Velódromos en España (XVII): Tafalla, una gran instalación surgida en la época de las ‘vacas gordas’ que necesita relanzar la pista


Hablar de ciclismo en pista en Navarra es hablar del Velódromo de Tafalla, la única pero suficiente instalación existente en toda la Comunidad Foral –aunque muchos preferirían que hubiera estado ubicado en Pamplona- y, como no podía ser de otra forma, lleva el nombre de velódromo Miguel Indurain, aunque el gran campeón de Villava apenas se prodigó sobre este tipo de superficies, pese a que su ejemplo fue lo que posibilitó esta construcción.

A rebosar el día de la inauguración. Foto: Román Mendoza para RFEC
Levantado en 1985, como recinto descubierto, se benefició de la época de ‘vacas gordas’ para que se decidiera reacondicionarlo como velódromo cubierto, allá por el 2005, inaugurado con ocasión de los Campeonatos de España de Detección de Talentos por el propio Miguel Indurain: no dejó de ser anecdótico que la presencia del pentaganador del Tour provocase un lleno absoluto, que nunca he vuelto a ver en una competición en pista en Tafalla y en casi ningún lugar en España. Eso sí, la gran mayoría del público presente abandonó el recinto detrás del ex ciclista.

Más que del velódromo, habría que hablar de la Ciudad Deportiva de Tafalla, ya que junto a esta instalación –en la que gracias a las redes protectoras se puede simultanear con deportes como el baloncesto, balonmano, futbol-sala o bádminton-, hay que hablar de las instalaciones de piscinas climatizadas, saunas, zona termal… que también he podido disfrutar alguna vez entre sesión y sesión de algunos Campeonatos. De hecho, actualmente hay 3.800 socios y un alto nivel de ocupación, tanto de particulares como de clubes de Tafalla.

Otra imagen del Miguel Indurain. Foto: Román Mendoza para RFEC
Volviendo a la pista tafallesa, decir que está abierta principalmente de cara al trabajo con cadetes y juniors, tanto de la propia Federación Navarra como del CC Tafallés y del CC Berritxako, los más activos a nivel regional en esta disciplina, aunque curiosamente las Escuelas están excluidas de este uso gratuito, pese a tener convenios especiales. Igualmente destacar que en invierno es una excelente alternativa al rigor invernal de la carretera y algunos profesionales y amateurs navarros entrenan en sus peraltes.  La selección argentina e incluso el Sky también han sido huéspedes del Miguel Indurain, por lo hablar de los once Campeonatos de España que ha albergado, en diferentes categorías, siendo ya el escenario clásico en Semana Santa para congregar a cadetes y juniors, como ha sucedido desde 2017 y muy posiblemente sucederá en 2020.

Pese a ello, el ciclismo en pista navarro no atraviesa su mejor momento, tras unos años en que brilló al más alto nivel nacional, gracias al doble esfuerzo de Héctor Rondán con la selección rojilla y el equipo Reyno de Navarra. Sin embargo, poco a poco, se está reiniciando ese trabajo con el fin de que Navarra vuelva a ‘sumar enteros’ en el concierto nacional en el plazo más corto posible.

La apañada pista de Artica. Foto: CC Berritxako
Por lo demás, destacar la mala fortuna de este recinto, que en 2008 estuvo varios meses cerrado a causa de un vendaval que se llevó parte del techado, hecho que se repitió algún tiempo después, aunque sin consecuencias tan graves o las inundaciones sufridas estos dos últimos años que también afectaron al interior del velódromo.

Y aunque hablábamos de que es el único velódromo de Navarra, no podemos olvidar iniciativas como la del Berritxako, con esta pista de apenas 180 metros y 3 de ancho en Artica, más que suficiente para que los chavales rueden sin peligro y comiencen a sentir el embrujo de la pista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario