Laura Rodríguez volvió a correr la madison con Larrarte: “Hemos salido contentas, aunque no estábamos en el mejor momento”

En un relevo durante la madison. Foto 4 jours Geneve / Lacasephotographie

Más que la cuarta plaza final conseguida, lo más positivo de la pareja española formada por Laura Rodríguez y Eukene Larrarte en los 4 Días de Ginebra fue la prometedora evolución desde el accidentado primer día a la jornada final, a pesar de que se perdió la plaza en el podio.

Pero lo cierto es que la dupla formada por la catalana y la guipuzcoana es ahora mismo la apuesta española más sólida de cara a intentar esa complicada clasificación en la madison para los Juegos Olímpicos de París. Con Rodríguez hablamos a su regreso a Barcelona, de lo que significo ese re-debut con Larrarte y los próximos objetivos en esta disciplina.

“Ya corrimos en el Europeo sub23 de Fiorenzuola, pero allí Mena -el entonces seleccionador- nos puso en el último momento y apenas entrenamos juntas. Pero las dos teníamos ganas de correr ya este año terminado. La pena es que me rompí la clavícula en el peor momento, antes de viajar a Cali, donde hubiera tenido la oportunidad de correr ómnium, que es algo que me atraía en una prueba en la que no había tanto nivel, aunque no sea mi prioridad. La caída me dejó fuera del Europeo, porque no estaba soldada, y luego en el Mundial, quien no podía hacer la madison era Eukene, por la lesión en el hombro. Total, que no ha sido hasta esta semana cuando no hemos vuelto a correr, en una madison que no ha tenido nada que ver con la de Fiorenzuola”.

En la vuelta lanzada.Foto 4 jours Geneve / Lacasephotographie. 

La catalana considera que “la experiencia ha sido muy bonita. Y muy divertida. Y hemos salido contentas, aunque nos quede el sabor agridulce porque se nos escapó el podio por muy poco”. Eso sí, el inicio estuvo marcado por dos caídas el primer día. “Son gajes del oficio y esto va por rachas. Después de la fractura es lógico que te puedas resentir, pero no me hice casi nada y pude seguir corriendo”.

Lo que si reconoce es que “no estábamos en el mejor momento, porque estamos comenzando la temporada. Eukene estaba mejor, pero a mi me falta todavía mucho para estar en mi mejor forma, porque no había entrenado casi. Y como aún nos falta técnica, eso lo tienes que sustituir con fuerzas, y no ha podido ser”. Eso sí, el aprendizaje ha sido total, “y lo hemos notado día a día. Lo malo es que nos faltaba experiencia en las pruebas que no son madison, pero que también dan puntos, como la vuelta lanzada o la longest lap, aunque yo he hecho alguna en Barcelona. Y nuestras rivales se defendían muy bien en ellas, aunque hay que ser justas y ver que donde marcaban la diferencia las inglesas o las holandesas eran en las madison”.

La prueba ginebrina se completaba con un ómnium el domingo en el que Rodríguez no se puedo clasificar. “La clasificatoria era difícil, porque me tocó con tres inglesas, tres suizas y dos neerlandesas y yo estaba sola. Y como decía, de haber llegado en un menor momento de forma, podría haber pasado, ya que me quedé a un puesto”.

Esta ha sido la primera de una serie de citas en las que competirán juntas, comenzando por las pruebas de Anadia de diciembre, donde parece ser que se acudirá como selección, y la Gipuzkoa Sari Nagusia de enero. Luego, intentarán ser las elegidas para las Copas de las Naciones, aunque también sabe que no es sólo competición, sino que antes de correr hay que entrenar mucho. “En carrera no pueden pensar en mejorar la técnica, a las pulsaciones que vas. Y aunque sea donde más aprendes, hay otras cosas que tienes que mejorarlas fuera, ensayándolas en los entrenamientos. Bien sea en las concentraciones de la selección o cuando coincidamos las dos”.

Otra imagen de Laura Rodríguez, pero en una prueba individual.
 Foto 4 jours Geneve / Lacasephotographie

La madison será ese gran objetivo en los próximos meses, y más teniendo que en cuenta que el ómnium no termina de atraerla. “No es así exactamente, pero si es cierto que no se me adapta ahora mismo. Es una prueba demasiado larga para mí. Pero sé que tengo que correrla y este tipo de pruebas CL1 me vienen bien para coger experiencia.

En cambio, la persecución por equipos, “es una prueba me gusta mucho, aunque sé que la individual es mi punto débil. Por ello seguiré trabajando, porque es lo que es lo que más me cuesta”

Y por mucho que la madison sea la puerta para estar en París 2024, es algo que ahora mismo no le quita el sueño. “Nunca he estado en esta situación. Y por ello no quiero darle muchas vueltas y pensar si podemos llegar o no. Lo que puedo decir es que tengo toda la ilusión del mundo y voy a ponerle todas las ganas para ver si lo podemos lograr”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario