Dos Mundiales de pista: Comparaciones odiosas pero necesarias


Con seis medallas –tres oros, dos platas y una de bronce-, España terminaba en el cuarto lugar del medallero de los recién finalizados Campeonatos del Mundo de paraciclismo en pista. Cierto que las tres naciones que terminaban por encima quedaban bastante distanciadas –Reino Unido con 21, Australia, con 16 y China con 12-, pero la posición de nuestro país evidencia su condición de potencia mundial en ciclismo adaptado, tanto ahora en pista como vemos en verano en carretera.

Sebastián Mora. Foto: RFEC
Pero este post no surge para destacar los indudables méritos de nuestros paraciclistas, sino para hacer una comparación, tan odiosa como necesaria, con el –llamémosle así- ciclismo convencional de pista, que del Mundial de Apeldoorn se iba con una sola presea –la plata de Sebastián Mora-, en la duodécima posición del ranking por naciones.

¿Son tan diferentes estos dos ciclismos como para que tengan estos resultados tan dispares? Según se mire y, sobre todo, según se quieran buscar similitudes y soluciones que se están demandando a gritos ante los oídos sordos de quienes más deberían preocuparse.

El paraciclismo tiene combina diferentes tipos de corredores. Por ejemplo, jóvenes que siempre han sido corredores, incluso centrados en la pista –Alfonso Cabello, Eduardo Santas...-, con otros que han sido captados de otras disciplinas deportivas, ajenas incluso al ciclismo –Ricardo Ten, Ignacio Avila…-. Corredores con una amplia experiencia en los velódomos y las carreteras, con otros que han ido progresando desde abajo. Y por supuesto, unos especialistas en fondo y otros en velocidad. Por no hablar de que hoy en día tenemos grandes corredores en las cuatro modalidades paraciclistas, las propias de pista –bicicleta y tándem- con las exclusivas de carretera –handbikes y triciclos-.

Ricardo Ten. Foto: UCI_Paracycling
Sin ánimos de ser exclusivos o excluyentes, todo ello puede deberse a la presencia de un patrocinador volcado con esta modalidad como Cofidis, que incluso tiene un programa de captación de promesas, aunque mucho de su actuación tenga un carácter de promoción social de la marca que no es deportivo. Y, por supuesto, un trabajo combinado desde la base hasta la cima.

En el ciclismo en pista convencional nada de esto existe. No se ha buscado un patrocinador exclusivo que pueda ser el soporte para todo este programa. Y como decía recientemente, no es sólo cuestión de dinero, sino de imaginación y compromiso, sobre todo. Y por supuesto que se pueden captar corredores de otras disciplinas: en este caso no hay que irse tan lejos como a la natación de Ten o el atletismo de Avila, sino que vale con el ciclismo de carretera.

Las comparaciones son odiosas, pero necesarias. Y aunque en ciclismo adaptado no todo es de color dorado –aunque no es el tema de este artículo- no hay peor ciego que el que no quiere ver… o mira en la dirección incorrecta.

Un cierre sin medallas, pero con Santas segundo en el ómnium


Terminaron los Campeonatos del Mundo de paraciclismo en pista sin nuevas medallas para la selección española, aunque Eduardo Santas remataba su notable actuación –con dos platas previas, en persecución y kilómetro- con la segunda plaza en la general final del ómnium, prueba de exhibición y que hoy se decidía en la clase C3 con el scratch.

Y es que, a pesar de intentarlo, el navarro solo pudo ser quinto en esta última prueba, que ganaría el australiano David Nicholas, por delante del norteamericano Joseph Bereni, ganador de la combinada, con seis puntos de ventaja (150 a 144) sobre Santas.

Buen quinto puesto del debutante Oscar Higueras en el scratch C4, que se llevaba el colombiano Diego Dueñas. El español era sexto en la general del ómnium que se adjudicaba el norteamericano Jason Macom. Mientars que el australiano Alison Donohoe se imponía en la clase C5, prueba que no terminó Pablo Jaramillo, mientras que la general se iba también para Estados Unidos, en la persona de John Gildea.

Las esperanzas de medalla en esta última jornada venían con el equipo de velocidad –Amador Granados, Eduardo Santas y Alfonso Cabello-, pero la quinta plaza en la clasificatoria (50.648) les dejaba fiera de las finales, sin opciones de revalidar el bronce del año pasado. En la final absoluta China derrotaba a Gran Bretaña (49.133 a 49.378), mientras que en la lucha por el bronce, Estados Unidos derrotaba a Australia.

Los tándems, por su parte, afrontaron el torneo de velocidad. Ginesa López y Mayalen Noriega finalizaban en decimotercer lugar en los 200, con un tiempo de 12.843, mientras que el tándem formado por Ignacio Ávila y Joan Font marcaba 10.577, décimo registro, lo que suponía que ninguna de las dos duplas pasaba a la siguiente ronda.

El torneo femenino registraba la victoria de las británicas Sophie Thornhill-Helen Scott sobre las australianas Jessica Gallagher-Madison Janssen, mientras que el masculino acababa con doblete británico al derrotar en la final Neil Fachie-Mathew Rotherham a James Ball-Peter Mitchell. Por cierto, en octavo lugar terminaba el tándem germano formado por el fornido Robert Forstermann conduciendo a Kai-Kristian Kruse, a pesar de que el piloto ha estado compitiendo esta misma campaña en pruebas de la Copa del Mundo.

De esta forma terminaba un gran Mundial para España saldado con tres oros –Ricardo Ten en persecución y scratch C1 y Alfonso Cabello en kilómetro C5-, dos platas –ambas de Eduardo Santas en el kilómetro y la persecución C3- y el bronce de Ten en el kilómetro C1.


Fotos: RFEC

Ten remata su fenomenal Mundial con otro oro y el omnium


Ricardo Ten ha rematado su fenomenal actuación en el Mundial de paraciclismo en pista de Apeldoorn con una nueva medalla de oro, en el scratch, C1 y el triunfo consiguiente en el ómnium, prueba fuera del programa que contempla las suma de los resultados en la persecución, el kilómetro, los 200 y el scratch.

Foto: UCI Paracycling
El valenciano se impuso por centímetros en la llegada ante el ruso Ivan Ermakov, siendo ambos los mejores en la combinada, con 160 y 144 puntos, respectivamente, después de haber estado muy activo durante toda la carrera. De esta forma, España alcanzaba la sexta medalla en este Mundial, de las que la mitad, concretamente dos de oro y un bronce- han sido logradas por Ten.

En C2, Maurice Eckhard obtenía la 14ª plaza en un scratch en el que estuvo en las primeras posiciones durante toda la carrera, aunque no pudo rematar. El canadiense Tristen Chernove conseguía el oro y, por ende, el triunfo en el ómnium, en el que el español era 14º.
El resto de pruebas de scratch disputadas, todas ellas femeninas, recogieron los triunfos de las chinas Sini Zeng (C1-2), Xiaomei Wang (C3) y JIanping Ruan (C4) y la británica Sarah Storey (C5).

Foto: RFEC
En hombres, también se disputaron las persecuciones en las clases con menos discapacidad. En C4, Oscar Higuera terminaba duodécimo, con un tiempo de 5:06.371, en una final en la que el eslovaco Jozef Metelka doblaba al británico George Peasgood. Y en C5, en una disciplina que no es la suya, Pablo Jaramillo solamente podía ser 17º, con 5:16.085. El australiano Alistair Donohoe acababa por la vía rápida el ucraniano Yehor Dementiev en la lucha por el oro.

La jornada se completó con el kilómetro de los tándem. Entre las féminas Ginesa López y Mayalen Noriega terminaban en la posición 14ª (1:13.590), en una prueba que se adjudicaban las británicas Sophie Thornhill y Helen Scott, con 1:05.612

También hubo protagonismo británico en la prueba masculina, en este caso con doblete de James Ball-Peter Mitchell (1:00.060) y de Neil Fatchie-Matt Rotherham (1:00.190), con la quinta plaza para los españoles Ignacio  Avila y Joan Font (1:03.000).


Velódromos en España (I): Seis recintos muy diferentes en Cataluña


Una de las quejas más comunes sobre el ciclismo en pista que solemos escuchar es que no hay más actividad porque no hay velódromos. Por este motivo, y atendiendo la petición de varias personas, comenzamos un análisis sobre el estado de las distintas instalaciones que hay en nuestro país.

Velódromo de Horta. Foto: FCC
Y comenzamos por Cataluña donde actualmente hay seis velódromos en distintos grados de conservación y utilización y, lo que es más importante, con perspectivas muy diferentes respecto a su futuro.

Sin duda el más conocido, el que más actividad desarrolla, el que está en un mejor estado de conservación y el que tiene un futuro más halagüeño es el de Horta. Aparte de albergar la sede de la Federación Catalana de Ciclismo, desarrolla una amplia actividad de lunes a sábado, alternando sesiones de iniciación con otras de tecnificación, incluso de puertas abiertas, gracias no sólo a la FCC, sino a clubes como Génesis, Barcelona Pista, Terrassa, Olot y Ataraxia.

El verano pasado, se tuvo que suspender el Trofeo Ciutat de Barcelona, debido a la insuficiente iluminación del recinto para albergar una prueba UCI, pero el problema está en vías de solución, con el compromiso de las autoridades municipales, y se podrá disputar el próximo mes de septiembre.

La otra tradicional demanda sobre este velódromo es que se cubra para poderse utilizar de forma permanente. Y es que, aunque la madera se cambió en 2013, la humedad nocturna en invierno afecta especialmente al peralte norte, por lo que resulta imposible su uso por las mañanas durante esos meses.

Reciente competición en Mont-roig. Foto: FCC
Curiosamente esta demanda podría verse satisfecha… si sale adelante el proyecto para los Juegos Olímpicos de Invierno Barcelona-Pirineus 2030, que contempla este recinto, ya cubierto, como escenario de las pruebas de hockey sobre hielo, con una pista no permanente que se utilizaría en algunas ocasiones, quedando el resto del tiempo a disposición del ciclismo.

Aunque el velódromo de Montroig del Camp, en esta localidad tarraconense y con la denominación de Josep Florencio –el padre de los conocidos ciclistas Xavi, Josep y Nuria-, necesitaría un buen ‘lavado’, hay que reseñar la gran actividad que desarrolla el CC Montroig, con más de un centenar de niños. Un interesante caso de éxito que, ojalá, se repitiese en muchos otros lugares de la geografía.

Sin ir más lejos en el vecino Camp-Clar, en una barriada de Tarragona, con un recinto descubierto y de cemento –como todos, salvo Horta-, que actualmente está cerrado. Con motivo de los Juegos Mediterráneos fue ‘adecentado’, pero para albergar las competiciones de petanca y como almacén. Y aunque se pueda pensar que se dejó pasar una oportunidad histórica con Tarragona 2018, lo cierto es que hay una buena disposición por parte de las autoridades para esa necesaria rehabilitación y reutilización.

Un caso diferente es el de Tortosa, un recinto que hace menos de diez años parecía condenado a la desaparición después de una larga vida albergando pruebas nacionales e internacionales desde su inauguración en 1943, después de quedar prácticamente en desuso. Sin embargo, el movimiento ciclista no sólo le salvó, sino que recientemente ha sido pavimentado y repintado –en un llamativo color azul, por cierto- y vuelve a tener una actividad que, ojalá, siga creciendo, gracias al CC Baix Ebre.

Protestas en Mataró
Puede ser un ejemplo para Mataró, en uso desde 1946 aunque no fuese inaugurado hasta dos años más tarde, pero que entró en declive desde que pasó a ser de propiedad municipal. Recientemente nos hacíamos eco de que, en los presupuestos participativos de esta localidad barcelonesa, no fue tenida en cuenta la propuesta para una remodelación integral, temiéndose que sea la antesala de una posible demolición, al no existir esa voluntad política para salvarlo y a pesar de la lucha que ‘capitanea’ el EC Mataró. Hoy por hoy es casi imposible rodar… aunque algún valiente se atreva. Una lástima porque esta instalación, pese a tener una cuerda de 200 metros, siempre contó con un gran número de practicantes.

En un estado muy similar de deterioro se encuentra el de Lleida, inaugurado en 1919, aunque fuese totalmente remodelado en 1944. Además, cuenta con otras circunstancias que no favorecen precisamente su futuro, como su medida extraña de unos 260 metros o la “invasión” de la grada del estado de fútbol contiguo que sobrevuela la pista. Por ello podría pensarse que la instalación está condenada, y en cierto modo es así, aunque las autoridades ilerdenses, de las que ‘tira’ un especialmente activo Sergi Escobar, así como los clubes Terres de Lleida y Cocodrilos, han sopesado la posibilidad de construir una nueva instalación, que podría ser incluso cubierta.

Curiosamente Girona, donde comenzó el ciclismo en pista en Cataluña, no cuenta con ninguna instalación, a pesar del trabajo de tecnificación en carretera y pista de la FCC en esta zona, aunque si se consolidan estas instalaciones, la situación podría considerarse como muy positiva.

Segundo podio consecutivo para Santas y Ten, en el kilómetro


Con la medalla de plata de Eduardo Santas en el kilómetro C3 y de bronce de Ricardo Ten, España suma ya cinco preseas, cuando apenas van transcurridos dos de los cuatro días de los Campeonatos del Mundo de paraciclismo en pista de Apeldoorn (Países Bajos).

Santas saboreó hasta el final la medalla de oro, ya que con el tiempo de 1:09.553 estuvo como mejor registro mucho tiempo hasta la llegada del último competidor, el norteamericano Joseph Berenyi, que con 1:08.381, le relegaba a la plata, la segunda del navarro en lo que va de Mundial. El belga Diederick Shlefhout completaba el podio, con 1:09.698, es decir, a apenas 14 centésimas del tiempo de Santas.

Por su parte, Zanghyu Li se ‘vengaba’ de su derrota de ayer y era el más rápido en la clase C1, con un tiempo de 1:11.817, por delante de su compatriota Waicong Liang, con 1:13.865, y de Ten, con 1:16.266.

En cuanto a la clase C2, Maurice Eckhard terminaba lejos de las primeras plazas, en concreto en el puesto 19º, con 1.22.825, en una competición que se adjudicaba el colombiano Alejandro Perea, con 1:12.838, nuevo record del mundo.

En las categorías femeninas, sin presencia española, las ganadoras fueron Jieli Le (China), en C1, Armanda Reid (Australia), en C2, y la también australiana Paige Greco, ganadora ayer de la persecución, y que establecía un record del mundo en la distancia, con 39.442, casi dos segundos mejor que la anterior plusmarca.

La cruz de la jornada correspondió al tándem masculino Ignacio Avila-Joan Font, que en esta ocasión no pudo meterse en la lucha por las medallas, al terminar sexos en la clasificatoria, con un tiempo de 4:18.939, a más de siete segundos del ‘corte’ de las finales. Los neerlandeses Vincent Ter Schuere-Timo Fransen y los polacos Marcin Polak y Michal Ladosz llegaban a la final separados por apenas media décima, lo que auguraba un bonito enfrentamiento… que no supieron aprovechar los locales (4:13.690 a 4:12.490), quienes también subían al podio con la medalla de bronce con Tristan Bangma y Patrick Bos.


En féminas, triunfo de las neozelandesas Emma Foy-Hanna Van Kampen, sobre las belgas Griet Hoet-Anneleen Monsieur, por una diferencia de seis segundos con las debutantes españolas Ginesa López y Mayalen Noriega en décima posición con 3:48.598.

La jornada se completó con la prueba de los 200 –tercera de las cuatro que componen el ómnium, de exhibición- para todas las clases de bicicletas, en las que se destacaba nuevamente Ten, que con 12.640 no sólo se imponía y pasaba a liderar el ómnium a falta del scratch de mañana –con el canadiense Ross Wilson a diez puntos-, sino que establecía un nuevo record del mundo. Santas era cuarto y ocupa la segunda plaza a solo dos puntos de Berenyi.


Fotos: UCI_Paracycling.

Cabello y Ten en lo más alto del podio; Santas, en el segundo escalón en el inicio del Mundial de paraciclismo de Apeldoorn


La primera jornada de los Campeonatos del Mundo de paraciclismo que se celebran en Apeldoorn (Países Bajos) se ha saldado con dos medallas de oro –Alfonso Cabello y Ricardo Ten- y una de plata –Eduardo Santas- para la selección española en los diez podios que se han dilucidado hoy.

Cabello lograba su quinto título de campeón del mundo del kilómetro C5 al imponerse en la final con un excelente tiempo de 1:04.414, su mejor registro a nivel del mar, y que fue anunciada por error como record del mundo, aunque quedase lejos de su propia plusmarca mundial de 1:01.683 obtenida hace cinco años en Aguascalientes. Blaine Hunt (Gran Bretaña), con 1:06.406, y Christopher Murphy (Estados Unidos), con 1:06.495 completaban el podio, con un Pablo Jaramillo que ocupaba la duodécima plaza, con 1:08.586.

La segunda medalla de oro llegaba en la final de la persecución C1, a cargo de Ten, que derrotaba al chino Zhanghyou Li, algo que se esperaba a tenor de lo sucedido en la clasificatoria matinal en la que el valenciano batía el record del mundo, que estaba en poder del propio Li desde Rio por tres décimas (3:50.051 a 3:50.373), aventajando en dicha serie a su rival en cuatro segundos. Incluso la final acabó antes de tiempo al doblar Ten a su contrincante.

Todavía tendríamos un tercer español en finales, Santas, que lograba la medalla de plata tras caer en la final ante el australiano David Nicholas. En la clasificatoria, el español había marcado un tiempo de 3:32.127, a algo más de un segundo y medio de su rival, y por la tarde la diferencia fue algo más amplia, con peor tiempo para el español (3:29.879 a 3:37.245).

Por su parte en C2, Maurice Eckhard era decimotercero (3:55.694), con una final que enfrentó a Darren Hicks (Australia) y Tristen Chernove (Canadá), con triunfo cómodo del primero 3:45.30 a 3:48.895. En las pruebas femeninas, triunfos de la británica Katie Toft (C1), de la china Sini Zeng (C2) y de la australiana Paige Greco (C3).

En la otra final del kilómetro de la tarde, la de C4, se imponía, como era de esperar, el británico Jody Cundy, con 1:05.422, por delante del eslovaco Jozef Metelka, con 1:08.477, y con el debutante español Oscar Higuera en el puesto 12º, con 1:11.957, mientras que en 500 los títulos eran para la neerlandesa Caroline Groot –por delante de la mítica Sarah Storey- en C4 y para la británica Kadeena Cox en C5, ambas sin presencia hispana.

Destacar igualmente la tercera posición española en el tándem team sprint, obtenida por Ignacio Avila-Joan Font y Ginesa López-Mayalen Noriega, por detrás de Polonia e Irlanda, aunque recordemos que se trata de una prueba de exhibición y por ello sólo participaron tres equipos, una participación muy por debajo de lo esperado.


Fotos: UCI_Paracycling


Camino Tokio 2020 (y V): Las citas de la temporada definitiva


Como en el caso de la primera campaña, la clasificación olímpica se terminará de decidir con la puntuación obtenida en el Mundial de Berlín 2020, en los Campeonatos continentales correspondientes y con los tres mejores resultados en la Copa del Mundo, que consta de seis pruebas, sin que este año haya que descartar uno del propio continente ya que ninguno tendrá más de dos pruebas.

Para hacernos una idea, los continentales adjudican 600 puntos al ganador de cada prueba individual, las Copas del Mundo, 500 y los Mundiales, una puntuación doble de la que aparece en la tabla, es decir, 1.500, tres veces más que las Copas del Mundo, por lo que está clara cuál debe ser la apuesta para Tokio 2020.



- Campeonato Panamericano. Principios septiembre. Cochabamba (Bolivia)
- Campeonato de Oceanía. 16 al 19 de octubre. Invercargill (Nueva Zelanda)
- Campeonato de Europa. 16 al 20 de octubre. Apeldoorn (Países Bajos)
- Copa del Mundo 2019-20 I. 1 a 3 de noviembre. Minsk (Bielorrusia)
- Copa del Mundo 2019-20 II. 8-10 de noviembre. Glasgow (Reino Unido)
- Copa del Mundo 2019-20 III. 29 noviembre – 1 de diciembre. Hong Kong (Hong-Kong)
- Copa del Mundo 2019-20 IV. 6 a 8 de diciembre. Cambridge (Nueva Zelanda)
- Copa del Mundo 2019-20. V. 13 a 15 de diciembre. Brisbane (Australia).
- Copa del Mundo 2019-20 VI. 24 a 26 de enero. Milton (Canadá)
- Campeonato del Mundo 2020. 26 de febrero a 1 de marzo. Berlín (Alemania)

En el calendario UCI no aparecen aún los Campeonatos Asiático y Africano.