La profunda renovación de la cuarteta danesa que deja a Rasmus Lund Pedersen como veterano, junto a una pléyade de promesas

Johansen, Norman Hansen, Pedersen y Madsen
hicieron historia en Berlín. Foto: UCI Track

Solamente 166 milésimas, en forma del potentísimo latigazo final de Filippo Ganna, separaron a Dinamarca del éxito olímpico en la persecución. De no haber sido por ello, ahora seguiríamos hablando de aquella cuarteta, con Lasse Norman Hansen, Niklas Larsen, Frederik Rodenberg Madsen y Rasmus Lund Pedersen, en vez de hacerlo de las huestes de Marco Villa.

Y es que los nórdicos habían causado sensación un año y medio antes, en el Mundial de Berlín, cuando la cuarteta danesa, con el joven Julius Johansen ocupando el lugar del entonces convaleciente Larsen, había batido por tres veces en dos días el récord mundial, dejándolo en unos entonces impensables 3:44.672que serían superados cuatro veces en Tokio e incluso debieron haber sido más veces, de no haber mediado tantos incidentes en forma de caídas en el torneo olímpico.

Pero mientras que Italia sigue trabajando con los mismos mimbres para París 2024, con algunos prometedores jóvenes en la recámara, en Dinamarca se ha producido una revolución total, hasta el punto de que de los cinco componentes con los que se trabajó en el ciclo de Tokio, sólo queda uno a día de hoy, Pedersen que, pese a tener sólo 23 años, se ha convertido en el veterano, ante la juventud de sus nuevos compañeros de equipo.

Pedersen, capitán a los 23 años
El resto han apostado por la carretera. Madsen -24 años cumplidos la semana pasada- encontraba acomodo en el DSM, con el fin de ser uno de los trabajadores del ‘treno’ que quiere construir el conjunto neerlandés, y en el que también ha entrado otro destacado pistard, el australiano Sam Welsford. Johansen, sacrificado en Tokio con el fin de permitir a Michael Mørkøv poder competir en la madison sin recurrir a triquiñuelas, también ha fichado por otro conjunto de la máxima categoría, el Intermarché – Wanty, con el que espera, a sus 22 años, demostrar en carretera esa clase que le llevó a ser campeón del mundo junior.

Larsen (24 años) y el veterano Hansen, si se puede decir eso de un hombre que aún no ha cumplido los 30 años, serán compañeros en ese Uno X que ha apostado a hacerse un hueco entre lo más granado del pelotón internacional, incluso con aspiraciones de comparecer en el Tour a corto plazo.

Pedersen, en cambio, permanecerá en la categoría continental, formando parte del modesto Restaurant Suri-Carl Ras, lo que le permitirá tener ese rol de capitán de la renovada cuarteta danesa, una vez pasada definitivamente esa crisis que tuvo a los 17 años, después de Río, cuando colgó la bicicleta al no ser seleccionado, aunque tampoco tuvo que insistir mucho el seleccionador danés, Casper Jørgensen, cuando le llamó para regresar al equipo, en el que ahora, seis años después, es el indiscutible referente de una cuarteta que sorprendía en el Europeo de Grenchen: Y es que junto a Mathias Malmberg (21 años en el momento del Campeonato), Tobias Aagaard (19) y Carl-Fredrik Bévort (17) lograba un inesperado oro, con un tiempo de 3:51.382, para terminar cuartos en el Mundial, donde también estuvo en la primera ronda Robin Skivild (20).

Aagaard Hansen, Bévort, Malmberg y Lund Pedersen,
en el podio del Europeo de Grenchen.
Malmberg, que corre en el Colo-Quick, ha conseguido además éxitos individuales en la máxima categoría, al ganar el Europeo sub23 de ómnium, siendo bronce en el absoluto, y sexto en el Mundial. También ha corrido habitualmente la madison, con Frederik Wandahl en Grenchen, y con el propio Pedersen en el Nacional danés, que ganaron, lo cual es bastante significativo de una posible apuesta de futuro una vez que a los históricos Hansen-Mørkøv no les deben quedar muchos compromisos oficiales tras haber tocado el techo Mundial-Juegos en 2021. Por cierto, Wandahl milita este año en el World Tour, en el Bora-Hansgrohe, lo que evidencia su potencial, pero también siembra dudas sobre su posible continuidad en la pista.

Por su parte, Aagaard y Bevort ya destacaron en el Europeo junior de 2020 -ese año no hubo Mundial- , donde el primero se llevó el oro en la eliminación y el bronce en la puntuación; el segundo la plata en la persecución, y la cuarta plaza en el omnium y ambos idéntica posición con la cuarteta, sin olvidar que ambos terminaron también en el ‘top seis’ del kilómetro, lo que habla a las claras de su preparación para la cuarteta, algo bastante claro en Dinamarca cuya única apuesta son las pruebas olímpicas. Bévort, además, lograba en 2021 el doblete en el Campeonato junior de Dinamarca, siendo también cuarto en el Mundial de Flandes en contrarreloj, lo que habla a las claras de su prometedor futuro. Los dos, como Skivild, están en el equipo de desarrollo del Uno-X.

No hay comentarios:

Publicar un comentario