Las opciones olímpicas de España tras el Asiático (I): Eukene Larrarte

Como era de esperar, la celebración la pasada semana del Campeonato Asiático ha supuesto que las ciclistas de este continente hayan aprovechado la oportunidad para sumar unos importantes puntos en el ranking olímpico, en perjuicio de las ciclistas europeas. Una situación que, en el caso del ómnium femenino, se traduce en que ahora mismo Eukene Larrarte no esté entre las clasificadas provisionales del ómnium para París, aunque la situación puede revertirse en las dos Copas de las Naciones restantes. ¡Y ojalá sea así!

En este artículo os explicamos el estado de la clasificación del ómnium femenino para los JJOO tras este evento, a falta de las Copas de las Naciones de Hong Kong y Milton, y del Campeonato Panamericano, con el cuadro adjunto donde se pueden ver los puntos que hay en juego.

Como ya hemos explicado, la clasificación de las pruebas de fondo se hace en base a tres rankings específicos. El primero, y más importante, es el de la persecución por equipos, que no sólo clasifica esta prueba, sino que da plazas para la madison y para el ómnium. A día de hoy, los diez primeros países están virtualmente clasificados: Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Australia, Francia, Italia, Irlanda, Canadá, Alemania, Estados Unidos y Japón.

Vamos a jugar con esta hipótesis porque es la más probable, aunque es cierto que China, a 430 puntos de Japón, podría ser la décima selección. Es algo más matemático que real, pero podría beneficiar a España, por lo que también lo tendremos en cuenta.

Pasamos al segundo ranking, que es el de la madison, que determina cinco plazas para esta prueba y para el ómnium para aquellos países que no lo hayan conseguido por la primera clasificación, y que son actualmente Polonia, Bélgica, Dinamarca, Países Bajos y Suiza. Hong Kong, a más de 700 puntos de las helvéticas, tiene unas opciones muy limitadas, lo mismo que México, aunque le falten sumar los puntos del Panamericano.

No obstante, si China entrase por la persecución por equipos desplazando a Japón, se produciría un cambio sustancial, ya que este país -situado por encima de los cinco antes referidos- conseguiría la plaza de madison y ómnium dejando fuera a Suiza.

Y terminamos con el tercer ranking, el específico de ómnium, que determina las siete últimas plazas… que en realidad son seis ya que por las cuotas continentales hay una plaza para la mejor nación africana, que no es otra que Egipto, por lo que en el fondo da lo mismo lo que haga. Aquí es donde España ha quedado desplazada a la primera posición ‘de espera’ aunque en una situación que lejos de ser la ideal, no es desfavorable.

PUESTO PAIS PUNTOS  CONTINENTAL COPA NACIONES 1 COPA NACIONES 2
9 (1) Noruega 2542,5 SI 280 (13ª)
11 (2) Portugal 2395,5 SI 328 (11ª)
15 (3) Hong Kong 1932,5 SI 360 (10ª)
16 (4) Lituania     1811,5 SI 480 (7ª)
17 (5) China 1745,5 SI 600 (4ª)
19 (6) Chequia 1655,5 SI 400 (9ª)
20  España 1598,5 SI 192 (17ª)
21 (*) Suiza 1538 SI 232 (15ª)
22 (7) Egipto 1451,5 SI NO
24 México 1057,5 NO 160 (19ª)
25 Barbados 1045,5 NO 80 (24ª)

La tabla superior nos muestra los puntos conseguidos hasta la fecha, especificando si se han sumado o no los del respetivo Campeonato Continental y los de las Copas de las Naciones, un evento en el que, recordamos, sólo se tienen en cuenta los dos mejores resultados, por lo que Larrarte debería trabajar, de entrada, en mejorar -para borrar- la decimoséptima plaza de Adelaida, algo asequible ya que el año pasado fue décima y undécima en las dos pruebas contabilizadas.

Como podemos ver en la tabla, Chequia -personificada en Petra Ševčíková, que estos días está compitiendo en el Nacional australiano- es la rival más directa, a 57 puntos de España, con China a 147, y Lituania, a 213, diferencias que se pueden ‘traducir’ a puntos -y puestos necesarios- viendo la tabla adjunta. Hong Kong parece ya más lejana y teniendo en cuenta que juega en casa en la próxima Copa. Y desde luego, no olvidemos la opción B antes indicada ya que, a día de hoy, Suiza está 60,5 puntos por debajo de España, que en esta hipótesis tendría la plaza.

Por lo tanto, ¡gora Eukene!, y por si acaso, 祝中国好运!

Tercer título para McCaig, en los 500, y estreno para Walsh, en scratch

Alessia McCaig, consiguiendo en los 500 metros su tercer título en tres pruebas disputadasLiam Walsh, estrenándose en scratch, y la cuarteta de persecución de Australia del Sur, aunque Irlanda marcaba un registro muy inferior, han sido los triunfadores de la tercera jornada del Campeonato Auscycling, que se está celebrando en el velódromo Anna Meares de Brisbane. 


McCaig (VIC) ya se encuentra a sólo un triunfo de hacer el pleno en el Nacional, tras haber defendido con éxito el título de los 500 metros. Y aunque en la clasificatoria solamente pudo ser cuarta, en la final vespertina bajó más de un segundo, dejándolo en 34.558, que no pudo ser superado por ninguna de sus rivales. La veterana, 40 años, Kristina Perkins (WA) fue la que más se acercó, con un 34.658 que le supuso la plata, con Tomasin Clark (NSW) llevándose el bronce con un tiempo de 35.056.


“Estoy muy feliz de conseguir tres de tres, pero, sobre todo, de lograr un tiempo bastante bueno”, dijo McCaig. “En la clasificatoria salí de forma relajada, tranquila, para luego darlo todo en la final. Sería realmente especial si pudiera ganar los cuatro títulos, pero la velocidad por equipos es solo por diversión y estoy muy contenta de hacerlo con Megan (Reed) y Ning (Chien)”


Tras muchos años no pudiendo pasar de los escalones inferiores del podio, la racha de Walsh (QLD) cambiaba en esta tercera jornada, al imponerse en el scratch. Una prueba en la que parecía perder sus opciones tras los múltiples movimientos producidos en las últimas vueltas, en especial uno del doble campeón Conor Leahy. Pero la paciencia de Walsh y el control de sus compañeros de selección permitieron que el joven ‘queenslander’ de 22 años llegase al sprint con posibilidades y terminase superando a Stephen Hall (WA) y a Josh Duffy (TAS) en la recta final por escasos milímetros.


La incredulidad y el alivio estaban escritos en el rostro de Walsh mientras celebraba su primer nacional élite frente a la multitud de su ciudad natal. “He estado en el podio durante los cuatro o cinco últimos años, y no sé cuántas medallas de plata tengo, pero digamos que son casi demasiadas para contarlas. No pensé que fuera posible después de la actuación de anoche en puntuación, pero hoy fue un nuevo día y las piernas estaban bien, así que estoy muy feliz.


Por su parte, Australia del Sur ganaba el cuarto título nacional consecutivo de persecución por equipos femeninos de élite, con Chloe Moran, Sophie Edwards, Alli Anderson y Summer Nordmeyer, aunque eran la única cuarteta nacional que tomaba parte. Y además tuvieron que medirse al equipo irlandés de Lara Gillespie, Mia Griffin, Kelly Murphy y Alice Sharpe, que las superó claramente, 4:17.670 a 4:24.953 de las australianas.


Pasando a las pruebas de juniors, Alex Hewes (QLD) volvía al podio después de su plata en persecución y su oro en scratch, al ganar la puntuación, con 71 puntos, frente a los 56 de Hayden Stevens (ACT) y los 52 de Samuel Washington (WA). También repetía Liliya Tatarinoff (NSW) esta vez como campeona de los 500 metros, con un tiempo de 35.111, algo más de un segundo de su paisana Maya Dillon, 36.319.


En el caso de Tayte Ryan (SA) hablamos de su tercer título, aunque esta vez compartido con Kai Arbery y Niel van Niekerk, al marcar 45.909 en la final de velocidad por equipos y superar al trío de Victoria, que se quedó en 47.279. Finalmente, oro para la cuarteta femenina de Australia del Sur, con Leani van der Berg, Ava Wilson, Madeleine Wasserbaech y Ava Schmidtke, que dobló poco antes de empezar el último kilómetro a la de Nueva Gales del sur, aunque continuó hasta meta para marcar 4:36.210.


Clasificaciones


Segundo oro para Dakin en el segundo día del Nacional neozelandés

La segunda jornada del Campeonato de Nueva Zelanda, que se celebra en el Grassroots Trust, de Cambridge, otorgó cinco nuevos títulos, de los que el keirin masculino tuvo el mismo vencedor que en la víspera, Sam Dakin, mientras que en la versión femenina se imponía Rebecca Petch. En cuanto a las tres pruebas de fondo, fueron las mismas que en la víspera, pero cambiando el sexo, con triunfos de Kyle Aitken en la persecución, de Bailey O’Donnell, en la eliminación, y de Hanna Bayard en el scratch.

Podio del keirin. Facebook Cycling NZL

Dakin se imponía en la prueba masculina por delante de Liam Cavanagh y de Kart Laio, dejando fuera del podio en esta ocasión a Patrick Clancy. En cuando a Petch, no tuvo la oposición de Shaane Fulton, ganadora de la velocidad en la víspera, por lo que conseguía el triunfo al superar a Mya Anderson y a Sophie De Vries.

Aunque Nicholas Kergozou fue superior en la clasificatoria por algo más de un segundo, en la final Aitken mejoró sensiblemente sus prestaciones y en todo momento fue más rápido que su rival, al que derrotaría por más de dos segundos, 4:19.758 a 4:21.961. La lucha por el bronce se decidió rápido para O’Donnell sobre Oliver Watson-Palmer.

O’Donnell cambiaba el color de su metal en la eliminación, al llevarse el oro por delante de Hayden Strong y de Kergozou.

Podio de la eliminación. Facebook Cycling NZL

Finalmente, el scratch femenino terminaba con la victoria de Bayard, acompañada en el podio por Belle Judd y Georgia Simpson, sin que compitiera ninguna de las grandes fondistas neozelandesas.

Por lo demás, la sesión sirvió para rendir un homenaje de despedida al velocista Callum Saunders, que anunciaba su retirada a los 28 años.

La prueba junior masculina de sprint registraba la victoria del coreano Tom Choi en dos mangas ante Alex Schuler el nuevo campeón neozelandés, con la tercera plaza para Liam Ramsey, en dos enfrentamientos que se solventaron por la vía rápida. Por su parte, Jodie Blackwood se coronaba en la prueba femenina, donde derrotó, sin necesidad de desempate a Caitlin Kelly.

En el apartado de fondo, Bernard Pawson fue capaz de ganar una vuelta y con ello obtener el título del scratch, por delante de Daniel Morton, ganador en la víspera de la persecución. Y en la puntuación femenina, Kirsty Watts y Lucy Reeve fueron superiores al resto, con sendas vueltas ganadas, aunque la primera de ellas abrió hueco en los sprints, donde su rival no puntuó hasta el último: 39 a 26.

Clasificaciones

Triunfos portugueses y tres medallas españolas el día final del Trofeu Artur Lopes: plata para Larrarte y bronces para Anguela y Martorell

La segunda y última jornada del Trofeu Internacional Artur Lopes, celebrada en el Velódromo Nacional de Sangalhos, Anadia, tuvo un desenlace similar a la primera, con triunfos portugueses, esta vez a cargo de Ivo Oliveira y Maria Martins en los dos omnium y tres medallas españolas, con plata para Eukene Larrarte y bronces para Eva Anguela y Erik Martorell, todos ellos con los colores de la selección nacional. Por su parte Mateusz Rudyk también repetía, llevándose el keirin.

Podio del omnium femenino. Facebook UVP-FPC

Aunque solo fue quinto en el scratch, la segunda plaza en la tempo y la victoria en la eliminación colocaron como líder antes de la puntuación a Oliveira, con 12 puntos de ventaja sobre un Iúri Leitão, que no estuvo especialmente destacado en ninguna de esas primeras pruebas, aunque sí lo suficientemente regular como para mantener sus opciones.

Por parte española, Martorell comenzaba con una gran victoria en la tempo pero era de los primeros en caer en la eliminación, por lo que llegaba a la parte final a más de 30 puntos del primero, en octavo lugar. Pero el catalán no estaba descartado.

De hecho, la prueba final tuvo muchas alternativas, con Leitão intentando sorprender a su compatriota, pero con el español metido también en la pelea. Los tres ganarían dos vueltas y con ello sus posiciones en el podio final, con 162, 153 y 128 puntos.  Álvaro Navas (12º, 77), Mario Anguela (14º, 55) y Jaime Romero, del Grupo Eulen (21º, 15) fueron los otros españoles presentes, destacando la ausencia en todo el Trofeu del anunciado Albert Torres, que al final tuvo que correr la París-Niza con su equipo, donde estaba como reserva, por la ausencia de Oier Lazkano.

Podio del omnium masculino. Facebook UVP-FPC

La prueba femenina fue un mano a mano entre Martins y Larrarte: la primera ganaba el scratch y la eliminación, la segunda, la carrera tempo. De esta forma llegaban a la puntuación separadas por dos puntos… aunque la local abrió hueco para terminar 126 a 119. Por detrás, ligeramente descolgada, pero destacada de las perseguidoras, tras un ómnium muy regular a Anguela le valió con vigilar de lejos a sus rivales para asegurarse el bronce, con 105 puntos.

Respecto al resto de corredoras españolas: Laura Rodríguez, del GN6, era sexta, con 90 puntos, por delante de Ziortza Isasi, del Eustrak (8ª, 82), de Naya Mangas, del JVC Neira (11ª, 68), de Marga López, de la selección (14ª, 49) y de Izaro Oliveira, también del Eustrak (20ª, 10).

Finalmente, el keirin significó el segundo triunfo del polaco Rudyk, que tampoco dio opción a sus rivales, esta vez acompañado en el podio de los italianos Stefano Moro y Stefano Minuta, con Pepe Moreno a un paso, cuarto, y con Ekain Jiménez también en la final A, sexto. Esteban Sánchez y Hugo Sánchez compitieron en la final B.

Clasificaciones

Así se forman y funcionan las líneas, alma deportiva del keirin japonés


Si las apuestas son la justificación última del keirin en Japón -eso que hace que muchos no lo consideren realmente un deporte-, las líneas son el alma de esta disciplina precisamente desde su vertiente ciclista, algo que no tiene parangón en la variante internacional de esta competición y que muchas veces es complicado de entender para los que no estamos demasiado puestos en el keirin nipón. Y al revés, conociendo lo que son las líneas, cómo se forman y cómo funcionan, es mucho más fácil comprender el desarrollo de cualquier competición.

Y es que los nueve participantes en cualquier carrera se agrupan formando líneas, de dos, tres o cuatro corredores, con lo que se maximiza su rendimiento y aumentan sus opciones de victoria. Su origen está en los años ochenta del pasado siglo, cuando los pilotos se agruparon en categorías, con el fin de ganar en competitividad. Por aquel entonces se creó la ‘flower line’, una colaboración de ciclistas de Kanto para luchar contra el dominio que ejercía Koichi Nakano, con unas tácticas que al principio estaba prohibidas al considerarse una forma de alterar la ‘pureza’ de la competición, pero que se tuvieron que tolerar porque contribuyeron a abrir los pronósticos, algo que no existe en otras actividades con apuestas como las carreras de caballos o de lanchas.

Para comprender las líneas, lo primero que hay que conocer son las divisiones regionales, lo que fomenta la colaboración entre ciclistas de las mismas prefecturas, y que en gran medida se corresponden con el mapa adjunto. Son corredores que se conocen bien en cuanto a su rendimiento y hábitos, y que pueden apoyarse mutuamente en su trabajo.

Pero también hay líneas formadas por corredores que son de la misma promoción, es decir, que han sido compañeros durante casi un año en la Escuela de Keirin y que también pueden aprovechar ese conocimiento mutuo.

En principio, las líneas se adaptan a la estrategia de la carrera. El primer ciclista se ‘come el viento’ -los velódromos japoneses, no lo olvidemos, son al aire libre- y hace un esfuerzo en pro de sus compañeros, sacrificando muchas veces sus opciones, aunque esa primera posición a veces permite tener una visión mucho más clara y una mayor capacidad de improvisación. En un país donde se respeta tanto la jerarquía por edades, no es difícil entender por qué los más jóvenes suelen desempeñar esta función más sacrificada, sabedores de que ya llegará su momento en una carrera profesional que dura en muchos casos varias décadas. Pero también es frecuente que corredores en sus últimos años como profesionales sean los que realicen esta función. También hay que tener en cuenta que la línea, con sus movimientos, y con una gran importancia del segundo piloto, se encarga de bloquear el avance de sus rivales, de cara al desenlace de la prueba, donde ya juegan las opciones de cada uno. En cuanto al tercero, podríamos pensar que es el ‘líder’, pero muchas veces también tiene que lidiar con otras líneas: y es que pasar a un trío es más complicado que pasar a un solo corredor.

Igualmente hay que tener en cuenta las características de cada corredor. Según el sistema de apuestas japonés, cada piloto debe hacer pública su táctica, la forma en la que aspira a llevarse la victoria. Y si gana de otra forma distinta, pierde toda la credibilidad. Básicamente hay tres formas: el ataque lejano, de 400 a 800 metros, que se conoce como 'senko'; el ataque a unos 200-300 metros, o 'makuri', y finalmente el de los últimos 150 metros, llamado ‘oikimi’. También esto influye a la hora de buscar la posición en la línea.

Y aunque decíamos que la línea es un factor fundamentalmente deportivo, la composición de las mismas es fundamental a la hora de realizar las apuestas. Claro que los expertos japoneses se fijan en otros muchos aspectos, desde el estado de forma, hasta la circunferencia de los muslos, el signo zodiacal o los grupos sanguíneos. Ya volveremos con este particular elemento, en lo que es la idiosincracia del keirin como espectáculo.

Richardson, McCaig y Leahy consiguen sus segundos títulos en los Campeonatos de Australia, donde se estrena Wilson-Haffenden

McCaig celebrando su triunfo. Facebook AusCycling Team

La segunda jornada del Campeonato Nacional AusCycling 2024, que se celebra hasta el martes en Brisbane volvió a coronar a Alessia McCaig, en velocidad, Matthew Richardson, en keirin, y a Conor Leahy, en puntuación, con la campeona del mundo junior de carretera Felicity Wilson-Haffenden estrenándose en la persecución en su primera campaña en la categoría, aunque por detrás de las irlandesas Kelly Murphy y Mia Griffin.

McCaig (VIC) demostró que ha dado un gran salto de calidad en estos meses, ganando su primer título de velocidad, tras haber conseguido en la víspera el keirin. No lo tuvo fácil, porque en la final tuvo que remontar ante Sophie Watts (QLD), quien ganaba la primera manga.

La campeona defensora, Kristina Clonan (QLD), había sido la mejor en los 200 metros (10.814), con McCaig en tercer lugar (11.089), aunque tuvo que abandonar la competición en semifinales, tras una caída en la ronda anterior, al tener síntomas de conmoción cerebral. Jacqui Mengler-Mohr, compañera de equipo de Clonan en Queensland, terminó tercera.

Segundo oro de Richardson. Facebook AusCycling Team

“Creo que mi forma va bien. Hubiera sido bueno tener a Kristina en la carrera con nosotros. Pero siento que voy bastante bien y sí, súper feliz con la actuación de ayer y el de hoy”. Ahora piensa en los 500 metros y en la velocidad por equipos. “Crucemos los dedos para que consigamos más medallas. Pero pienso simplemente es salir, en divertirme. Simplemente no quiero presionarme mucho”.

Un podio de Copa de las Naciones

Por su parte, Richardson (WA) tuvo otra jornada implacable en una final de keirin de altísimo nivel, en la que Azizulhasni Awang salió directamente detrás de la derny. Faltando una vuelta y media para el final, Matthew Glaetzer (SA) lanzó un ataque lejano, al que reaccionó con mucha rapidez, y con una última vuelta final -marcó 9:57 en los 200- se llevaba la victoria por delante de Glaetzer y del malayo.

Leahy, en su ataque en solitario. Facebook AusCycling Team

"Sabía que a Matt (Glaetzer) le gusta hacer movimientos largos, así que me quedaba mucho tiempo para reaccionar. Estoy muy contento porque ha sido una final digna de una Copa de las Naciones”, explicaba el campeón.

'Siempre quise ganar la carrera por puntos', declaraba un Leahy (WA), que, pese a sus cinco éxitos en persecución, no había tenido suerte en esta prueba. Sin embargo, desde el principio asumió su responsabilidad sentando las bases de su éxito a mitad de carrera, al ganar vuelta y dos sprints en el camino. Un segundo ataque, esta vez acompañado por cinco corredores, le permitió cobrar una ventaja que sería definitiva.

Por detrás, el checo Denis Rugovac aguantó bien su plata, con 51 puntos por 76 del ganador, pero un último ataque de James Moriarty (QLD) le permitió rebasar y dejar fuera del podio a Josh Duffy (TAS).

Primer título élite para Wilson-Haffenden.
Facebook AusCycling Team

“Durante la última semana realmente intenté hacer algunas pequeñas cosas. Trabajar en mi posición en mi bicicleta y pensar en todos esos pequeños detalles para la carrera de hoy, y cuando lo piensas mucho, al final tienes que lograr que suceda. Tal vez no esté al nivel del Campeonato de Oceanía, con el campeón mundial Aaron Gate, pero hay mucho nivel sólo con los ciclistas australianos”, comentaba Leahy.

Finalmente, Wilson-Haffenden (TAS) se llevaba el título de persecución, al ganar la final B a Claudia Marcks con una escasa diferencia, aunque la campeona del mundo junior de contrarreloj había sido superior en las doce vueltas (3:28.459 a 3:28.585). El oro estuvo entre las dos irlandesas, con Murphy superando a Griffin, 3:26.630 a 3:28.599.

“Nunca había corrido una persecución de tres kilómetros, que es muy diferente de la de dos. Tienes que acelerar mucho más. Por la mañana no lo hice muy bien, pero por la tarde en la final mejoré bastante. He aprendido mucho, y creo que eso será clave para el futuro”, comentaba la ciclista tasmana.

También se pusieron en juego cuatro títulos para los juniors. Tayte Ryan (SA) sumaba su segundo oro, en el keirin, donde se impuso por delante de Xavier Bland (NSW). Lo mismo hacía Lauren Bates (ACT) en la persecución donde doblegaba a Leani Van der Berg (SA), 2:22.138 a 2:24.654.  Liliya Tatarinoff (NSW) se imponía en la final de velocidad a Ella Liange (QLD), en dos mangas, y finalmente, Alex Hewes (QLD) se desquitaba de la plata de la víspera en la persecución al ganar el scratch, por delante de Bailey McDonald (ACT).

Clasificaciones

Botha, dos títulos y una gran marca, el primer día del Campeonato NZL

Cinco títulos élite se pusieron en juego en la primera jornada de los Campeonatos de Nueva Zelanda que se disputan en el Grassroots Trust, de Cambridge, Bryony Botha se llevaba dos, en persecución y eliminación; Shaane Fulton y Sam Dakin, en velocidad, y Nicholas Kergozou, en el scratch.

Podio de la persecución. Facebook Cycling NZL

Sin duda los 3:17.827 marcados por Botha en la final de la persecución fueron el momento del día, ya que se trata de la cuarta marca de todos los tiempos en esta distancia y la tercera ciclista que lo consigue, tras las míticas Chloe Dygert y Lisa Brennauer. Ni que decir que es un nuevo récord neozelandés y oceánico, a menos de un segundo de la plusmarca de la norteamericana.

Botha ya dio muestras de su estado de forma y ambición en la clasificatoria, donde se fue a 3:18.633, casi 9 segundos por debajo de la que sería su rival en la final Sami Donnelly, que registraría 3:25.221. El podio lo completaría Prudence Fowler, al doblar a Belle Judd.

La ciclista de Auckland, de 26 años, se llevaría un segundo oro, en la eliminación, en este caso por delante de Fowler nuevamente.

Podio de la velocidad masculina. Facebook Cycling NZL

No tuvo mucha participación la velocidad femenina, ya que no estuvieron finalmente ni Olivia King ni Rebecca Petch, y de ello se aprovechó Fulton para llevarse fácilmente el torneo. La ciclista local derrotaba en la final a Sophie De Vries, mientras Mya Anderson hacía lo propio con Leila Walker, en la lucha por completar el podio, y en ambos casos, sin necesidad de desempates.

Por su parte, Dakin hizo buenos los pronósticos y se llevó la versión masculina, donde fue el más rápido con diferencia en los 200 metros (9.735) y no cedió en ningún enfrentamiento, siendo su último rival Patrick Clancy, ganador de la plata. El bronce fue para Kaio Lart que hizo un gran torneo, ya que solamente fue sexto en la clasificatoria, superando en la final B a Liam Cavanagh.

Finalmente, Kergozou se llevaba el scratch, por delante de James Gardner y de Daniel Bridgewater.

La jornada se completó con las finales de persecución junior. En la masculina, Daniel Morton superaba fácilmente a Lucas Bhimy (3:13.993 a 3:20.535): en la femenina, Meg Barker se imponía de forma ajustadísima a Kirsty Watts, por apenas una décima (2:22.823 a 2:22.972).

Clasificaciones

El junior Benjamin Muzyka, los cadetes Aitor Mata y Sofía Azanza, y los infantiles Mikel Mata y Ainhoa Lara, vencedores del Trofeo Catlike

Los cadetes Aitor Mata (Rotxabikes) y Sofía Azanza (Izozmendi), los infantiles Mikel Mata (Rotxabikes) y Ainhoa Lara (Izozmendi) y los alevines Marcos de Juan (Izozmendi) y Ane Laiglesia (Power Race) han sido los vencedores del II Trofeo Catlike, tercera prueba de los Juegos Deportivos de Navarra y primera de los 3 Días de Tafalla-Tafallako 3 Eguna, que contó también con participación en juniors con triunfo de Benjamin Muzyka (Rotxabikes).

La prueba estuvo organizada por el CC Berritxaco y contó con 56 corredores, aunque desgraciadamente con pocas féminas, por lo que las cadetes tuvieron que correr con los chicos de la misma edad, y las otras dos categorías femeninas, juntas.

Al final fueron cuatro las pruebas que afrontaron los juveniles, y en tres de ellas se impuso Muzyka -persecución, tempo y puntuación- dejando solo el scratch para su compañero Aymar Martínez, tercero en la clasificación del día por detrás de Xabier Fernández, también del mismo equipo.

En cadetes, el mayor de los Mata comenzó siendo segundo en el scratch, detrás de Javier Monreal (Cafenasa), pero luego se impondría en la carrera tempo y en la puntuación, para terminar con 132 puntos, por 126 de Monreal y 114 de Iñigo Lara (Izozmendi). Entre las chicas, duelo entre las hermanas Azanza, imponiéndose Sofía a Lucía en las tres pruebas de la tarde, y lógicamente en la clasificación.

A pesar de un comienzo poco destacado, séptimo en el scratch, el pequeño de los Mata se rehízo y con sendas victorias en la tempo y la puntuación se llevaba la clasificación de los infantiles, en un día en que un mal resultado en la carrera tempo lastró las opciones de Izan Ariz (Iname-Seal-Ermitagaña), segundo en las otras dos carreras, y de Fabio Roscioli (Power Race), ganador del scratch. Por su parte, Lara no dio opción, al ganar sucesivamente las tres carreras de la categoría cadete femenina e irse a un pleno de 135 puntos, por 123 de Enara Pérez (Quesos Albéniz) y 120 de Nathalie Cardona (Rotxabikes).

Y terminando con los alevines, nuevo triunfo de De Juan, que impuso su regularidad, culminada en la victoria en la puntuación, a los dos triunfos, en scratch y eliminación, de Pablo Monreal (Pescadería Olaverri), 126 a 123. Entre las féminas, pleno de Laiglesia por delante de Karolyna Muzyka (Rotxabikes).

Clasificaciones (pendiente)

Plata para Larrarte y bronces para Rodríguez y Moreno, en un Trofeu Artur Lopes en el que dominan los portugueses, con doblete de Leitão

La segunda posición de Eukene Larrarte (selección española) en el scratch ha sido el mejor resultado español en la primera jornada del Trofeu Internacional de Pista Artur Lopes, prueba CL1 que se desarrolla en Anadia este fin de semana, y en la que los portugueses han sido los grandes dominadores: Iúri Leitão se llevaba la puntuación y posteriormente la madison, en compañía de Joan Matias; Daniela Campos, la puntuación femenina y María Martins, el scratch. Laura Rodríguez (GN6 Track Cycling) y Pepe Moreno (selección española) también se llevaban sendas medallas de bronce.

Así se decidía el scratch femenino. Foto: UVP-FPC

El scratch fue la prueba en la que estuvieron las dos españolas en el podio, con Larrarte por delante de Rodríguez, con triunfo de Martins. También entraban en el ‘top ten’ Ziortza Isasi (Eustrak-Euskadi), sexta, y Eva Anguela (selección nacional), décima.

La puntuación fue un recital de Leitão, que se fue hasta los ochenta puntos, con cuatro sprints ganados y tres vueltas cogidas. El también luso Ivo Oliveira plantó cara en un principio, pero finalmente se resignó al dominio de su compatriota, para quedar segundo con 62 puntos. Por detrás el mexicano Fernando Nava hizo valer una segunda vuelta ganada para superar al danés Noah Wulf y al super activo italiano Juan David Sierra, 49 a 36 de ambos.

En cuanto a la participación hispana, todos consiguieron superar la criba de la eliminatoria, siendo Erik Martorell (selección española) el más destacado al acabar sexto, con 33 puntos, aunque si hubiera ganado el último sprint en vez de ser segundo, habría acabado cuarto. Jaime Romero (Grupo Eulen) era decimosexto, un puesto por delante de Álvaro Navas, con Mario Anguela en el puesto 22, los dos con los colores rojigualdos.

Relevo de Leitão y Matias. Foto: UVP-FPC 

También ganaron tres vueltas las dos mejores féminas, la portuguesa Daniela Campos y la canadiense Lily Plante, con una mayor efectividad de la local para sumar 71 puntos por 66 de la norteamericana, por 50 puntos -dos vueltas y dos sprints ganados- de la mexicana Antonieta Gaxiola.

Siete españolas tomaron parte en esta prueba siendo Isasi la mejor clasificada, sexta con 27 puntos, por delante de Larrarte, octava, también con 27, y Marga López, igualmente de la selección nacional, undécima, con 24 puntos. Más atrás, Rodríguez duodécima, y Anguela, decimotercera.

En cuanto a la madison Leitão-Matias mantuvieron un cerrado duelo con los daneses Robin Skivild y Conrad Haugsted, aunque se distanciaron claramente en las últimas vueltas, para sumar 39 por 25 de sus rivales, en un podio que completaban los mexicanos Nava y Ricardo Peña. En lo que se refiere a las parejas españolas, sexta plaza para Martorell-Romero y novena para Anguela-Navas.

Podio de la velocidad. Foto: Fed. Española

Y terminando con la velocidad, triunfo esperado de Mateusz Rudyk, el más rápido con diferencia en los 200 metros (9,766) por delante de Stefano Moro (10.030) y de los españoles Ekain Jiménez (10.148) y Moreno (10.158). Polaco e italiano se presentaban en la final en la que el primero no daba opción.

En lo referido a los corredores de la selección nacional, el vasco caía en cuartos de final ante Stefano Minuta, lo mismo que Esteban Sánchez, mientras que el castellano-manchego lo hacía en semifinales frente a Rudyk, lo que le llevaba a la final B en la que dio cuenta de Minuta, también sin desempate, para conseguir el bronce.

Mañana, segunda y última jornada con el ómnium para ambos sexos y el keirin masculino.

Clasificaciones

‘El ciclismo bajo el nacionalsocialismo’, recuerdo de una época oscura

Aunque no ha sido hasta hoy cuando me he enterado de la existencia por una reseña en rad-net, ‘Radsport im Nationalsozialismus’, es decir, ‘El ciclismo bajo el nacionalsocialismo’, es un libro que fue publicado hace varios meses y que culmina el trabajo investigador de Dieter Vaupel, un estudioso sobre esta época oscura del ciclismo alemán… y de toda la humanidad.

Vaupel establece una fecha clave, el 13 de abril de 1933, cuando el ciclismo alemán pasó de la federación tradicional, la BDR, a integrarse en la DRV, una institución de marcado carácter nazi y que incluso tuvo como ‘líder’ -que era el término que se usaba en lugar de dirigente- a Viktor Brack, Oberführer de las SS, asesino en masa y ejecutado tras el Proceso de Núremberg.

Y aunque hubo deportes que tuvieron un uso más propagandístico, como el fútbol o el boxeo, el ciclismo no le fue atrás. Y el caso más significativo fue el de Toni Merkens, campeón olímpico de velocidad en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, el gran escaparate de la propaganda nazi, y que siempre se distinguió por su apoyo al régimen.

Pero también se habla de otra gran estrella que fue el ejemplo contrario, Albert Richter. Campeón del mundo de velocidad amateur en 1932, no estuvo en los Juegos de Berlín porque en aquella época era ya profesional. Sus éxitos le permitieron gozar de una gran popularidad en todo el país… salvo para los jerarcas del Tercer Reich ya que se negaba a realizar el saludo nazi, e incluso tenía un preparador judío, Ernst Berliner, con el que permaneció vinculado incluso después de la huida de este de Alemania.

Tras la declaración de la Guerra, Richter no quiso alistarse y fue detenido cuando intentaba salir del país, con una importante suma de dinero, quizá para su entrenador. Todo habla de una delación, pero tras ser enviado a la cárcel, fue hallado muerto pocos días después… y borrado de la memoria del deporte alemán, aunque ahora mismo da nombre al velódromo de Colonia y es uno de los escasos ciclistas que figuran en el Salón de la Fama del Deporte Alemán. Por cierto, su historia se recoge en el reportaje ‘Albert Richter, el campeón que dijo no’, que insertamos a continuación.

Vaupel termina criticando a la BDR actual por no haber abordado el tema, aunque Martin Wolf, secretario general de la federación alemana, declaraba en rad-net que “es un libro que vale la pena para cualquiera que quiera entender y aprender algo de la historia. Por eso, acogemos con gran satisfacción la publicación de este libro".

Desgraciadamente, esta publicación, de 224 páginas, solamente está disponible en alemán y no parece probable que se vaya a traducir. Además, al estar solo editado en formato físico, no se puede aplicar la traducción automática que tan buenos servicios nos presta en otras ocasiones a pesar de sus limitaciones.

Nurul Izzah Izzati Mohd Asri: esta es la nueva ‘Pocket Rocket’ malaya

La velocista malaya con sus medallas.  Twitter Team Malaysia

A pesar de que se ha señalado muchas veces a Muhammad Shah Firdaus Sahrom como el sucesor de Mohd Azizzulhasni Awang, los últimos Campeonatos de Asia han encumbrado a una joven velocista malaya, de apenas 20 años, como la sucesora del mítico doble medallista olímpico de keirin. Se trata de Nurul Izzah Izzati Mohd Asri, vencedora del oro en el keirin y los 500 metros, y la plata en la velocidad por equipos. 

La velocista de Kedah -en el Noroeste del país- repetía el título que ya había conseguido hace un año en la contrarreloj en este mismo evento. Pero lo que realmente la ha destacado fue su título en la disciplina japonesa, que solamente una ciclista de aquel país había conseguido anteriormente, Fatehah Mustapa en 2012.

Debido a este éxito, y también a la baja estatura de la corredora, ya se le ha dado la versión femenina del apodo por el que se le conoce a Awang, ‘Pocket Rocket Woman’, aunque Nurul Izzah no quiere este tipo de comparaciones, y señaló como su prioridad “desarrollar mis músculos para ser competitiva a nivel mundial”.

Con su éxito, la corredora confía en ser incluida en el programa Road to Gold (RTG) para los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 2028… aunque ahora mismo está a un puesto de clasificar para París 2024, lo que supondría acabar con las opciones de Helena Casas en esta misma prueba... por lo que, desde el punto de vista de los sentimientos, preferimos que la malaya espere cuatro años.

Leahy, en persecución, Richardson, en velocidad, McCaig, en keirin, y Anderson, en scratch, campeones de Australia en la primera jornada

Connor Leahy, en persecución, Matthew Richardson, en velocidad, Alessia McCaig, en keirin, y Anderson, en scratch, son los primeros campeones australianos en el transcurso de la primera jornada del Campeonato Nacional AusCycling 2024, que se celebra hasta el martes en Brisbane.

Leahy. Facebook AusCycling Track

Leahy (WA) conseguía su quinto título consecutivo, aunque James Moriarty (QLD) no se lo puso fácil, ya que comenzó muy rápido y a media carrera le llevaba una ventaja de dos segundos. Leahy aceleró su ritmo, pero no fue hasta el último kilómetro cuando comenzó a recortar diferencias, poniéndose en cabeza sólo cuando sonó la campana, aunque al final fueron casi dos segundos la diferencia entre ambos (4:09.367 a 4:11.289). El compañero de equipo de Leahy John Carter, venció al tasmano Josh Duffy en una reñida final por la medalla de bronce donde terminaron separados por apenas 0,241 segundos.

“Parece irreal. Probablemente no mucha gente haya ganado cinco títulos seguidos en cualquier evento. Me encanta venir a Brisbane, esta pista siempre me ha tratado bien y obviamente la persecución individual es uno de mis eventos favoritos y poder venir aquí todos los años y probarme contra algunos de mis compañeros de equipo cada año, a quienes conozco. Jimmy comienza muchas de las persecuciones de nuestro equipo, por lo que es muy rápido desde el principio y sabía que iría así, pero me lo esperaba tanto. Solo tenía que confiar en seguir mi plan, aunque fue preocupante pero increíble ver a Jimmy sacar esa diferencia al principio y llevarla hasta el final". Leahy destacó también “la profundidad que tenemos en Australia en este momento, con una gran competencia por las plazas olímpicas. Todos los chicos están muy motivados y se empujan unos a otros, pero en el buen sentido”.

Richardson. Facebook AusCycling Track

Por su parte, el impecable Matthew Richardson (WA) ganaba la corona de velocidad masculina por cuarta vez, sin dar opciones a sus rivales en ningún momento del torneo, y marcando un extraordinario 9,471 en la clasificatoria. Leigh Hoffman (WA) hizo un gran esfuerzo para derrotar a Matthew Glaetzer (SA) en un duelo épico de semifinales y terminó con la medalla de plata, mientras que Thomas Cornish (NSW) remató a un Glaetzer visiblemente fatigado para ganar la medalla de bronce. Destacar la participación del malayo Azizulhasni Awang, pero que no pudo pasar de la séptima posición.

“Creo que siempre tienes una ventaja mental cuando eres el más rápido en la clasificación, lo mismo sucede cuando compito con alguien más rápido que yo. Sabes que el ritmo está ahí, así que definitivamente hay una ventaja, pero a esos muchachos no les importa, están corriendo lo más fuerte que pueden y me encanta. Nos presionamos unos a otros para ser lo mejor que podamos”.

McCaig. Facebook AusCyclingTrack

La estrella victoriana en ascenso de la velocidad, Alessia McCaig daba un paso más en su carrera y repetía su triunfo en el keirin femenino, pero esta vez teniendo en frente a Kristina Clonan (QLD), a la que relegaba a la medalla de plata, con otra promesa australiana, Selina Ho (NSW), como medalla de bronce detrás de McCaig y Clonan.

“Cogí mucha confianza del keirin de la Copa de Naciones en Adelaida. Simplemente salí y corrí mi propia carrera, no me concentré en nadie más y creo que así es como tengo que correr de ahora en adelante. Estoy bastante sorprendida, pero me esfuerzo mucho y la gente no ve ese tipo de cosas, así que estoy muy feliz de mostrarlo aquí y muy feliz con este resultado".

Victoria irlandesa, título suraustraliano

Anderson. Facebook AuscycligTrack

El scratch femenino terminaba con el triunfo de la irlandesa Lara Gillespie, por delante de la checa Petra Sevcikova y de Alli Anderson (SA), que se llevaba el título nacional, por delante de la campeona defensora, su paisana Chloe Moran. Las tres medallistas ganaron una vuelta y ello les permitió ocupar las tres primeras posiciones, aunque la irlandesa hizo un ataque final para entrar destacada de sus compañeras. “Me dijeron que siguiera los movimientos, porque era una fuga muy buena, con dos corredoras internacionales y conmigo. Es mi primer Campeonato individual y no me lo puedo creer, porque el año pasado me pillaron a falta de media vuelta”, dijo Anderson, mientras Gillespie comentaba que “en casa está nevando, así que es muy agradable entrenar bajo un cielo azul todos los días. Es divertido estar aquí, es algo diferente y este este es el momento perfecto para ganar algo de velocidad en las piernas”

Pasando a las pruebas junior, Lauren Bates (ACT), actual campeona de carretera y contrarreloj, lograba el triunfo en el scratch tras un ataque que sólo pudo responder Amelie Sanders (QLD). Anna Dubier (NSW) completaba el podio.

Tayte Ryan (SA) defendió con éxito su título de velocidad, con una gran superioridad en todas las rondas -con 10.062 fue medio segundo más rápido que el siguiente clasificado en los 200- y plasmándolo en la final ante Reuben Smith (VIC)

Más rotunda fue la actuación de Wil Holmes (SA), que rompió el récord nacional de persecución en la clasificatoria por cinco segundos, 3:08.181 a 3:13.271, la plusmarca vigente de Cameron Rogers, quedándose a un segundo del récord mundial, 3:07.092. “Ese era el objetivo, batir el récord y a ver si lo puedo mantener algunos años, pero no esperaba ir tan rápido. Esperaba hacerlo alrededor de 3:10”. En la final no fue tan rápido, pero sí lo suficiente para doblar a mitad de prueba a Alex Hewes (QLD).

Clasificaciones