Pordenone, escenario del Campeonato de Europa Derny y Stayer


Con ocasión de la prueba Tres Sere Internazionale Citta di Pordenone, que se disputa desde mañana, 23 de julio, hasta el viernes 26, se celebrará el Campeonato de Europa de Derny y Stayer, dos especialidades ciclistas tras moto, que actualmente no tienen apenas práctica en España, aunque sí una larga tradición, sobre todo la segunda de ellas conocida también como mediofondo tras moto. La gran novedad de esta edición es la disputa el título femenino en la primera disciplina.

Van der Lijke, último ganador y gran ausencia en 2019. Foto: UEC
El Campeonato de Europa de Derny se disputa desde 1962 –aunque no se organizó en algunos periodos- y en su palmarés no sólo cuenta con algunos pistards históricos como Peter Post, Theo Verschueren, Patrick Sercu o Dietrich Thurau, sino que en los últimos años encontramos a corredores como Bredley Wiggins, Elia Viviani, Jesper Morkov o Kenny De Ketele.

En la última edición, celebrada en septiembre en Erfurt (Alemania), la victoria correspondió al neerlandés Nick Van der Lijke, por delante de su compatriota Maikel Ziljaard y del germano Achim Burkart.

En cuanto al mediofondo o stayer, como se le denomina ahora, el Europeo se remonta a los años finales del siglo XIX, y a pesar de la tradición balear, no encontramos ningún español en lo más alto del podio, aunque el mítico Guillem Timoner fue tres veces subcampeón y una más tercero.  En las dos últimas ediciones se imponía el alemán Franz Schiewer por delante del neerlandés Reiner Honig.

Ausente el actual campeón, hay que destacar la importante presencia italiana con destacados pistards como Liam Bertazzo, Davide Plebani, Francesco Lamon o Davide Cimolai, que en la prueba derny se medirán a corredores como el checo Nicolas Petrula, los neerlandeses Zijlaard o Yoeri Havik o los alemanes Burkart o Augenstein.

Las clasificatorias están previstas para las 16:20 del jueves 25 (20 kms. 50 vueltas) y la final, a las 20:30 (40 kms. 100 vueltas)

Aparte de la celebración de Schiewer, la imagen nos muestra claramente
las características de la stayer y de la bicicleta. Foto: UEC
Un día antes, el miércoles 24, se habrá disputado ese primer Campeonato de Europa de Derny femenino, con la clasificatoria a las 17:10 (16 kms. 40 vueltas) y la final a las 20:45 (30 kms. 75 vueltas), y que contará con nombres habituales en los velódromos como las italianas Rachele Barbieri, Simona Frapporti, Silvia Valsecchi o Marta Cavalli, la germana Lea Lin Teutenberg, la noruega Anita Yvonne Stenberg o la neerlandesa Tessa Dijksman.

Los Campeonatos terminarán el viernes 26 con la prueba de stayer, las motos de mayor cilindrada, prueba en este caso exclusivamente masculina y en la que Schiewer intentará el triplete, con permiso de Honig, pero también del germano Daniel Harnish, del francés Emilien Clere o del neerlandés Jeroen Kaldenbach.

También en este caso habrá unas clasificatorias a las 15:00 (30 kms. 75 vueltas) para dar paso a la final a partir de las 20:00 con esa duración habitual de una hora.


Nuevo coordinador de pista de la FMC... que no nos pilla muy lejos


Después de muchos años al frente del Departamento de Prensa y Comunicación de la RFECLuis Román-Mendoza inicia una nueva faceta federativa, esta vez lejos del ámbito informativo, y centrado en la disciplina que, como muchas veces ha reconocido, más le apasiona, ya que será el nuevo coordinador de pista de la Federación Madrileña de Ciclismo. Esta es la entrevista publicada en la web de la FMC

¿Cómo surge la oportunidad de colaborar con la FMC en esta parcela en concreto?

Ya sabéis todos que la pista siempre ha sido la disciplina ciclista que más me ha gustado y que en estos últimos meses me he podido dedicar de forma más intensa, como comentarista en Eurosport o con mi blog, trackpiste.com. Pero pensaba que podía y debía hacer algo más. Surgió un contacto con la Federación Madrileña, hablamos y enseguida vi que estábamos en la misma onda, que había ganas de trabajar por la pista y aquí estamos, para aportar mi granito de arena.

¿Cuáles serán tus funciones dentro de la Comisión de Pista? ¿Irás de la mano de Antonio Pérez y Pablo Galán o serán tareas aparte?

Mi labor va a ser dedicarme a la parte organizativa, a la gestión, si se la puede llamar así, sin inmiscuirme en la parte técnica, que es competencia de Antonio Civantos, de la Comisión Técnica y de los seleccionadores, Pablo y Antonio, que, por cierto, como demostraron en Tafalla, están haciendo una gran labor, aunque en coordinación con ellos, todos integrados en esta Comisión de Pista. Lo que se trata es de descargarles de trabajo en otras facetas para que puedan centrarse en lo suyo, que es trabajar con los corredores. La Federación Madrileña quiere promocionar la pista, para que haya un calendario autonómico como ocurre con otras disciplinas, pero sobre todo que los chavales puedan dedicarse a la pista y que lo vean, bien como una alternativa a otros ciclismos, bien como una práctica complementaria que permita mejorar en los aspectos técnicos y deportivos.

¿Tienes alguna idea para llevar a cabo este objetivo?

La prioridad es poner en marcha, a ser posible este mismo año, ese calendario autonómico, y estamos aún en la fase de recabar ideas, de ver pros y contras. En España se está haciendo un buen trabajo a nivel autonómico, sobre todo en lugares como Cataluña, Baleares, Euskadi o Valencia, por ejemplo, y tengo bastante contacto con sus responsables como para adaptar en la medida de lo posible este funcionamiento a Madrid. Es cierto que todo depende también de los recursos económicos, pero cuando no hay muchos medios, como puede ser el caso ahora, hay que echarle imaginación y sobre todo compromiso. A nivel nacional, debemos trabajar en la misma línea con otras Federaciones Autonómicas para levantar la pista, que vive uno de sus peores momentos en nuestro país, y para que esta disciplina tenga una mayor protección para evitar coincidencias con otras competiciones de carretera y que afecten a la participación, como ha venido sucediendo este último año y que ha tenido consecuencias bastante negativas para Madrid.

¿Cómo ves a la pista madrileña actual en comparación con su estado, por ejemplo, hace 10 años?

En esto de la pista, desgraciadamente se puede aplicar el dicho de que ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’, aunque también es cierto que ahora mismo en Madrid tenemos motivos para ser optimistas, a tenor de los resultados vistos en los Campeonatos de España juniors y cadetes. Hay que trabajar por agrandar esa base, por un lado, para que los resultados no sean el reflejo de una generación mejor o peor, sino para que mantengan una continuidad año tras año. Y, a la vez, hay que hacer todo lo posible para que la pirámide sea cada vez más alta, y que los sub23 y élites no pierdan interés por la pista, y podamos tener opciones también en estas categorías, algo fuera de nuestro alcance ahora mismo.

Tema velódromos. Estás investigando el estado de cada uno de los que hay en la Comunidad de Madrid. ¿Cómo es posible que solo en el de Galapagar se celebren competiciones cuando hay otros como los de Alcobendas o Coslada, que están literalmente desaprovechados?

Ya hice un primer análisis en trackpiste.com, aunque quiero tener más información directa de todos ellos. Como ya escribí, un velódromo como el de Galapagar es, a pesar de sus limitaciones técnicas, todo un lujo, no solo por estar cubierto, sino por las facilidades que siempre hemos tenido allí por parte del Ayuntamiento y del CC Galapagar. Es lógico que la mayor parte de las competiciones se concentren allí. Pero tienes razón de que hay que dar más actividad al resto de los recintos. Algunos como Alcalá de Henares o San Sebastián de los Reyes, por su implicación y medios, van a ser fundamentales en esta nueva etapa, y también me gustaría ver las posibilidades del de Torrejón, mientras otros, como los que nombras de Coslada o Alcobendas, no tienen condiciones para el alto nivel, pero sí para otras actuaciones de base que ya iremos estudiando.

Velódromos en España (XVI): Baleares, el mejor presente en pista

El Palma Arena, en febrero de 2007. Foto: Palma Arena

Para una gran mayoría, Palma Arena es sinónimo de uno de los más graves casos de corrupción política en nuestro país. Pero para los aficionados al ciclismo en pista, su nombre es sinónimo de aquellos Mundiales de 2007, jalonados con el histórico triunfo de Joan Llanerasdespués de una carrera contrarreloj para terminar el recinto a tiempo y que supuso que pocas semanas antes los Campeonatos de España, la primera competición oficial en su interior, se disputasen con polvo de serrín y cemento en el aire debido a que todavía encontramos operarios en el interior trabajando a destajo.

Precisamente por ese mal recuerdo, a finales del año pasado la Asamblea Balear del deporte decidía cambiar su nombre por el del Velódrom Illes Balears, descartándose el nombre que habría sido de justicia, el de Joan Llaneras: aunque sé que al de Porreres está idea le horrorizaba, algún día habrá que reconocerle sus méritos como mejor pistard español de todos los tiempos bautizando el velódromo con ese nombre mucho más emotivo.

La madison del Mundial. Foto: Román Mendoza para RFEC
Pero no adelantemos acontecimientos. Hoy en día, se trata del mejor recinto de toda España –a pesar de que la rapidez de su construcción originó algunos problemas técnicos que retrasaron su homologación definitiva, ya que para el Mundial se dio una provisional-, con un aforo de más de 5.000 espectadores, algo menos que el Luis Puig y su único ‘pero’ es su ubicación, ya que el acceso a Valencia es mucho más económico que a Palma, razón por la que los últimos Nacionales –y los próximos este año- han tenido lugar en la Península. Quizá sea también una de las razones por lo que el Centro de Alto Rendimiento de ciclismo, un proyecto ilusionante que comenzó a funcionar en este recinto auspiciado por Llaneras con la denominación STRYC, se fuera diluyendo por falta de apoyo político y económico… y vuelva a establecerse en la capital del Turia. Un tema que merecería sin duda otro post.

Melia y Escuredo, en el Nacional de 2004.
Foto: Román Mendoza para RFEC
Independientemente de la falta de concentraciones en los últimos años de la selección española y de que otros equipos nacionales prefieran cada vez más otros escenarios para preparar los Mundiales –el velódromo portugués de Anadia es un valor en alza-, a nivel doméstico la actividad es muy intensa en la pista palmesana, principalmente a cargo de la Escola Ciclista Joan Llaneras y de la propia Federación Balear, con dos días para los más pequeños, otros dos para los mayores e incluso los viernes para otros clubes. Eso, por no hablar de la actividad competitiva los fines de semana.

No debemos olvidar que Palma de Mallorca tiene un segundo velódromo, el de Son Moix –muy cerca, al otro lado de la Vía de Cintura-, descubierto y de hormigón, construido en 1987, que albergó varios Nacionales, el último en 2004, pero recientemente remodelado y que sería un lujo en la mayor parte de la geografía española, mientras que en Baleares se trata de un recinto al que se le está buscando actividad ciclista para sostenerlo… aunque en este caso la pista corta de atletismo puede ser un problema de competencias.

Con este panorama, no es de extrañar que el estado de abandono y venta de los velódromos de Campos y Algaida no suponga un mayor problema para el ciclismo balear. Por si fuera poco, también está Sa Voltadora de Sineu, una pista sin apenas peralte, idónea para rodar con bicicletas de carretera y que tiene bastante actividad, sobre todo con las veladas nocturnas en verano.

Presentación de equipos en la LCP 2002. Foto: Román Mendoza para RFEC
No olvidemos que Baleares no es solo Mallorca. Y mientras que de vez en cuando se escuchan, se leen, ideas –no pasan de eso- para construir un velódromo en Menorca, más que nada por el tirón de la figura de Albert Torres, en Ibiza existe un recinto, el de Can Coix, en Sant Antoni, que incluso ha sido escenario de un par de ediciones de la Copa de España de Pista, en 2002 –entonces llamada Liga de Ciclismo en Pista- y en 2011, aunque en esta ocasión, la lejanía supuso una participación bastante escasa.

Fue precisamente ese año cuando se arreglaron algunos problemas –principalmente la barandilla- y se pintó su pista de una cuerda de 285,7 metros –es decir, como Anoeta- y que actualmente sirve principalmente para la actividad habitual de los dos clubes de la localidad y ocasional de algún otro de esta isla.

Rohan Dennis afrontará el record de la hora tras los JJ.OO de Tokio


El campeón del mundo contrarreloj Rohan Dennis ha manifestado a Velonews su intención de afrontar en 2020 el record de la hora, actualmente en poder del belga Victor Campenaerts, que estableció 55,809 kilómetros el pasado 16 de abril en el Velódromo Bicentenario en Aguascalientes.

Web UCI
Aunque no ha fijado una fecha exacta, manifiesta que puede ser después de los Juegos Olímpicos de Tokio, donde afrontará la contrarreloj con el deseo de obtener el título olímpico, su principal meta “porque para ser completamente franco es lo que paga mis facturas”.

En dicha entrevista, manifiesta que no sabe si tendrá el apoyo de su equipo, el Bahrein-Merida, o tendrá que “financiarlo por completo yo mismo", y tampoco sabe el posible escenario, ya que en un principio se decantaba por “un velódromo rápido como Manchester o Sydney”, a nivel del mar, aunque no le convenciese el hecho de volar a su país a mitad de temporada. Pero el hecho de que Campenaerts lo batiese en altura, le abre otro tipo de escenarios: “Pienso que es justo intentarlo así”.

Hay que recordar que Dennis, de 29 años, estableció el record de la hora en Aigle (Suiza) el 8 de febrero de 2015, con una marca de 52.491 kilómetros, que fue batida tres meses más tarde por el británico Alex Dowsett en Manchester (Gran Bretaña), con 52.947 kms.

Segunda carta abierta BEAT Cycling ante la falta de respuesta UCI


Ante la ausencia de respuesta de la UCI a la carta abierta del pasado 24 de junio dirigida a su presidente, David Lappartient, en relación a la reforma del calendario de pista a partir de la temporada 2020, el equipo BEAT Cycling, como una de las partes no sólo interesadas sino afectadas por esa incomprensible medida, ha remitido una segunda carta abierta, “con un sincero llamamiento para informarnos e involucrarnos en el diseño del futuro del ciclismo de pista”.
El equipo neerlandés se lamenta de que “aunque exista un informe elaborado por una consultora líder”, no han tenido conocimiento del mismo, sino de aspectos parciales y que “estaríamos muy interesados ​​en leer este informe para obtener una idea de la razón detrás de los planes anunciados”, y la incidencia que podrían tener en su caso.

De todas formas, manifiestan que “la incertidumbre actual está dañando el desarrollo del ciclismo de pista hoy en día. Mientras escribimos esta carta, estamos en conversaciones con nuevos socios que desean invertir en el desarrollo adicional de nuestro equipo UCI. Es frustrante que no podamos darles ninguna certeza sobre hacia dónde se dirige el ciclismo de pista. Por lo tanto, le recomendamos que brinde mayor claridad lo antes posible. Si nos vemos obligados a esperar hasta la reunión del Comité Directivo en septiembre, será difícil para todos los involucrados en el ciclismo de pista planificar para 2020”.
En la misma carta, el equipo ratifica una realidad, desde la que ya nos hemos hecho eco en TrackPiste: “No somos los únicos que estamos preocupados. Hemos visto una gran cantidad de cobertura en los medios de comunicación, interacción en las redes sociales y comentarios de corredores interesados, organizadores de carreras y otras partes interesadas en el deporte del ciclismo”. En concreto, BEAT Cycling abrió una plataforma de firmas de apoyo “con más de 6,600 personas ya han indicado que comparten nuestras preocupaciones y apoyan nuestra misión #KeepUsOnTrack”, despidiendo su carta con su disposición a la colaboración y al diálogo, esperando una respuesta a la misma.

Tres reflexiones sobre unos pistards madrileños que no pudieron ser campeones de España, ni de Europa, ni lo serán del Mundo

Terminados los Campeonatos de Europa de pista para juniors no puedo sino hacerme unas preguntas en relación a la importancia que tendría hacer una buena planificación del calendario, protegiendo al más débilen este caso la pista, para no encontrarnos situaciones kafkianas como la que me voy a referir, personalizadas en los madrileños Raúl García y Javier Serrano, aunque podría ser en cualquier otro en sus mismas circunstancias, que, reflexionando sobre ellas y siempre teniendo en cuenta unas situaciones de carrera de las que prescindo -es decir, pienso en lo que me gustaría que fuese que puede estar muy lejos de la realidad-, no pudieron ser campeones de España, ni de Europa de madison, como tampoco lo podrán ser del Mundo.

Mano a mano en la puntuación de Tafalla. 
Foto: Román Mendoza
La Copa de España de pista finalizaba los días 30 y 31 de marzo, ya con la temporada de carretera bastante iniciada, lo que provocó numerosas ausencias en el Luis Puig valenciano, principalmente por la coincidencia con una cita de la Copa de España de féminas, pero también con la actividad de la selección junior en Bélgica, donde competía, por ejemplo, nuestro flamante medallista continental, Raúl García.

En ese evento se introdujo por primera vez la madison como Campeonato de España, con una loable intención de descargar los Nacionales de pista de Semana Santa, pero sin medir las consecuencias derivadas de las coincidencias, entre ellas la ausencia del citado corredor madrileño, que –por lo visto a lo largo de la temporada- podría haberse proclamado perfectamente campeón de España de madison con su ‘alter ego’ Javier Serrano de haberse programado el Nacional en otras fechas, por ejemplo en las protegidas y habituales de Semana Santa donde se dilucidaron el resto de títulos y en el que ambos fueron protagonistas destacados. Una primera reflexión que seguro muchos ya se han hecho y comparten.

El ‘puntito por encima’ de los madrileños en Tafalla se ha vuelto a ver en el reciente Europeo, donde se han llevado sendas medallas de bronce, Javi en el omnium, Raúl en el scratch, aunque donde me hubiera gustado verles en el podio, o luchando por él, es en esa madison. Claro que si no son campeones de España es lógico que el seleccionador elija a los vigentes ‘rojigualdos’ … y más si los madrileños ese mismo día tienen un compromiso con su equipo en la Copa de España, en la prueba de Sanse, donde García defendía y consolidaba su liderato y Serrano terminaba imponiéndose. Algo, insisto, perfectamente comprensible.

En la Copa de España de Sanse. Foto: Kometa
Mi segunda reflexión es obvia, sobre las coincidencias de determinadas citas del calendario nacional, aunque sean de carretera, con un Campeonato continental, aunque sea de pista. En todo caso, sobran los comentarios si en años anteriores incluso se había programado una Copa de España coincidiendo con el propio Europeo de carretera, lo que originó que el líder de la competición tuviera que correr en Dinamarca y volar deprisa y corriendo hacia España para defender su suerte.

La tercera y última reflexión es la más alucinante, ya que los Campeonatos de España de carretera están programados del 17 al 19 de agosto ¡¡¡coincidiendo con los Mundiales de pista, del 14 al 18!!! Mira que hay semanas a lo largo del año, pero no hay nadie que quiera decir ¡no, ahí, no!. En este caso no solamente son los equipos los que más desean que sus pupilos logren el maillot rojigualdo, sino que las selecciones autonómicas también desean contar con sus mejores hombres, con toda razón, algo que no pongo en duda. 

Está claro que García y Serrano no van a poder luchar por ser campeones del mundo. Ojalá me equivoque, pero insisto que entiendo perfectamente a su equipo y a su selección, a falta de un mínimo de planificación, de sentido común, en el calendario, que pasa simple y llanamente por proteger no más de siete u ocho fechas a lo largo del año. La pista -y el ciclismo- lo agradecería.

Alemania, trece oros, domina Gante; España cierra con dos bronces


Friedrich, sin acusar el cambio de categoría. Foto: UEC
Con trece medallas de oro –en las 44 pruebas en juego- cuatro de plata y siete de bronce, Alemania se ha impuesto en el medallero de los Campeonatos de Europa de pista para juniors y sub23 disputados esta pasada semana en el velódromo Eddy Merckx de Gante (Bélgica). Gran Bretaña (7, 5 y 2) y Rusia (6, 3 y 7) le respaldaban en un medallero en el que también hay que destacar a Italia en la parcela femenina, y en el que España ocupaba una discreta decimoquinta posición de las quince naciones representadas en esta tabla, con dos preseas de bronce. Un evento cuya próxima edición se celebrará en Anadia (Portugal) del 14 al 19 de julio de 2020.

Aunque se saltó algunas pruebas en la que se esperaba podía esperar su presencia, en concreto el ómnium, la italiana Letizia Paternoster fue nuevamente una de las grandes protagonistas sub23, al llevarse tres títulos: la eliminación, la madison con Elisa Balsamo y la persecución por equipos, con esta ciclista y con Vittoria Guazzini, Martina Alzini y Marta Cavalli. Por el contrario, en las pruebas cortas, a pesar del triunfo de la gala Mathilde Gros en la velocidad, debemos destacar la eclosión de la germana Lea Sophie Friedrich, reina del Mundial junior el año pasado, y que se va de este evento con dos oros –keirin y 500 metros- y la plata en el sprint.

Lavreysen, esperado triunfador. Foto: UEC
Pasando a los hombres, la presencia de todo un campeón absoluto como el neerlandés Harrie Lavreysen marcó las pruebas cortas, llevándose la velocidad individual y por equipos, aunque no pudo hacer el pleno ya que en el keirin tuvo que conformarse con la plata, ante otro velocista ya consolidado como el francés Sebastian Vigier. Esta presencia nos impidió ver a jóvenes con opciones, salvo el también galo Rayan Halal o el checo Martin Cechman.

En fondo, destacaremos al británico Mathew Walls, doble oro en ómnium y madison, así como a la cuarteta rusa, con Ivan Smirnov, Gleb Syritsa, Dmitry Mukhomediarov y Lev Gonov, que se llevaba el oro con un tiempazo (3:53.843), aunque dos de sus componentes caían en la individual ante el germano Felix Gross, ganador con otro gran registro de 4:12.895.

Los juniors que vienen

Podio de la madison junior femenina. Foto: UEC
Pasando a la categoría junior, destaquemos a la velocista germana Alessa-Catriona Propster, compañera el año pasado de Friedrich, y que este año se llevaba el keirin y la velocidad, con la plata en los 500 metros y el bronce por equipos. Entre ellos, mencionaremos al griego Konstantinos Livanos, ganador de la velocidad y el kilómetro, y al alemán Julien Jager, del keirin y la velocidad por equipos.

Y terminando con los fondistas juniors, mencionaremos a la italiana Eleanora Camilla Gasparrini, ganadora del ómnium e integrante de la cuarteta de oro, así como bronce en la madison, en estas dos pruebas con Sofia Collinelli, así como Elynor Backstedt, oro en persecución individual y madison, con Sophie Lewis, y plata por equipos, aunque también es de justicia reconocer el desempeño sin oros de la irlandesa Iara Gillespie, con tres medallas de plata (puntuación, persecución y scratch). Entre los hombres, mencionaremos al ruso Vlas Shichkin, triunfador de la madison y de la puntuación, o el neerlandés Casper Van Uden, campeón del ómnium y subcampeón de la americana.

España, sin continuidad

Serrano, en el omnium. Foto UEC
Las dos medallas logradas por España suponen un ligero paso adelante respecto al pobre balance sin metales de Aigle 2018, pero se mantiene en la discreta línea de años anteriores, solo que en esta ocasión uno de los bronces, el de Javi Serrano, es en una prueba olímpica y de tanto prestigio como el ómnium, aunque más destacable que los propios resultados es la actitud y valentía del madrileño así como el otro laureado, Raúl García, y de la vasca Naia Amondarain, con una notable quinta plaza en la puntuacución. No se vio tan activa a la balear Lucía Gómez, aunque también terminó en puestos de diploma, sexta, en el scratch.

Igualmente hay que señalar el desempeño de Ekain Jiménez, por lo que significa que volvamos a tener un velocista con hambre en estas categorías. Más valioso que el quinto puesto del kilómetro con récord nacional incluido (1.03.672) es el octavo lugar en la velocidad por cómo se produjo.

Del resto, actuaciones dispares, con algunos detalles interesantes pero al parecer insuficientes, en un Europeo en el que algunos pistards acusaron tener que competir en pruebas que no eran habitualmente las suyas. Mención aparte merecen los dos únicos sub23 presentes, Alejandro Martínez y Eukene Larrarte, que no rindieron como se esperaba, aunque en el caso de la vasca por razones absolutamente fuera de su voluntad en el ómnium.

Una original foto UEC de nuestra cuarteta
Terminamos con un repaso especial a las cuartetas, ya que fue el motor del trabajo de la selección en los meses anteriores, intentando comenzar un proyecto de futuro que, de momento, no tendrá continuidad, ya que la idea es recudir drásticamente la presencia en el Mundial de Stuttgart, por otro lado marcado por la injustificable coincidencia con el Nacional de carretera de Asturias.

En el caso de los hombres, los 4:17.954 están lejos de los 4:13.201 de la última ocasión que se compitió en un Europeo, en 2015, que por cierto son plusmarca oficiosa, aunque en la tabla figuren los 4:15 desde 2008; del tiempo de las mujeres, 4:54.638, tampoco se puede decir mucho, aunque en este caso la confianza radicaba en la presencia de varias ciclistas de primer año en esta cuarteta… que tendrá que esperar por lo menos a 2020 para volver a competir.