Inesperada retirada de Miriam Welte sin esperar a Berlín o a Tokio

En el escalón más alto del podio, a la derecha de la imagen,
en su último 'arco iris' en velocidad por equipos. Foto: UCI

La velocista alemana Miriam Welte (Kaiserslautern, 9 de diciembre de 1986) ha anunciado de forma inesperada el final inmediato de su carrera, a los 32 años, sin esperar a los Juegos Olímpicos de Tokio, ni siquiera a los Mundiales de pista de 2020, que se celebrarán en su país, concretamente en Berlín, del 26 de febrero al 1 de marzo.

Según se recoge en la web de la Federación Alemana de Ciclismo, “en el último campo de entrenamiento en Frankfurt (Oder), noté que era cada vez más complicado soportar la tortura que requiere el deporte de alto rendimiento", dijo la ciclista. “Para ganar una tercera medalla olímpica habría requerido demasiado esfuerzo en los próximos meses. No estoy preparada para ello".

Ganadora de la velocidad por equipos en los Juegos Olímpicos de Londres, y bronce cuatro años más tarde en Rio, en su palmarés figuran cuatro oros mundialistas en velocidad por equipos, siempre con Kristina Vogel (2012, 2013, 2014 y 2018), así como dos ‘arco iris’ en los 500 metros (2014 y 2018).

Pese al desgraciado final deportivo de su compañera, Welte aún pudo conseguir el bronce en los últimos Mundiales, con Emma Hinze, que es una de las jóvenes promesas de Alemania junto a Paulina Grabosch, Lea Sophie Friedrich o la aún junior Alessa Catriona Propster, que intentarán llenar el vacío de una dupla irrepetible.

El Campeonato de siempre, con dos carteles pero ninguna imagen


Si algún día se rodase una segunda parte de ‘Atrapado en el tiempo’, el genial Bill Murray no tendrá que recurrir al Día de la Marmota ni ambientar su historia en febrero en Punxsutawney. Bastaría con que se acercarse un mes de septiembre a los Campeonatos de España élite –sea Palma, sea Valencia, o como en el futuro en primavera, en Galapagar o Tafalla- y cualquier evento, desde hace casi una década, sería una desesperante reedición del año anterior, que un buen puñado de locos y valientes aún seguimos soportando con interés fuera o dentro de la pista.

Pero no todos los días de Phil Connors eran ni mucho menos iguales, y algunos, francamente desesperantes, siendo la razón la actitud egoísta del protagonista. Y en este caso todos sabemos quién es, con su desidia, quien está provocando este día sin futuro.

Hay varios hechos característicos de este Nacional. Ni la sede ni la fecha de estos Campeonatos, ni mucho menos el programa, fueron anunciados oficialmente hasta que se desveló desde TrackPiste –y sin hacer ningún arduo trabajo de investigación, solo consultando la parte ‘administrativa’ de la web de la Española-. Faltaba apenas un mes para el evento, aunque era un secreto a voces en el mundillo ciclista, que se ha acostumbrado al ‘boca a boca’ para suplir la carencia de informaciones oficiales, y que no es culpa ni mucho menos de la Comisión de pista que gracias a Norbey Andrade pone un poco de sensatez y claridad con su notable trabajo. 

Puede parecer más anecdótico un segundo detalle, pero no lo es, y es que a poco más de una semana aún no se había publicitado el cartel oficial… y el mismo día aparecen dos. No es momento de juzgar calidades y cualidades, sino de responder que esa duplicación es una clara muestra de descoordinación y de lo poco que se ha preparado este evento en relación a los Campeonatos de otras disciplinas.

Y para compensar los dos carteles, ninguna imagen. Ni el Campeonato se retransmitió por ‘streaming’, a diferencia de lo sucedido en 2017 y 2018, ni se ofrecerá un resumen en Teledeporte de lo acontecido en Valencia, algo que han tenido casi todos los Nacionales (carretera, ciclocross, cross country descenso, BMX, ciclismo adaptado –carretera, no pista-, maratón y hasta ultramaratón y ultrafondo). Por mucho que una autoproclamada alta autoridad federativa dijera en Valencia que un vídeo de pista es complicado de hacer –lo que no demuestra otra cosa que su ignorancia- lo cierto es que la única razón de quedarnos sin imágenes es de carácter extra deportivo. ¿O debemos comenzar a pensar que no es desidia, sino que hay ‘algo’ contra la pista?

Ekain Jiménez, una grata progresión. Foto; Román Mendoza
Por lo demás, desde el punto de visto de vista de los protagonistas hay dos grupos diferenciados. Por un lado, esa minoría de corredores de la élite, de los que forman parte de la selección casi permanentemente. En este sentido, los Nacionales no dejan de ser un test de cara a su primer gran objetivo, dentro de un mes en el Europeo de Apeldoorn y da lo mismo que gane Tania que Helena, Juan que Pepe o Irene que Ana, y los cinco triunfos de Albert Torres deben ser entendidos simplemente en el contexto de que el estado de forma del menorquín es mejor de que algunos se podrían temer tras su exilio forzado’ de las carreteras.

Por otro, el resto de corredores que año tras año se dan cita principalmente por hobby, dada las escasísimas opciones de promoción. A todos ellos, con los siempre sacrificados y a menudo poco reconocidos técnicos autonómicos, mi más sincero agradecimiento por ser actores secundarios, pero más necesarios incluso que los principales, en este ‘Atrapado en el tiempo 2’.

Deportivamente, pocos detalles. El mejor, la progresión de Ekain Jiménez que está más cerca de lo que parece en entrar en la selección nacional. Destacar también el desparpajo de Javier Serrano, aunque como otros muchos, veremos cómo puede compatibilizar ya como sub23 carretera y pista. 

Baleares, un año más la mejor selección de los Nacionales. 
Foto: Román Mendoza
Por el contrario, la tradicional falta de velocistas es cada vez más acusada… aunque en 2019 hemos visto que algunos de ellos han tenido que completar –por la baja de última hora de fondistas- las cuartetas de dos selecciones tan potentes como Baleares o Euskadi. Un detalle que también nos debería llevar a reflexión, junto con la ausencia de algunas federaciones que comenzaban a sobresalir que este año no estuvieron en el Nacional, como Asturias, Aragón o Extremadura.

¿Soluciones? Desde luego no se trata de utilizar a mansalva términos como brillante, extraordinario, excitante, emoción, increíble o excepcional para describir unos Campeonatos que distaron mucho de serlo. Simplemente, como le pasaba al hombre del tiempo interpretado por Murray, cambiar la hipocresía y la prepotencia por sinceridad y honradez, la mercadotecnica por el deporte.

Albert Torres se consolida como pentacampeón de España en Valencia, donde brillan Pepe Moreno, Irene Usabiaga y Tania Calvo

Albert Torres ha sido el gran triunfador de los Campeonatos de España de pista que hoy han finalizado en Valencia. El balear se llevaba el oro en las cinco pruebas en que intervino -como hace dos años en Palma-: persecución, puntuación, scratch, persecución por equipos y madison, y con mejores sensaciones de las que podía pensarse tras un año en el que apenas ha pisado la carretera. Pepe Moreno, con oros en las tres pruebas individuales ‘cortas’ y el bronce en la velocidad por equipos, e Irene Usabiaga, con títulos en scratch, puntos y persecución por equipos y bronce en la velocidad colectiva, han sido otros de los grandes laureados, mientras que, en las pruebas de sprint femeninas, dos oros para Tania Calvo en sus pruebas (velocidad y 500) y un tercero, en una prueba que comienza a ser ‘suya’, en madison. 

Las féminas de Cataluña (Helena Casas-Diana Pérez) repetían título en la velocidad por equipos superando a Gipuzkoa Ogi Berri (Tania Calvo-Eukene Larrarte) por una diferencia no muy superior a las 2 décimas de la víspera: 36.959 a 37.534 El podio se completaba con el Eustrak, en el que Ziortza Isasi sustituía a Irene Usabiaga, compitiendo con Ana -más que nada para probarse de cara a la madison, sin el resultado esperado-, que superaba sin problemas al Massi-Tactic (Nekane Gómez y Belén López): 39.625 a 40.236.

No podía hacer lo mismo hacía el trío masculino (Itmar Esteban, Gerard García, Manel Usach), ya que una gran vuelta final de Ekain Jiménez, le daba el triunfo a Euskadi, cuyo trío completaban Iñaki Lekuona y Aritz Urra, por apenas media décima: 47.379 a 47.433.

También fue muy apurado el triunfo de Castilla-La Mancha (Vicente García de Mateos, Pepe Moreno y José Antonio Chilleron) sobre una Navarra que arrancaba demasiado lento y no podía llevarse el bronce (Josu Echevarria, Sergio Aliaga, Juan Peralta): 49.314 a 49.509.

Pasando a las persecuciones por equipos, estaba claro que Baleares (Albert Torres, Marc Buades, Xavi Cañellas Josep Blanco) sumaría su noveno triunfo, consecutivo, pero de una forma mucho más sencilla ya que Euskadi renunció a participar en la final, siendo la plata para Xabier Mikel Azparren -ausente ya en Valencia ya que estaba viajando para el Mundial, Unai Iribar, Illart Zuazubiskar y Ekain Jimenez. Tampoco hubo mucha batalla en la final B, en la que Murcia (Eloy Teruel, Antonio Jesús Soto, Alberto Pérez, José María García) terminaba doblando a la Comunidad Valenciana (Josué Gómez, Alejandro Gomis, Oscar Pelegri y Enrique Gandía).

En cuanto a las féminas, Eustrak, con las hermanas Ana e Irene Usabiaga, Ziortza Isasi y Aroa Gorostiza, no dio ninguna opción a la Comunidad Valenciana, con Sandra Alonso, Amparo Chapa, Mirieia Orengo y Melisa Gómiz, a la que terminaría doblando a falta de cuatro vueltas. La tercera selección, Castilla y León (Cristina Pujol, Elena Cuenca, Sara Martín, Isabel Martín) lograba ayer el bronce en la clasificatoria, al no haber más equipos en liza.

Al contrario del año pasado, en esta ocasión no hubo ninguna emoción en el triunfo de las Gipuzkoa-Ogi Berri en la americana femenina, ya que, ausentes las Eustrak -debido a algunos problemas en el hombro que aconsejaron que no saliese tras haberse probado en la velocidad por equipos-, les valió con el control de Eukene Larrate y el relevo de Tania Calvo para entrar al sprint para ganar los seis primeros ‘cincos’ y poner en franquicia la prueba (44 puntos), ya que nadie pudo o supo atacar para ganar vuelta y cambiar el pronóstico. 


Tampoco tuvieron problemas las baleares Marga López y Iurani Blanco para hacerse con la plata (35), mientras que los cuatro puntos logrados en el último sprint por las valencianas Sandra Alonso y Melisa Gómiz les sirvió para subir al tercer cajón del podio.

La masculina estuvo marcada por una caída en los primeros compases que afectó a tres corredores y obligó a neutralizar la prueba y a recortar su distancia. Ello no fue óbice para que Torres y Cañellas dominaran, sin necesidad de intentar ganar vuelta, y solo con los puntos en el sprints obtuvieran el oro, con 45 puntos. Más cerrada fue la lucha por las otras dos medallas, que se saldó en el último sprint donde los vascos Illart Zuazubiskar y Unai Elorriaga eran segundos y con 36 puntos se hacían con la plata por delante de los valencianos Oscar Pelegrí y Josué Gómez (30 puntos).

La sesión y los Campeonatos terminaron como viene siendo tradicional con el keirin en el que Pepe Moreno se hacía con el pleno de triunfos en pruebas cortas, superando a Juan Peralta y al valiente Ekain Jiménez, el mejor sub23, que ha dado un importante salto de calidad en este evento. Sergio Aliaga lo intentó con un ataque lejano… que se le haría largo.

El femenino supuso la ‘venganza’ de Helena Casas que con un ataque a falta de vuelta y media se hacía con el oro por delante de Tania Calvo y de Eukene Larrarte, una vez que se decidiera relegar a la tercera en meta, Marga López.

Por cierto, el torneo de keirin se disputó, con muy buen criterio, con la antigua normativa, ya que la nueva habría exigido hasta cuatro fases, las dos primeras para reducir solamente de 15 a 12 corredores.


Doblete de los velocistas Tania Calvo y Pepe Moreno, con Irene Usabiaga sumando su segundo oro y Albert Torres, su tercero


Los velocistas han sido los protagonistas de la segunda jornada de los Campeonatos de España de pista de Valencia, con doblete para Tania Calvo y Pepe Moreno. Por su parte Albert Torres e Irene Usabiaga repetían triunfo, lo que supone el tercer oro para el balear y el segundo para la vasca de Eustrak.

La tarde se abrió con las finales de velocidad. En la masculina, Pepe Moreno (Castilla-La Mancha) rompía una racha de siete triunfos consecutivos de Juan Peralta (Navarra) y de manera tajante en dos enfrentamientos, evidenciando un buen momento de forma. El podio lo completaba el también navarro Sergio Aliaga, que daba cuenta, también sin necesidad de desempate de un Ekain Jiménez (Euskadi) que se investía con el maillot sub23.

Más tarde, en el kilómetro, Moreno se imponía por sexta vez consecutiva (1:03.808), en una prueba en la que el paraciclista Alfonso Cabello mejoraba su bronce del año pasado, terminando segundo (1:04.271), con el aún junior Ekain Jiménez como tercer ‘premiado’ (1:04.866).

En féminas, Casas y Calvo llegaban al desempate después de que la catalana ganase la primera manga y la vasca la segunda. Y en la ‘belle’, triunfo de Calvo que repetía el logrado el 2018, siendo el cuarto de su carrera en esta disciplina. En la lucha por el bronce, la asturiana Nerea Nuño superaba en dos mangas a Nekane Gómez (Massi), en un torneo que, desgraciadamente, tuvo una cortísima participación, aunque la madrileña se hacía con el título sub23.

Calvo y Casas volvieron a verse las caras en la final de los 500 metros, donde la alavesa repetía triunfo por poco más de dos décimas (35.090 a 35.304), con la tercera clasificada y mejor sub23, la valenciana Sandra Alonso, muy distanciada (40.144).

Finalmente, para los fondistas fue el turno del scratch, donde Irene Usabiaga se hacía con el oro, el segundo conseguido en estos Nacionales, esta vez con doblete, ya que lo hacía por delante de su hermana Ana, con la balear Marga López como tercera y mejor sub23. 

La menor de las hermanas atacaba a mitad de carrera con Sandra Alonso, pero dejaba a la valenciana porfiando en su esfuerzo para ganar vuelta a falta de diez y con ello se hacía virtualmente con el oro. A falta de dos vueltas, potente ataque-sprint de Ana para llevarse la plata.

En la prueba masculina, dominio absoluto de Albert Torres que cogía una primera vuelta con tres corredores más y luego una en solitario, que le daría el tercer oro de estos Campeonatos. La plata y el bronce -y con ello el título sub23- se decidía para el catalán Erik Martorell sobre el balear Xavi Cañellas, los más rápidos de entre los otros cinco ciclistas que lograban ganar vuelta.

Clasificaciones

Cierre de los Nacionales con los últimos ocho maillots rojigualdos


Los Campeonatos de España de pista echan el cierre mañana domingo en el velódromo Luis Puig con la disputa de los últimos ocho títulos en juego, las persecuciones y velocidades por equipos, las madison y los keirin.

La jornada, de 9:30 a 13:40, comenzará por las pruebas por equipos cuyas clasificatorias se vivieron en la mañana de hoy. En la versión femenina de la velocidad Cataluña (Helena Casas-Diana Pérez), con 37.312, y Gipuzkoa Ogi Berri (Tania Calvo-Eukene Lararrte), con 37.530, lucharán por el oro como el año pasado, mientras que Eustrak (con las hermanas Usabiaga), con 37.833, y Massi-Tactic (Nekane Gómez y Belén López), con 40.594, protagonizarán la final B

La clasificatoria masculina deparó más sorpresas ya que Cataluña (Itmar Esteban, Gerard García, Manel Usach) aventajó en sólo una décima a Euskadi (Ekain Jimenez, Iñaki Lekuona y Aritz Urra), 48.214 a 48.223. También sorprendió que Navarra  solo pudiera ser cuarta (Josu Echevarria, Sergio Aliaga, Juan Peralta), con 49.982, por lo que se medirá por el bronce ante Castilla-La Mancha (Vicente García de Mateos, Pepe Moreno y José Antonio Chilleron), con 49.922.

Baleares (Albert Torres, Marc Buades, Xavi Cañellas junto al velocista Josep Blanco que tuvo que relevar a un lesionado Pau Llaneras que al final no se desplazó) hacía gala de su condición de favorita, marcando un tiempo de 4:20.434, cuatro segundos mejor que el de Euskadi (con Xabier Mikel Azparren, Unai Iribar, Illart Zuazubiskar y también recurriendo a un velocista como Ekain Jimenez), 4:24.332, que será su rival en la final.

Más igualada a tenor de los tiempos de hoy (4:25.141 a 4:25.520) será la consolación entre Murcia (Eloy Teruel, Antonio Jesús Soto, Alberto Pérez, José María García) y Comunidad Valenciana (Josué Gómez, Alejandro Gomis, Oscar Pelegri y Enrique Gandía).

En cuanto a las féminas, también Eustrak demostraba ser el equipo a batir, con las hermanas Ana e Irene Usabiaga, Ziortza Isasi y Aroa Gorostiza (5:05.343) por delante de Comunidad Valenciana, con Sandra Alonso, Amparo Chapa, Mirieia Orengo y Melisa Gómiz (5:12.346). La tercera selección, Castilla y León (Cristina Pujol, Elena Cuenca, Sara Martín, Isabel Martín), se hacía directamente con el bronce, tras marcar 5:19.561

A continuación, tendremos la madison. En primer lugar, la femenina, en la que veremos si la extraña pareja formada por Eukene Larrarte y la velocista Tania Calvo es capaz de repetir la machada del año pasado ante las dos parejas de Eustrak -con las hermanas Usabiaga compitiendo por separeada, una con Aroa Goroistiza y la otra con Ziortza Isasi, o la balear Yurani Blanco-Marga López

Ausente Sebastián Mora, el otro vigente campeón, Oscar Pelegrí, competirá con Josue Gómez, en una prueba en la que Albert Torres y Xavi Cañellas son los favoritos y aspiran a sumar su tercer rojigualdo, tras los logrados en 2016 y 2017.

Y como es habitual en España, los Campeonatos terminarán con el keirin, con Juan Peralta –vigente campeón-, Pepe Moreno y Sergio Aliaga como principales favoritos, así como el enésimo duelo entre Tania Calvo y Helena Casas, que en los últimos ocho años ha tenido tres triunfos de la alavesa y cinco de la tarraconense, con la plata para la otra corredora.




Torres, por partida doble, Alonso y Usabiaga, primeros campeones


Albert Torres, por partida doble en puntuación y persecución, Sandra Alonso (persecución) e Irene Usabiaga (puntuación) son los primeros campeones de España de pista en la primera jornada de los Nacionales de esta disciplina que se celebran en el velódromo Luis Puig de Valencia.

Con un tiempo muy similar al que le daba el triunfo el año pasado a Sebastián Mora (4:29.289), Torres marcaba el mejor tiempo en la clasificatoria matinal de persecución por delante del rejuvenecido murciano Eloy Teruel (4:31.822) por lo que se veían las caras en una final en la que Torres mostraba un puntito más para imponerse ante un Teruel que no pudo rendir al mismo nivel (4:28.639 a 4:32.530)

En la lucha por el bronce, Illart Zuazubiskar (Eustrak) daba cuenta del castellano-manchego Vicente García de Mateos (4:33.982 a 4:36-859), con Xavi Cañellas (4:41.131), sexto, como mejor sub23.
Por su parte, la final femenina conoció el triunfo de la local Sandra Alonso que reeditaba el logrado hace dos años, en esta ocasión ante la vasca Ziortza Isasi (Eustrak), que salió muy fuerte, pero terminaba pagándolo en su ritmo (3:53.274 a 4:01.713). El podio lo completaba la vasca Aroa Gorostiza (Eustrak), vencedora de la joven catalana María Banllés, que llevó la delantera al principio, aunque terminaría cediendo (3:58.115 a 3:59.238)
,
La puntuación femenina se la adjudicaba Irene Usabiaga (Eustrak), con 40 puntos, por 29 de Laura Rodríguez (Cataluña) y de Sandra Alonso, aunque inicialmente se colocó en el podio a la balear Marga López, aunque luego fue relegada.

Tras el dominio inicial de las baleares López y Iurani Blanco y de la vasca Eukene Larrate (Gipuzkoa Ogi Berri) cuando iba un tercio de carrera se iban Usabiaga, Alonso y Rodríguez, ganando vuelta a falta de 50 y poniendo en franquicia la prueba, en la que Irene era la más rápida, con la catalana segunda y mejor sub23 gracias a los 2 puntos logrados en la última puntuación.

La última final del día era la puntuación masculina, que rápidamente se decantaba con ocho corredores ganando vuelta, entre ellos Torres, que, aunque dijese que no estaba a un gran nivel, sí lo suficientemente como para ‘imponer su ley’, y un Pelegrí muy activo que quería darle la réplica, lo mismo que posteriormente Teruel, aunque castellonense y murciano quedaron relegados a la lucha por la plata en el momento en que el menorquín se llevaba su segundo ‘bonus’, para sumar 76 puntos, por 49 de Teruel y 37 de Pelegrí.

También tuvo mucho interés la lucha por el título sub23 con Xabier Mikel Azparren y Javi Serrano como protagonistas, con bastante actividad de ambos en una carrera muy dura, aunque no se decidiría hasta la última puntuación cuando el madrileño -aun en edad junior- respondía un ataque, dejaba al vasco y terminaba quinto de la prueba y mejor sub23.

La jornada de completaba con el inicio del torneo de velocidad donde lo más destacado fue el record del velódromo marcado por Juan Peralta (10.141) que estaba en poder del alemán Robert Forstermann desde 2013; y lo más curioso, el empate a la milésima entre Manel Usach y Alberto Santos (11.229) en la octava plaza que daba la clasificación al catalán por el mejor tiempo en los 100 metros, el criterio reglamentario de desempate que nunca había vivido este servidor en un velódromo.

Como era de esperar Peralta y Pepe Moreno, en hombres, y Tania Calvo y Helena Casas, en mujeres, lucharán por el oro, mientras que por el bronce lo harán Sergio Aliaga y Ekain Jiménez, y Nerea Nuño y Nekane Gómez.


Seis títulos más en el segundo día de los Campeonatos de España


La segunda jornada de los Campeonatos de España de pista, mañana sábado, otorgará seis títulos más, todos en la sesión de tarde (17:30 a 20:50) tras una matinal (9:30 a 11:50) dedicada a las clasificatorias. Se trata de los títulos en velocidad, contrarreloj (500 metros/kilómetro) y scratch.

Tras el desenlace de las finales de velocidad -prueba a la que nos referimos en la crónica de hoy- algunos minutos más tarde tendremos las finales de las contrarrelojes, es decir del kilómetro masculino y los 500 metros femeninos. Moreno defiende el título logrado en 2018 –el sexto de su palmarés, los cinco últimos de forma consecutiva-, en una prueba que tendrá los alicientes del paraciclista Alfonso Cabello, que intentará mejorar su bronce del año pasado, o del junior Ekain Jiménez, doble recordman de la categoría este verano.

Entre ellas, Tania Calvo es la vigente campeona y si se impusiese sumaría su octavo entorchado nacional, que sería el sexto si gana Helena Casas.

Para los fondistas será el turno del scratch, una prueba en la que Albert Torres se ha impuesto de forma consecutiva en los tres últimos Nacionales, y en los dos últimos por delante de Noel Martín. Eloy Teruel, Oscar Pelegrí, Xavi Cañellas y un Unai Elorriaga, que dudaba a última hora si retornar o no, son otros de los inscritos.

Y en el caso de las féminas, también las tres últimas victorias han sido para la misma corredora, Ana Usabiaga, que ha ganado otros dos más. Si estará finalmente la murciana Irene Méndez, una grata sorpresa el año pasado, así como Eukene Larrarte, con protagonismo también para las valencianas Sandra Alonso o Mirieia Orengo o las baleares Iurani Blanco o Marga López.

Antes de los cuatro títulos habremos vivido las clasificatorias de las pruebas por equipos, tanto en persecución como en velocidad. Baleares aspira a obtener su noveno triunfo consecutivo en la persecución masculina, donde habrá seis selecciones, aunque la baja a última hora de Pau Llaneras les obliga a tener que alinear a un recambio de urgencia con el velocista Josep Blanco; en féminas, tres equipos, lo suficiente para que se dilucide el título.

En velocidad, la condición de favoritos recae en Cataluña, con el trío Itmar Esteban Manel Usach-Gerard García en la prueba masculina donde se echará en falta a Asturias, como en la femenina, con Casas y Diana Pérez, con permiso del Gipuzkoa Ogi-Berri (Calvo-Larrate). Cinco tríos masculinos y cuatro femeninos en una prueba que, posiblemente, se dispute por última vez bajo la fórmula de dos corredoras, ya que la UCI tiene previsto equipararla a la masculina, con tres ciclistas.