Australia, doble ganadora de unas persecuciones con ‘olor’ a record


Foto: Australia Cycling Team
A pesar de que el record del mundo de la persecución por equipos masculina estuvo más cerca de caer que nunca en la primera jornada de la Copa del Mundo de Brisbane, no pudo ser, ya que los tiempos en la final de la vencedora, Australia (Sam Welsford, Kelland O’Brien, Alex Porter y Leigh Howard), y sobre todo Nueva Zelanda (Campbell Stewart, Thomas Sexton, Corbin Strong, Jordan Kerby), 3:49.776 a 3:53.601, quedaron bastante alejados de la plusmarca mundial, 3:48.012.

Los ‘kiwi’ se quedaron muy pronto con tres corredores y aunque se acercaron a Australia en el tercer kilómetro, al final se impusieron los locales, pero sin poder mejorar su record. Tiempo habrá, y más vista la actuación de ambas selecciones en la primera ronda, donde Australia (3:48.282) y, sobre todo, por primera vez, Nueva Zelanda (3:48.244), marcaban el segundo y tercer tiempo más rápidos de la historia, augurando una final que no fue tan rápida como a todos nos hubiera gustado. Para Australia, lo mejor es tener a un quinto hombre de garantías como el joven Lucas Plapp, que intervino en ese registro.

Foto: Cycling New Zealand
En esa primera ronda, Suiza (Robin Froidevaux, Claudio Imhof, Stefan Bisseger, y Mauro Schmid) se ‘quedaba’ en 3:50.933, pero se aseguraba el pase a la final B frente a una Alemania (Felix Gross, Leon Rohde, Theo Reinhardt, Nils Schomber y Domenic Weinstein) que mejoraba el mejor tiempo de Huub Wattbike, que había sido cuento en la clasificatoria, lo que dejaba al equipo británico como quinto clasificado, en su última actuación en la Copa del Mundo, tras la reforma que entrará en vigor en 2021 y que impide la participación de equipos comerciales. 

Pero la final por el bronce no tuvo la igualdad que se podía prever, y los helvéticos se imponían con mayor facilidad de la esperada: 3:50.495 a 3:54.497.

Foto: Australia Cycling Team
Pasando a la competición femenina, Nueva Zelanda y Australia se plantaron sin problemas en la final, tras marcar 4:16 en la clasificatoria y bajar sensiblemente en la primera ronda (4:13.942 y 4:12.889, respectivamente).

Una final que también se preveía emocionantísima a tenor de lo sucedido la semana pasada cuando las ‘all black’ se quedaron a medio segundo del record del mundo, en un enfrentamiento que fue el más rápido de la historia. Esta vez no anduvieron tan cerca, pero la diferencia mínima lograda por Australia (Ashlee Ankudinoff, Georgia Baker, Nettie Edmondson y Maeve Plouffe) sobre Nueva Zelanda (Rushlee Buchanan, Holly Edmondston, Bryony Botha, Racquel Sheath), 4:13.237 a 4:13.533, evidencia lo disputada que fue esta manga en la que las locales solo dominaron a partir de la segunda mitad.

La final B fue norteamericana, con Canadá (Allison Beveridge, Jasmin Duehring, Annie Foreman-McKay, Arianne Bonhomme y Georgia Simmerling) superando a Estados Unidos (Christina Birch, Jennifer Valente, Emma White y Lily Williams, 4:17.509 a 4:21.540.

Polonia, oro femenino, plata masculina

Foto: Twitter Federación Rusa
A diferencia de lo que sucedió la semana pasada, el equipo femenino de velocidad de Polonia, con Marlena Karwacka y Urszula, se hacía con la victoria en la final ante Rusia, donde Ekaterina Rogovaya está creciendo a pasos agigantados y que, a causa de la lesión de Daria Shmeleva, tendrá que tener más protagonismo junto a Anastasiia Voinova. Lo más curioso de la final fue la igualdad absoluta (33.029) con desempate por el mejor tiempo ruso de la última vuelta de Los ante Voinova, 13.890 a 13.897.

Australia que finalmente no presentó a Karlee McCulloch e hizo todo el torneo con Stephanie Morton y Caitlin Ward derrotaba por tercera vez es esta misma sesión, esta vez en una final B, a su eterna rival Nueva Zelanda (Natasha Hasden y Olivia Podmore): 33.164 a 33.511.

Para la dupla española, Tania Calvo y Helena Casas, décima plaza con 33.840, esta vez algo más lejos en puestos y tiempo del corte de las ocho mejores que la semana pasada, aunque el tiempo haya sido muy similar (33.825 en Cambridge).

Foto Twitter Federación Japonesa
Finalmente, como sucedió hace una semana y pese al cambio de Samuel Dakin en sustitución de Edward Dawkins, junto a Ethan Mitchell y Sam Webster, el mejor tiempo de la clasificatoria no sirvió a Nueva Zelanda para estar en la final absoluta, sino en la B, ante Gran Bretaña, que tuvo que superar en primera serie a una Australia que había marcado mejor registro que ellos, quizá por alinear a un Philip Hindes que llevaba demasiado tiempo alejado de las pistas. En el enfrentamiento, los neozelandeses superaban a Ryan Owens, Jack Carlin y Joseph Truman: 43.406 a 44.177.

Y como en Cambridge, Japón y Polonia eran los protagonistas de la final absoluta. Los nipones presentaban en esta ocasión a Yoshitaku Nagasako como arrancador junto a Yudai Nitta y Tomohiro Fukaya. Y aunque ello no se tradujo en un mejor tiempo en primera vuelta les valió y les sobró para derrotar a los polacos que dominaron en los dos primeros giros, pero se hundieron en el tercero: 42.912 a 45.408.

Cuatro pruebas olímpicas

La segunda jornada se desarrollará mañana entre las 11:00 y las 16:15, y las 18:00 y 21:25 –nueve horas menos en España- con cuatro pruebas olímpicas, junto con varias persecuciones de ciclismo adaptado.

Foto: Copa Mundo Hong Kong
El regreso de Sarah Lee Wai Sze es la nota principal de la velocidad femenina, en la que la honknonesa es la gran favorita a tenor de la temporada que lleva, frente a rivales como Anastasiia Voinova, Olena Starikova, Kelsey Mitchell o Stephanie Morton. Entre las 36 inscritas, las dos españolas, Calvo y Casas.

En el keirin, en cambio, menor participación que en otras ocasiones, por lo que se clasificarán los dos mejores en la primera serie, aparte de cuatro en la repesca. Juan Peralta tiene una serie asequible, en un torneo que cuenta con Azizulhasni Awang, Shane Perkins, Jack Carlin, Yuta Wakimoto, Mathew Glaetzer o el inesperado ganador en Hong Kong, Callum Saunders, entre los participantes.

Campbell Stewart, vencedor de las dos últimas pruebas, cede su lugar a su compatriota Aaron Gate, en un ómnium donde participarán Cameron Meyer, Roger Kluge, Ignacio Prado, Claudio Imhof, Artyon Zakharov, Morgan Kneisky o Christos Volikakis como principales favoritos.

Finalmente, la madison femenina que tendrá nuevamente a los locales –en esta ocasión representadas por Georgia Baker y Nettie Edmondson- como corredoras a batir, con permiso de Polonia, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Italia o incluso Francia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario