Estrellas olímpicas (XXX): Krupeckaite, ¿quintos y últimos Juegos?

Nacida el 13 de diciembre de 1982, es decir, ya con 38 años, la lituana Simona Krupeckaite tiene en su palmarés trece medallas en Mundiales -entre ellas un oro en los 500 metros en 2009, que considera su mejor momento, y otro en el keirin en 2010-, diez en distintos Europeos, con cuatro del máximo valor, y otras dos más en los Juegos Europeos. Pero le falta una medalla olímpica, que reconoce muy complicada de conseguir en Tokio, en los que serán sus quintos Juegos. Un cuarto puesto, en los 500 metros en Atenas 2004, ha sido lo más cerca que estado del podio.

Podio del Mundial 2010, superando ni más ni menos
que a Anna Meares y Victoria Pendleton. Foto: TissotTiming

En una reciente entrevista publicada en la web de EOC -Comités Olímpicos Europeos- la lituana reconocía que la experiencia le ha enseñado que es mejor mantenerse relajada y disfrutar el momento, en lugar de tener grandes ambiciones.  “Voy a ir a estos Juegos Olímpicos con una sonrisa en mi rostro, porque, francamente, cuando esté allí probablemente ya no piense en medallas. Voy a demostrarme ante todo que todavía puedo concentrarme, que puedo hacer lo que puedo, que puedo superar el estrés, la fatiga. Este es mi objetivo para este año. Sé por mi propia experiencia que no tienes que ir a los Juegos por una medalla, tienes que ir allí para hacer tu mejor esfuerzo en este momento en particular, y que tienes que entrenar para fomentar ese enfoque. Solo tienes que aprender a estar donde estás, a apreciar lo que haces y a dar lo mejor de ti”.

En todo caso sí sabe que va a hacer historia por esa quinta participación olímpica, algo que solo han logrado cinco deportistas de su país.  “Haré historia al menos de esa manera, no necesariamente por ganar medallas. De hecho, es un gran logro estar entre los mejores atletas durante tantos años y seguir estando ahí, Todo esto es muy halagador y da sentido al trabajo de todo el equipo. Porque nunca lo hubiera logrado sin todas las personas que me apoyan. 

Foto (c) Krupeckaite

Su equipo incluye a su esposo y entrenador de toda la vida Dmitrij Leopold y su compañera Miglė Marozaite, con quien competirá en Tokio en la velocidad por equipos, prueba en la que ganaron la plata en Minsk 2019. De forma individual competirá en velocidad y keirin. Y aunque no descarta poder brillar en estas pruebas, “porque hay mucha más incertidumbre. Y sucede muy a menudo que no son los favoritos los que alcanzan el podio, ya que importan muchas cosas: accidentes, agotamiento, estrés y responsabilidad”, piensa que pueden hacer un buen papel en la velocidad por equipos.

Lo que sí es cierto es que su carrera no acabará en Tokio, ya que es una de las embajadoras de la nueva UCI Track Champions League, por lo que estará ‘entrenenida’ este invierno. Luego… “Creo que estos serán mis últimos Juegos, pero siempre me ha parecido que todos los Juegos a los que asistía iban a ser los últimos”. Y aunque no cierra la puerta a París, para los que sólo quedan tres años, “honestamente, tal vez eso sea suficiente ahora, tal vez sea el momento de pensar en otra cosa… aunque quizá tenga otra idea loca”.

En todo caso, seguirá vinculada al mundo del deporte, ya que es miembro de la Comisión de Atletas de su CON y reconoce que “me gusta interesarme por temas de actualidad de otros deportes, resolver problemas, encontrar puntos de partida comunes entre los representantes de todas las federaciones deportivas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario