Así se preparan para Tokio los velocistas rusos en San Petesburgo

La web del Comité Olímpico Ruso ha publicado un interesante reportaje sobre el trabajo que están realizando estos días los velocistas de aquel país como preparación para los juegos Olímpicos de Tokio, bajo las órdenes del técnico Vladimir Khozov -foto-. Hay que recordar que Rusia clasificó el máximo de plazas posibles en velocidad: tres hombres y dos mujeres, que intervendrán en las tres disciplinas cortas.

Los velocistas rusos se encuentran en el velódromo de Lokosphinx, en San Petesburgo, dado que el Krylatskoye de Moscú no es el más adecuado por su cuerda de 333,3 metros, mientras que el de Omsk cuenta con menos infraestructuras anexas.

El trabajo se realiza seis días a la semana, con todos los candidatos para estar en Tokio, salvo Daria Shmeleva, que tiene un programa de trabajo diferente establecido por su entrenador, Vladimir Kiriltsev. En el grupo de Khozov, está Denis Dmitriev, acompañado por Pavel Yakushevsky y Alexander Sharapov. que han sido los habituales en los grandes eventos, como en el pasado Mundial de Berlín o el Europeo de Plovdiv, aunque en Bulgaria les acompañó con notables prestaciones el joven Ivan Gladyshev, que aún no ha cumplido los 20 años, y que también está en la concentración buscando su plaza para Tokio.

Por su parte, el nombre de Shane Perkins no aparece en ningún momento. El velocista nacionalizado permanece aún en su Australia natal y aunque el entrenador en jefe, Sergei Kovpanets, consideraba que podría defender sus opciones en primavera, cada vez parece menos probable que esté en la lista olímpica rusa.

“El factor principal que tenemos en cuenta a la hora de elegir una composición es la estabilidad de los resultados. Nuestros mejores atletas a veces pierden frente a los más jóvenes y atrevidos. Pero, por regla general, en las competiciones internacionales, todo resulta exactamente lo contrario. La experiencia decide mucho”, indicaba Khozov.

Aunque en el reportaje se comentan muchos aspectos de los entrenamientos realizados, hay que destacar que todos se graban para analizar los errores más tarde y que gracias a ello y al programa Dartfish “no usamos cronómetros, es algo del siglo pasado. Todo se graba en vídeo, lo que garantiza la máxima precisión. Con un cronómetro manual, es muy fácil equivocarse de una a dos décimas de segundo. Y en nuestro deporte, es una gran diferencia”, explica Khozov.

Un entrenamiento de pista típico dura de dos horas y media a tres, todas las tardes excepto los domingos, que se complementa con las sesiones de entrenamiento de fuerza en el gimnasio, habitualmente por la mañana. Los hombres tienen tres sesiones semanales, y Voinova, dos, de una duración aproximada de dos horas y media, con un programa individual para cada atleta, realizado por Alexander Leonidov.

Los resultados se podrán ver esta primavera en la Copa de Naciones, con presencia confirmada en Newport y Hong Kong, y en donde también estarán los jóvenes valores rusos, de cara a París 2024, en especial en el caso de las mujeres donde la fórmula de competición es ya con tres ciclistas.

Fotos

  1. El técnico ruso Vladimir Khozov en su perfil de VM
  2. Los cuatro velocistas concentrados fueron oro en el último Europeo. Foto: UEC

No hay comentarios:

Publicar un comentario