Keirin


El keirin es una variante de velocidad tomada de la prueba tradicional japonesa de igual nombre –creada en 1948- con la que, no obstante, presenta notables diferencias. Fue incluida en los Mundiales en 1980, en el caso de los hombres, y en 2002, para las mujeres, mientras que en los Juegos Olímpicos se comenzó a disputar en 2000 y 2012, respectivamente.

Las carreras se corren con un máximo de 7 ciclistas, sobre seis vueltas en pistas de 250 metros o la distancia más próxima a 1.500 metros en los de otras distancias, después de que en el presente ciclo se redujera en dos vueltas. Los ciclistas se sitúan detrás de una motocicleta llamada derny, que va incrementando su velocidad mediante el pedaleo hasta los 50 kilómetros por hora y que abandona la pista justo a mitad de prueba, poco antes del paso por la línea de persecución, de tal forma que la mitad de la prueba se hace tras la misma y el resto, sin ella.

El torneo de keirin se desarrollaba en cuatro fases –primera vuelta, respescas, semifinales y finales-, aunque, de cara a los Juegos Olímpicos, se ha introducido una serie de cuartos de final que supone un esfuerzo adicional para los corredores, comprensible en la cita olímpica, donde hay menos competiciones y más días, pero sin ningún sentido en el sobrecargado Mundial. Y mejor que explicarlo, verlo en el cuadro adjunto.

Las posiciones de salida se determinan por sorteo, colocándose por ese orden sobre la línea de persecución dejando libre el pasillo de sprinters por el que pasará la derny, a la que deberán seguir en el momento del pistoletazo de salida. Todos estarán sujetos por sus técnicos, que no podrán empujarlos.

Los corredores mantienen las posiciones detrás del conductor al menos durante la primera vuelta y no podrán dejar espacio tras la derny hasta que abandone la pista, ni tampoco delante del corredor que le precede. En caso de incumplimiento la carrera será detenida y los ciclistas, descalificados. A partir de ese momento puede haber variación de orden siempre que no se deje esos espacios libres.

Lo mismo sucederá en el caso de que uno o varios corredores sobrepasan el borde delantero de la rueda delantera de la derny antes de la línea de persecución cuando abandona la pista y que tendrá la misma sanción: parada de carrera y descalificación de los implicados.

Tras la retirada de la moto, solamente se detendrá la carrera en caso de que el incidente afecte a la seguridad de la misma, aunque podrán tomarse decisiones al respecto del desarrollo de la misma en el sprint, que se rige por las mismas normas que la prueba de velocidad.

Chris Hoy es el indudable número uno en la historia del keirin, gracias a sus cuatro títulos mundiales -2007, 2008, 2010 y 2012- y dos olímpicos -2008 y 2012- con Anna Meares con tres ‘arco iris’ junto al triunfo en Londres 2012 y la plata en Pekin 2008.

José Antonio Escuredo es el gran referente español de esta disciplina, con un subcampeonato olímpico en 2004 y dos veces plata en los Mundiales (2004 y 2006). Como el caso de la velocidad, el gerundense es el más laureado a nivel nacional, con ocho ‘rojigualdos’, uno más que Helena Casas.

1 comentario:

  1. Personalmente, es la prueba que más me ha gustado siempre, no porque haya conseguido más resultados, eso puede que sea una consecuencia de lo otro, para mi era como el circo romano y nosotros los gladiadores, esa "lucha" me atraía mucho, en cuanto escuchaba el característico ruido de la derny inconscientemente cambiaba el chip y me ponía en situación, todavía se me sube el pulso ahora cuando voy a una pista y oigo ese sonido.
    Anteriormente en mis inicios considero que era más espectacular que ahora, por la alta cadencia que se llevaba y la forma de competir, en ese sentido la época de Hoy marcó un poco el cambio, también es cierto que era mucho más agresivo que ahora y peligroso, en eso se ha mejorado, pero posiblemente esa agresividad formaba parte de su encanto.
    Otra de las particularidades del Keirin es que es muy abierto al entrar otros factores en juego y algo que a día de hoy todavía no logro entender, el porqué de que haya excelentes corredores de velocidad que no rinden en el Keirin, recuerdo como corredores que en velocidad te podían ganar y en un Keirin la cosa cambiaba y no solo por cuestión de táctica o colocación, recuerdo perfectamente como se les podía ganar por fuerza cuando en la prueba de velocidad era mucho más difícil, supongo que entraban factores de motivación tanto a favor como en contra, la técnica de competición difiere también respecto a la medición de las distancias...no lo se pero lo cierto es que ocurría y ocurre.

    José Antonio Escuredo
    www.joseescuredo.com

    ResponderEliminar