Mora, cuarto, no compensa los resultados discretos en velocidad


La cuarta plaza de Sebastián Mora en la puntuación no compensa los discretos resultados de los equipos de velocidad en la primera jornada de la primera manga de la Copa del Mundo de pista, que se celebra en Saint Quentin en Yvelines (Francia) hasta el próximo domingo.

Y es que tanto el equipo femenino, con Helena Casas y Tania Calvo, como el masculino, con Alejandro Martínez, Juan Peralta y Pepe Moreno, terminaban en undécima posición, con unos tiempos por encima de lo esperado. En el caso de las féminas, la nueva distribución de las velocistas se tradujo en un tiempo incluso peor que el marcado en el debut del Europeo de Glasgow (34:181 por 33.703), con el agravante de que selecciones en teoría superiores como Países Bajos y China, que hoy quedaron por debajo, se sumarán a las rivales por entrar en esa reducida cuota olímpica de ocho selecciones, evidenciando la dificultad del objetivo.

Australia, campeona en persecución femenina © UCITrack
Países Bajos evidenció su condición de reyes de la masculina, con Roy Van den Berg, Jeffrey Hoogland y Sam Ligtlee (42.939), superando a Francia, que recuperaba a Gregory Baugé como arrancador junto a Sebastian Vigier y Michael D’Almeida, mientras que en féminas triunfo de las rusas, encuadradas en el Gazprom-Rusvelo, Anastasiia Voinova y Daria Shmeleva, por una sola milésima sobre las australianas Karlee McCulloch y Stephanie Morton.

En las persecuciones por equipos, ambas sin participación española, Australia y Nueva Zelanda protagonizaban la final femenina favorable por medio segundo a las primeras, que trajeron casi toda su artillería, no como Gran Bretaña, quintas, o una Italia que se llevaba el bronce acusando quizá el cansancio de la temporada de carretera, mientras que las actuales campeonas del mundo, las estadounidenses, no fueron de la partida. En la masculina, Dinamarca fue muy superior a una Gran Bretaña que falló estrepitosamente en la final y que terminaría doblada. Aquí Australia no hizo acto de presencia.

La jornada se completó con la puntuación, prueba no olímpica, y en la que Sebastián Mora terminaba cuarto, dejándose ver en varias fases de la carrera, aunque bien es cierto que nunca tuvo opciones reales de podio. El alemán Moritz Malcharek ponía en franquicia la prueba gracias a una segunda vuelta ganada –lo que no hizo ningún otro ciclista- arrebatando el liderato y a la postre la victoria al británico Mark Stewart, ganador de cinco de los doce sprints: 53 a 45, con el español con 34 puntos, los de los 43 del bronce de Christos Volikakis.

Finalmente, Ana Usabiaga hizo una bonita puntuación femenina, buscando ganar vuelta a mitad de carrera, aunque le faltó compañía para que saliera adelante su intentona. Pero su presencia le valdría cinco puntos que le llevarían a la duodécima plaza de una carrera que se llevaba la actual campeona de Europa, la italiana Maria Giulia Confalonieri, que ganó vuelta y en apretado duelo con la ucraniana Ganna Solovei, se imponía en el último sprint y con ello en la carrera. Irene Usabiaga, con los colores del Eustrak, no lograba puntuar y terminaba en vigésimo cuarta plaza.

Mañana el interés de los aficionados españoles estará centrado en Albert Torres y el ómnium, frente a rivales tan cualificados como Szymon Sajnok, Benjamin Thomas, Simone Consonni, Oliver Wood o Julius Johansen. Juan Peralta competirá en el keirin, y Tania Calvo y Helena Casas en la velocidad, sin que haya representación española en el scratch masculino o en la madison femenina.



No hay comentarios:

Publicar un comentario