, suponemos, se tomó de forma consciente: dar mayor rapidez a las competiciones, sin tener en cuenta los parones. Para hacernos una idea, junto a las 22 categorías del Mundial élite había 48 más de paraciclismo. Si, como calcula la UCI, son ocho minutos por cada ceremonia, fueron más de nueve horas de ‘ahorro’, en un programa excesivamente sobrecargado.

De cara al próximo Super Mundial 2027 ya se estaban estudiando los dos factores: destinar un espacio especial en una instalación de nueva construcción y hacer un programa más fluido, teniendo en cuenta que el Alta Saboya se iban a incorporar también los juniors, es decir, otras 22 carreras más. Sin embargo, el hecho de que el velódromo no se vaya a construir supone que las competiciones irán a otro escenario, sin que a día de hoy se sepa si se va a mantener el mismo esquema inicialmente pensado.

Este fue el sencillo podio del anterior Europeo en Cottbus
Ahora será muy diferente. Foto: DS para Fed. Española

No obstante, la semilla ya está plantada y el Campeonato de Europa junior y sub23 de Cottbus anunciaba el pasado mes de abril que iban a seguir el ejemplo escocés, con las ceremonias protocolarias desarrollándose fuera de la pista del velódromo, en un escenario separado junto a la entrada. “De esta manera agilizamos el largo programa de los seis días de competición y lo hacemos más fácil para los deportistas, pero también para los espectadores”, afirmaba Detlef Uibel, ex seleccionador alemán y director deportivo del evento. Está claro que, en este caso, en un velódromo de 333,3 metros no es cuestión de espacio, sino de ‘timing’, con 44 entregas de medallas en los seis días de competición.

¿Es una idea acertada? Pues como casi todo en esta vida, no hay blancos y negros, sino grises. La competición no se detendrá y esto es positivo, salvo que a veces viene muy bien una pausa para dar un tiempo de descanso entre las dos mangas de unos enfrentamientos de velocidad. O para que los equipos arbitrales actualicen su trabajo, ese que va totalmente lanzado durante toda la jornada.

Para muchos espectadores, trasladarse de las gradas a un espacio especifico de ceremonias puede llegar a ser un elemento disuasorio, salvo que tengan especial interés por ser familiares o amigos de los galardonados. Por no hablar de los periodistas, que se perderán competiciones por acudir a un podio donde poder tomar una foto o hablar un momento con los medallistas, aunque en este caso podría ser una solución que el organizador proporcionase estas imágenes y declaraciones (por cierto, fue una práctica a la que algunos recurrieron en la pandemia). Finalmente hay que tener en cuenta lo que supone para los corredores tener que esperar más tiempo del habitual -en Cottbus habrá dos ceremonias conjuntas cada día con una más el sábado- tras sus triunfos cuando lo que están deseando es irse al hotel a descansar, a preparar la competición de la tarde o del día siguiente. 

Y un último detalle: durante el Mundial de Glasgow no se emitieron imágenes en TV de dichas ceremonias, lo que supongo no le haría demasiada gracia a los patrocinadores, que también son parte importante de estos eventos.

Takako Ishii, una inesperada victoria hoy en la Pearl’s Cup femenina

Takako Ishii ha sido la vencedora inesperada de la Pearl’s Cup la segunda de las cuatro carreras que componen el Girls Keirin, disputada hoy en Kishiwada, con ocasión de la Takamatsumiya Memorial Cup. También hubo relativa sorpresa en las siguientes posiciones, ya que Michi Okui y Mutsumi Ozaki fueron las que se clasificaron a continuación.

Foto: Keirin.jp
La prueba se presentaba más abierta de lo habitual, no por la ausencia de Mina Sato, trabajando con la selección japonesa de cara a París, sino por la de Aoi Kodama, que solo pudo ser cuarta ayer en la semifinal y no entró entre las que se clasificaban para la final: las tres primeras y la cuarta más rápida, que curiosamente fue Ishii.

La vencedora aprovechó el ataque desde atrás de Okui cuando faltaba una vuelta, siguiendo su estela hasta la recta final donde la superaba fácilmente. Ozaki intentó remontar en la parte final pero no logró pasar del tercer puesto.

Se trata de la primera victoria de Ishii en una prueba femenina del máximo nivel y su clasificación para el Girls Grand Prix de diciembre, después de varios años recuperándose de una grave lesión, por lo que no pudo evitar las lágrimas en la meta. Además, obtiene un premio de 5,4 millones de yenes, unos 32.000 euros.

Colombia elige su lista, sin sorpresas entre los velocistas, pero con la inesperada selección de Gaviria en lugar de Arango para el omnium

La Federación Colombiana de Ciclismo ya ha determinado los ciclistas que competirán en los Juegos Olímpicos de Paris el próximo mes de agosto. A los nombres ya conocidos de los velocistas Kevin Santiago Quintero (Palmira, 28 de octubre de 1998) y Martha Bayona (Bucaramanga, 12 de agosto de 1995) campeón y subcampeona del mundo de keirin, por sus resultados en las pruebas de clasificación, se han unido los también velocistas Cristian David Ortega (Barranquilla, 29 de septiembre de 2000) y Stefany Lorena Cuadrado (Antioquía, 18 años), debutantes en unos Juegos, a diferencia de sus compañeros, que ya estuvieron en 2020 y 2016, respectivamente. Una decisión lógica y esperada visto el buen papel de los dos en las recientes competiciones en las que han intervenido en Alemania, y en el caso de la segunda, las notables condiciones mostradas el año pasado en el Mundial junior de Cali. Los cuatro intervendrán en velocidad y en keirin.

Más inesperada, y hasta cierto punto injusta, es la elección para el omnium del quinto ciclista, el fondista Fernando Gaviria (La Ceja, 19 de agosto de 1994), en detrimento de Juan Esteban Arango (Medellín, 9 de octubre de 1986). No por el historial del ciclista de Movistar, cuarto clasificado en Rio 2016 y dos veces campeón del mundo (2015 y 2016), aunque con el antiguo formato de competición, sino porque apenas se dedica a la pista desde que es profesional de carretera. En el actual ciclo olímpico, solamente ha competido en el Panamericano de 2023, donde quedó segundo tras Dylan Bibic, con el resto de puntos obtenidos por ‘Juanes’, quien también tiene un segundo puesto en el Panamericano, este año. De hecho, a día de hoy Gaviria no tiene los 250 puntos UCI necesarios para participar en Copas de las Naciones o Mundiales, siendo Arango el único colombiano que los tiene. Eso, si las normas olímpicas son distintas y con la mera presencia del año pasado en San Juan cumple los requisitos de poder estar en Paris. 

Última concentración para decidir la cuarteta masculina de Alemania

La cuarteta alemana en el Mundial de 2022. Foto: UCI Track

Después de la concentración llevada a cabo por las féminas hace dos semanas en Frankfurt (Oder), con el fin de ir ‘cerrando’ la selección alemana para los Juegos Olímpicos, llega el turno para los hombres, con otros seis ciclistas citados desde el jueves 20 hasta el viernes 28, en ese mismo escenario.

El técnico alemán, Sven Meyer, ha convocado a seis ciclistas, con la inclusión de Franz Groß como gran novedad, junto a Tobias Buck-Gramcko, Felix Groß, Nicolas Heinrich, Roger Kluge y Theo Reinhardt.

Hay que recordar, una vez más, que en París 2024 solamente se podrán llevar a cuatro corredores para el conjunto de las pruebas de fondo, lo que plantea muchas dudas en bastantes selecciones. En el caso de Alemania, todo indica que se trata de integrar a Kluge en la cuarteta debido a sus opciones en ómnium y madison, aunque ello conlleve tener que renunciar a uno de los persecucionistas habituales.