Estrellas olímpicas (XXXII): Lavreysen, el nuevo rey de la velocidad

Con el campeon olímpico de BMX -el que fue su
primer deporte-, Niek Kimman Foto: Twitter Lavreysen

Recién regresados de los Juegos, los medallistas olímpicos neerlandeses fueron recibidos el martes por el rey Guillermo. Y entre ellos estaba otro rey, el de la velocidad, Harrie Lavreysen, que se iba de Tokio con tres medallas. No fueron todas de oro, como había sucedido en el Mundial de Berlín en 2020, aunque casi, casi: sucesivamente, triunfo en la velocidad por equipos, en la individual y bronce en el keirin.

A sus 24 años, cumplidos el pasado 14 de marzo, el pistard de Luykgestel, una población de apenas 3.000 habitantes en Brabante, en el Sur del país, que él ha puesto en el mapa, se ha convertido en uno de los grandes de la velocidad de todos los tiempos, con un palmarés impresionante que ya cuenta, aparte de las tres preseas olímpicas, con seis títulos de campeón del mundo o tres de campeón continental absoluto.

De Luchtflits uit Luykgester -El destello de luz de Luykgestel- o De Pfeil von Brabant -La Flecha de Brabante- se inició en el BMX, como muchos de los pistards neerlandeses, y tenía un prometedor futuro por delante, ya que había sido campeón de los Países Bajos y de Europa como junior. Pero tras haber sufrido varias caídas que afectaron a su hombro, los médicos le recomendaron que dejase el bicicross y se pasara a otro deporte. Y la pista, disciplina con la que hay relaciones muy estrechas en los Países Bajos, le estaba esperando.

En el Europeo de 2016 tuvo su primera oportunidad, al estar descansando los principales velocistas neerlandeses después de los Juegos de Rio, aunque no tuvo una actuación reseñable. Pero se ganó una plaza para la selección absoluta en el Mundial de 2017, donde conseguiría sus dos primeras medallas internacionales, sendas platas en velocidad por equipos e individual. Desde ese momento hasta ahora, su consolidación en el equipo ‘oranje’, hasta el punto de ser el indudable líder, aunque aún no sea un ciclista con el carisma de los grandes velocistas de todos los tiempos. Y como dice. “Soy joven y espero participar en algunos Juegos más. De momento, es una ventaja que parís llegue tan pronto”.

Tras ganar la velocidad por equipos. Foto: UCI Track

De Tokio recogemos algunas de sus frases sobre su desempeño. “No pude celebrar el primer oro porque ya estaba esperando la velocidad”, torneo sobre el que decía que “ha sido uno de los más duros que he disputado nunca. No sé cómo describir el dolor que tenía después del tercer sprint con Jeffrey Hooglánd”. Y finalmente ese keirin sobre el que dijo que “estaba exhausto, pero en la final solo me quedaba la final y salí a darlo todo. Pero dejar ese hueco a Kenny fue un error y nadie pudimos arreglarlo”.

En todo caso se mostraba satisfecho porque “tener toda la simpatía de mi país es algo grande. Todavía tengo que asimilarlo todo, pero mirando para atrás no tengo nada de que lamentarme”.

Sin embargo, ahora toca desconectar. “De momento me voy de vacaciones y durante al menos tres semanas no haré nada. Y luego, si no me han vuelto las ganas, descansaré más”. Su presencia en los Mundiales a mediados de octubre, donde defiende sus tres oros, está a día de hoy en el aire… aunque es perfectamente comprensible que el rey Harrie quiera descansar: tiene muchos días de reinado por delante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario