Botha vuelve a batir su récord en el inicio del Campeonato Oceánico

Botha, a por el récord. Foto: Michael Shippley/Auscycling

Dominio neozelandés en la primera jornada de los Campeonatos de Oceanía que se celebran en el Anna Meares Velodrom, de Brisbane, al ganar cuatro de los seis en juego -con un programa distinto al que habían facilitado-, y con Bryony Botha nuevamente en un gran estado de forma, ya que con un tiempo de 3:19.634 batía por tercera vez en poco más de un mes el récord neozelandés y el oceánico.

Se esperaba que la persecución fuera un duelo entre la neozelandesa y Maeve Plouffe, la cuarta ciclista que también ha bajado de 3:20. Pero la australiana no compareció y dejó en bandeja el título para Botha, que en la clasificatoria se quedaba muy lejos de su plusmarca (3:23.644), pero que en la final doblaba a Sophie Edwards en las dos últimas vueltas para continuar por el oro y su nuevo récord continental. El bronce, para la australiana Alyssa Polytes.

“Quería hacer mi mejor marca personal esta noche y estoy feliz de poder hacerlo, y obtener un récord de Oceanía también es increíble”, dijo Botha. “Las claves para mí fueron estar muy, muy en forma en la carretera fuera de temporada, y una combinación de hacer un poco de entrenamiento específico y acostumbrarme a andar con un desarrollo más grande”.

Podio monocolor neozelandés. Foto: Michael Shippley/Auscycling

Ally Woolaston, ausente a última hora de su Nacional, se rencontraba con el triunfo en un scratch en el que doblegaba a la australiana Chloe Moran y a la también neozelandesa Ella Wyllie.

Continuando con el color ‘all black’ y además monocolor, Aaron Gate daba todo un recital en una puntuación en la que sumó 160 puntos, frente a los 96 de Tom Sexton y los 69 de George Jackson. Además, el cuarto y el sexto clasificado también fueron neozelandeses.

“No había tocado una bicicleta de pista en bastante tiempo. Además, durante el mes de diciembre tampoco entrené, aunque ya me habían quitado la placa del hombro”, a causa de su lesión de clavícula, indicó Gate. “El plan era no hacer demasiado durante las primeras 40 vueltas, pero me picaron un poco las piernas y antes de darme cuenta ya había ganado una vuelta”, de las cuatro que conseguiría. “Decidí mantener el impulso y tuve el apoyo de mis compañeros, que venían con buenas piernas de los Nacionales de la semana pasada.

Y finalizamos con la velocidad femenina en la que Ellesse Andrews dominaba desde los 200 metros -donde fue la más rápida con 10.737- hasta la final, donde superaba en dos mangas a la australiana Kristina Clonan. Esta había sido tercera en la clasificatoria (10.808) por detrás de Breanna Hargrave, pero en semifinales la superaba y se plantaba en la final, donde no pudo hacer nada ante Andrews. Para la ciclista de Australia del Sur, que no olvidemos a los 39 años está en su mejor momento, la medalla de bronce.

Final de velocidad. Foto: Michael Shippley/Auscycling

Los dos oros de Australia en esta primera jornada llegaban en la eliminación masculina, a cargo de Graeme Frislie, que superaba al neozelandés Jackson y a su compatriota Liam Walsh, y en el keirin, en donde los ‘aussie’ se hicieron con las cuatro primeras plazas, siendo las medallas para Matthew Glaetzer, Matthew Richardson y Sam Gallagher.

En lo referido a los juveniles, el color dominante fue el amarillo de los anfitriones, que ganaron cuatro títulos a cargo de Sophie Marr (persecución), Lucinda Stewart (scratch), Emma Stevens (velocidad) y Ryan Elliot (keirin), dejando sólo ‘escapar’ la puntuación, para el ‘kiwi’ Lewis Johnson.

Clasificaciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario