El sueño olímpico de Torres y Mora comienza en Sierra Nevada

El adelanto de fechas del Campeonato de Europa de pista este año, desde las habituales del mes de octubre hasta los primeros días de agosto, ha supuesto un importante cambio en los planes de preparación de Albert Torres y Sebastián Mora, que estos días se encuentran en Sierra Nevada. “Supone un cambio radical -señala el menorquín-. Otros años, hasta agosto podía competir en pruebas de carretera, pero ahora el Europeo es una prioridad, un objetivo que hay que preparar específicamente, y más teniendo en cuenta que es la primera de las pruebas que cuenta para la clasificación olímpica, que es el gran objetivo”.
Pese a ello, este tipo de preparación no es nueva para ambos, aunque con matices. “He estado varias veces en altura, aquí en Sierra Nevada, pero para preparar la temporada de carretera. Pero para pista, solamente había estado antes de los Juegos Olímpicos de Londres”, indica Torres, mientras que Mora añade que “la primera vez fue cuando preparé el Europeo de Grenchen, en 2015 -en el que obtuvo dos medallas de oro- y luego repetí para París, donde ganamos la madison”.
Mora y Torres en Six Day Mallorca/ © 6 Days Series
Eso sí, la estancia será diferente: mientras que el castellonense permanecerá hasta el día 16, el balear continuará diez días más, por lo que no estará en los Campeonatos de España de carretera. “Como te decía antes, con el Europeo en octubre lo podría hacer. Pero con esta cita en agosto, es una prioridad absoluta, y hay que empezar con buen pie”.
Mora sí se ha planteado estar en los Nacionales. “No es un objetivo principal, pero sí una cita importante porque se corre en casa, por las carreteras por las que entreno y me hace ilusión”. Por cierto, en Sierra Nevada ha coincidido con los dos pros castellonenses, Oscar Cabedo y Oscar Pelegrí. “Para ellos sí es un objetivo, y además les ha servido como preparación para otras carreras”.
Se busca bicicleta contrarreloj
Aprovechando el conocimiento de las carreteras castellonenses, le preguntamos a Mora, por el recorrido del Nacional. “Al principio es llano, por la zona costa, pero sin estar muy pegados al mar, por lo que no influye el viento. En cuanto cogemos la carretera hacia Segorbe comenzamos a subir, por la zona de La Nevera, y luego por Onda es una zona de repecheo. El caso es que nos vamos a los 1.400 metros de desnivel acumulado antes de llegar al circuito. Los tres pasos por el Desierto de Las Palmas van a ser muy duros, porque los hacemos por la cara más difícil. Y en esta época del año suele hacer bastante calor. No sé si el desenlace será tan selectivo como en 2011 -cuando Rojas y Contador se presentaron solos en meta-, aunque este año hay más equipos continentales, que le pondrán muchas ganas”.
Para Mora, que este año ha tenido que volver a correr en ‘amateurs’, el Campeonato podría ser un buen escaparate de cara a correr con un equipo pro, con el que tendría mejores oportunidades de preparación, aparte de ser una indudable referencia por sus éxitos en pista, aunque ya se muestra realista. “Ya me conocen y saben lo que puedo ofrecer. Estoy haciendo lo que puedo, pero no puedo quedarme sentado en casa esperando y tengo que agradecer que por lo menos, gracias a GSport, tengo calendario”.
En cuanto a la prueba cronometrada, su participación depende de algo tan esencial como el material. “Ahora mismo no tengo bicicleta contrarreloj por lo que tendría que conseguirla. Tampoco he visto el recorrido. Hay un pequeño puerto, pero en general son rectas largas”.
Y aunque están coincidiendo estos días en Sierra Nevada, uno de sus preparadores, Javier Zahonero, precisa que “cada uno lleva un calendario algo diferente, ya que, por ejemplo, Albert viene de un periodo de descanso. El trabajo es individual, cada uno a su ritmo de adaptación”.
Terminado su periplo en Sierra Nevada -y en los Campeonatos- regresarán a sus casas y a mediados de julio se concentrarán en Valencia con la selección. “Tenemos libertad de preparación, pero nuestros preparadores están en coordinación con el seleccionador. Pero aquí ya estaremos con todo el grupo, con la preparación específica para Glasgow”, indica Torres.
Una cita que se desarrollará del 2 al 7 de agosto en el velódromo Chris Hoy y que tendrá en el ómnium, el sábado 4, y la madison, el lunes 6, los dos objetivos principales de la pareja española. Torres es tajante, y tremendamente conciso, cuando da por “totalmente descartada” la presencia de ambos en la cuarteta de persecución, mientras que Mora reconoce que “me gustaría correr alguna otra prueba más, como la puntuación o el scratch, aunque la madison es el objetivo, ya que es la única olímpica”.
De la experiencia se aprende
Para el menorquín, el ómnium supondrá -aunque solamente sea mentalmente- una revancha de lo sucedido en el Mundial de Apeldoorn, cuando se le torció desde el principio la prueba para terminar en una anónima decimotercera plaza, que no hacía justicia a su estado de forma, como se vio al día siguiente en la madison, cuando lograron la medalla de plata.
Imagen de su periplo en Sierra Nevada / © GoTorresGoMora
El resultado fue una catástrofe -se sincera-, pero de esa experiencia he aprendido mucho. Y das más valor a lo que supone ganar una medalla. Porque no siempre se gana, por muy bien que estés. Yo no he corrido el omnium antiguo, en el que las pruebas cronometradas eran un reflejo más exacto. Las pruebas de grupo tienen muchas opciones tácticas, circunstancias de carrera que te llevan a tener un plan B o incluso uno C si las cosas no salen como quieres. Además, los rivales te van conociendo cada vez más y es complicado estar arriba”.
El menorquín destaca además un factor adicional con el que tendrá que luchar en esta fase de clasificación olímpica. “Hay mucha gente que corre que no va por medalla, sino que piensa solamente en los puntos que puede coger, y esto distorsiona un poco la carrera. Esta temporada es la más importante, hay que coger el mayor número de puntos posibles, para no pasar apuros al final”
En cuanto a la madison, nos sorprendió -y nos alegró- ver a Mora con una presencia mucho más activa en los sprints en algunas de las últimas pruebas realizadas, como los Seis Días de Mallorca. “Cada carrera es un mundo -valora el levantino-, pero en las Copas del Mundo cada vez se va más rápido, con más desarrollo y con sólo 120 vueltas, es difícil ganarla. Por ello he estado trabajado de cara al sprint, entrenando esa punta de velocidad. Si coges ventaja con algún punto ganado en las primeras vueltas, el desarrollo de la carrera es mucho más favorable”. “Estoy muy contento de tener un compañero como él -tercia Torres-. Es importante que sea un gran persecucionista, tener ese potencial para ganar vuelta. Pero si somos dos rápidos, a la hora de ganar puntos, es mucho mejor”.
Programando el resto de la temporada
El adelanto del Europeo también supone una pausa de casi dos meses hasta las primeras Copas del Mundo, con el único hito de los Nacionales, en la segunda mitad de septiembre. “Los últimos tres años, el Campeonato de España, el Europeo, las dos pruebas de Copa del Mundo y alguna prueba de Seis Días suponían un primer pico de forma a tope, para luego descansar y tener uno segundo pico de cara al Mundial”, explica el balear.
Sin embargo, según nos informan sus preparadores, en este caso Didac Navarro, “del Europeo a la primera Copa del Mundo hay solamente nueve semanas. Es como una prolongación del bloque anterior; nuevamente se hace gimnasio y se complementa con entrenamientos al principio del bloque que mejoran la eficiencia, para ir haciendo progresivamente entrenamientos más específicos”.
Si todo va según lo previsto, “haremos las tres primeras pruebas de la Copa del Mundo, en París, Canadá y Berlín. En un principio pensamos en hacer sólo las dos primeras y luego las dos últimas, pero son en Nueva Zelanda y Hong Kong y supone un viaje muy largo, por lo que lo hemos descartado, salvo que haya algún contratiempo en las primeras pruebas”. Y es que de cara a Tokio 2020 solamente puntúan los tres mejores resultados en Copa del Mundo, aunque uno de ellos debe ser conseguido fuera de Europa. “De todas formas el Mundial es la prueba que más puntos da y en la que no podemos fallar”, finaliza Torres. Y como apostilla Mora, “para ello estamos haciendo lo necesario, trabajo, trabajo y trabajo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario