La interesante progresión de las cuartetas alemanas de persecución



La próxima manga de la Copa del Mundo de Berlín será una excelente ocasión para ratificar la progresión de las cuartetas de persecución anfitrionas.

En el caso de los hombres, Alemania fue una de las grandes dominadoras del cambio de siglo, como demuestran su título olímpico en Sidney 2000 y sus oros en los Mundiales de Berlin 1999 o Manchester 2000, en un equipo con grandes individualidades como Robert Bartko o Jens Lehmann, que no solían coincidir en la cuarteta. No recuerdo muy bien por qué se produjo el enfrentamiento entre ambos, pero la disputa tomó unas dimensiones tales en el Mundial de casa, en Stuttgart 2003, que la propia Federación Alemana renunció a presentar a la cuarteta.

Alemania desapareció de la primera fila de la persecución mundial, aunque poco a poco fueron remontando y se clasificaron para Rio donde terminaron en un notable quinto puesto, por detrás de las cuatro grandes potencias: Gran Bretaña, Australia, Dinamarca y Nueva Zelanda. Su equipo estaba formado por Theo Reinhardt, Nils Schomber, Kersten Thiele y Domenic Weinstein.

Con este armazón, en el que se destaca Weinstein –campeón de Europa de persecución individual este año y segundo en el Mundial de 2016-, Alemania está dispuesta a consolidarse entre las mejores selecciones del mundo y, desde luego, a ratificarlo en Berlín. Ya fueron cuartos en el Mundial de Apeldoorn y en el Europeo de Glasgow y esta temporada no sólo han marcado su mejor registro (3:55.503 en la cita de Paris), con un quinto y sexto lugar. En Berlín contarán con tres de los olímpicos –Reinhardt, Schomber y Weinstein- a los que se les han unido Leon Rohde y el campeón de Europa sub23 Felix Gross en las últimas competiciones.

Por si fuera poco, hay una interesante cantera por detrás, ya que los juniors Max Gehrmann, Calvin Dik, Jannis Peter y Tobias Buck-Gramcko mejoraron el récord nacional en el pasado Europeo, donde fueron medalla de bronce, exactamente igual que la cuarteta juvenil femenina.

Pasando a las féminas, el regreso de Lisa Brennauer a la pista le ha dado un nuevo impulso a la cuarteta germana, que solamente conoce un podio mundialista, en 2008 cuando la prueba aún se disputaba con tres corredoras. Junto a Gudrun Stock, Mieke Kroger y Charlotte Becker las alemanas lograban el bronce en el Europeo, tras haber sido quintas en marzo en el Mundial.

Berlín, sin embargo, no llega en el mejor momento para las féminas germanas, ya que Brennauer, Becker y Lisa Klein –otro sólido valor germano- están en periodo de descanso tras su campaña de carretera, mientras que Anna Knauer, otra promesa alemana, tiene problemas físicos y aunque está inscrita, parece que no competirá. Stock, pues, será la única superviviente de la cuarteta titular, en la que entran Franziska Brausse, Michaela Ebert, Lea-Lin Teutenberg y Laura Süssemilch, todas ellas integrantes de la cuarteta sub23 que lograba el bronce en el Europeo de Aigle.


No hay comentarios:

Publicar un comentario