De Ketele, feliz de terminar su carrera como parte de la élite mundial

Rotterdam será su última prueba. Foto: Wooning Zesdaagse

La próxima semana, el belga Kenny De Ketele disputará su decimocuarto y último Mundial, motivo por el cual DirectVelo ofrece una interesante entrevista, donde hace balance de su carrera y habla de sus proyectos.

De entrada, el belga se muestra relajado ante el Mundial -a apenas 45 kilómetros de su casa-, y “contento de acabar con mis amigos Lindsay De Vylder en Granges y Robbe Ghys en Roubaix, dos chavales con los que me llevo mejor”, aunque reconoce que “obviamente, me gustaría terminar con una victoria en Roubaix o un éxito en los Seis Días de Gante o Rotterdam. Estoy feliz de terminar mi carrera diciéndome a mí mismo que sigo siendo parte de la élite mundial”.

También opina sobre la exclusión de Yoeri Havik y Jan Willem van Schip, los únicos que les superaron en el Europeo, una opinión que hay que valorar especialmente por su condición de miembro de la Comisión de deportistas de la UCI. “Era una regla conocida por todos. Un gran error por parte de la federación holandesa”, aunque lamenta su ausencia “porque estaban en buena forma”, y sobre todo el hecho de que “un título europeo no sea garantía de participación en un Mundial”.

Un título que lo cambió todo. Foto: UCI
Sobre su carrera, indica que “mi título de campeón del mundo de Madison en 2012 en Melbourne con Gijs Van Hoecke lo cambió todo. Me dio confianza. Aprendí mucho sobre mí y luego continué con eso durante el resto de mi carrera”, mientras que señala su caída en el Sparkassen Giro, con 2009, con fractura de cuello, como el peor momento. “Tuve mucha suerte de no tener secuelas”.

En cuanto al futuro, señala que se sacará el título UCI de director deportivo -la semana antes de Gante- y que le gustaría ser director, aunque sus aspiraciones no son modestas: “Ser seleccionador nacional podría interesarme. Si no sucede de inmediato, sin duda vendrá más tarde”, aunque también añade otra perspectiva inesperada. “¿Y por qué no convertirme en actor? Me encantaría filmar una película algún día. Tienes que tener ambición en la vida”.

Finalmente señala que en estos años de profesional ha cambiado es la relación entre la carretera y la pista. Creo que no es posible ser bueno en la pista sin un buen programa en la carretera”, y que tiene plena confianza en la próxima generación belga con Robbe Ghys, Lindsay De Vylder, Fabio Vandenbossche, Gerben Thijssen, Jules Hesters, Tuur Dens o Brent Van Mulders, o los más jóvenes Gianluca Pollefliet y Noah Vandenbranden.


No hay comentarios:

Publicar un comentario