Historia de la pista en los Juegos Olímpicos (III): San Luis solo tuvo ciclistas estadounidenses, destacando Hurley y sus cuatro triunfos

Estadio Francis Field, lejos de ser un velódromo
Foto: Publid Domain / Wikipedia
Continuamos nuestra serie sobre la historia del ciclismo en pista para dar a conocer la importancia de nuestro deporte en el olimpismo y recordar a los grandes protagonistas en los velódromos que han acogido las distintas ediciones de los JJOO. Y para entretenernos un poco en estos días de confinamiento. 

Como había sucedido en París 1900, los Juegos de la III Olimpiada tuvieron un formato muy similar, de casi cinco meses -1 de julio a 23 de noviembre-, aprovechando la Feria Universal de San Luis… que fagocitó unos Juegos que habían sido inicialmente adjudicados a Chicago. Pero el temor de que las competiciones paralelas de San Luis fueran más importantes que las de Chicago llevó a ‘fusionar’ ambos eventos… con un desarrollo que estuvo a punto de terminar con la andadura del olimpismo, aunque no es misión de este post analizarlo. El propio barón de Coubertin ni siquiera acudió a presenciarlos.

La distancia -y el larguísimo traslado entonces por vía marítima- redujo la afluencia de atletas extranjeros, solo 42 -ningún español- entre un total de 651, de 12 países. Quizá el hecho más destacado fue que por primera vez se comenzaron a entregar las medallas de oro, plata y bronce a los tres mejores.

Marcus Hurley.
Foto: Public Domain / Wikipedia
Las pruebas de ciclismo se celebraron entre el 3 y el 5 de agosto, en el mismo estadio olímpico Francis Field, cuya pista estaba lejos de ser considerada propiamente un velódromo. Como en los Juegos anteriores, se combinaron pruebas olímpicas con otros eventos para profesionales, fuera del programa oficial, que tuvo una ruptura importante respecto a las dos ediciones anteriores, ya que las siete pruebas disputadas fueron todas a la distancia.

Pocos espectadores acudieron a ver las pruebas, en las que pocos ciclistas se dieron cita, solamente dieciocho, todos hombres y todos estadounidenses. Entre ellos se destacó Marcus Hurley, ganador de cuatro títulos (1/4, 1/3, 1/2 y 1 milla), aunque Burton Downing, que compitió se llevaría seis medallas, al ganar las 2 y las 25 millas, ser segundo en tres pruebas y tercero en otra. La última disciplina del programa, las 5 millas, registró la victoria de Charles Schlee.

Pese al poco éxito del formato general, y del del ciclismo en particular, siempre quedará para la historia el éxito de Hurley, del que poco más se sabe salvo que jugó posteriormente al baloncesto en la Universidad de Columbia y que fue condecorado en la I Guerra Mundial. Y es que ha sido el único ciclista en ganar cuatro medallas de oro en una misma edición.




No hay comentarios:

Publicar un comentario