Acaba la Copa de las Naciones con plata para Mora que luchó hasta el final en el ómnium, aunque se estrelló contra la solidez de Wood

Mora con su medalla de plata
Foto: Fed. Española

Con la medalla de plata de Sebastián Mora en el ómnium ha terminado esta tarde la primera manga de la Copa de las Naciones celebrada en el Velódromo Sir Chris Hoy en Glasgow (Gran Bretaña). El español luchó hasta el final por el triunfo, pero tuvo que rendirse a la superioridad del británico Ollie Wood (Team Inspired), con 145 puntos a 134, con el belga Fabio Van den Bossche completando el podio, con 110.

Mora comenzaba el scratch con una notable segunda plaza ‘rodeado’ de los británicos Wood primero, y Mathew Walls (British Cycling), tercero. El español era uno de los ocho ciclistas integrantes de un corte que provocó a falta de 20 vueltas otro de los cuatro británicos presentes, William Perrett (Spellman Dublin), y que obligó a trabajar a modo a los de detrás. Los neutralizaron, pero Mora se quedó en una excelente posición de cara al sprint, siendo superado sólo por Wood. Y aunque el campeón olímpico quedaba inmediatamente detrás, otros rivales peligrosos quedaban muy distanciados: Benjamin Thomas (14), Jan-Willem Van Schip (17), Campbell Stewart (20) o Elia Viviani (22).

Mejores sensaciones, incluso, ofreció en la carrera tempo. Tras la escapada inicial de Gavin Hoover que sumó los doce primeros puntos que le llevarían a la victoria, el español se fue por delante, primero sólo, y luego con Wood, aunque sumaría bastante más puntos que el británico (9 a 5) con lo que terminaban segundo y tercero y pasaban a liderar la general, empatados a 76 puntos. Y de nuevo se veía muy lejos de los mejores tanto a Thomas como a Stewart, y esta vez a Walls, aunque Viviani era noveno.

En la eliminación aguantó bien pero como le había pasado el viernes, un descuido a la hora de ir por debajo le costó dejar la prueba antes de lo ‘recomendado’, noveno lugar, aunque a Wood no le fue mucho mejor, sexto, por lo que el británico pasaba a sacarle seis puntos en la general provisional. El triunfo era para Viviani, por delante del belga Fabio Van den Bossche, que empataba con el español en el segundo lugar de la clasificación provisional (106 del inglés por 100 de sus dos perseguidores). El cuarto clasificado estaba a más de 20 puntos y los a priori grandes favoritos, a una distancia insalvable.

Wood, Perrett, Mora y Thomas, hacia la vuelta ganado.
Foto: UCI Track

La ambición de Mora

Y así llegábamos a la puntuación, en la que un Mora muy ambicioso de salida se colocaba a un solo punto tras los dos primeros sprints, aunque el británico sorprendía con un ataque lejano en solitario en el cuarto sprint y, cogiendo la rueda de Thomas, en el quinto para distanciarse nuevamente (115 a 106). Lo peor es que el ataque del galo no era solo para el sprint sino que quería ganar vuelta, aunque no tenía opciones ya de podio, y Wood se soldó a él, obligando a Mora a reaccionar y cazar junto a Perrett, y terminar ganando vuelta los cuatro cuando quedaban 34 para el final.

Con ello parecía que la lucha quedaba entre ellos dos. Pero Perrett se había convertido en una amenaza para el bronce de Van den Bossche y este se lanzó a un intento de ganar vuelta cuando quedaban 25 giros, aunque tras ganar el antepenúltimo sprint decidió parar. En esos momentos Wood superaba en 9 puntos a Mora, y el belga salvaba provisionalmente el podio y con ello parecía valerle. Ganando el penúltimo sprint, el británico aseguraba matemáticamente el triunfo, demostrando que al final fue más fuerte que Mora, aunque el español volvió a ratificar que hay que seguir contando con él: sin estar al cien por cien aún, es a baza más sólida de la selección actual.

Carrera de supervivencia con color francés

Pasando a la madison femenina, no hubo necesidad de clasificatorias: las caídas de ayer afectaron a varias selecciones como la británica, con la ausencia de Katie Archibald y sin que hubiera una sustituta para ella, o la francesa, que decidió alinear a Valentine Fortin junto a Marion Borras, remplazado a Clara Copponi, con fractura de clavícula, de la que será operada la próxima semana en su país.

Fortin y Borras en un relevo. Foto: UCI Track

Y las francesas no notaron el cambio, en una prueba fue bastante accidentada, con expulsión de la dupla uzbeca y con necesidad de dos paradas de carrera por la caída de varias parejas, con el abandono de cuatro duplas. Fortin y Borras fueron abriendo hueco en los sprints, sin que ninguna otra selección les hiciera sombra en este aspecto, hasta el punto de tener ganada matemáticamente la prueba tras el antepenúltimo sprint, salvo que alguna dupla ganase vuelta lo que no sucedió. La puntuación final sólo decidió para ratificar la plata de Italia (Elisa Balsamo y Vitoria Guazzini), por delante de Dinamarca (Amalie Didericksen y Julie Leth) que empataba y adelantaba a Polonia (Daria y Wiktoria Pikulik), con 23, 18 y 18 puntos, frente a los 33 de las ganadoras.

Para el equipo español, con Tania Calvo y Laura Rodríguez, una carrera de supervivencia, en la que lo hicieron dignamente, aunque las dos corredoras se vieron afectadas en la parte final por una caída y ello les llevaría a perder vuelta a falta de sólo 16 y terminar en el puesto 13, aunque sin esa circunstancia habrían acabado en una posición muy similar.

Podio del keirin. Foto: Federación Colombiana

La victoria que necesitaba Gros

El keirin femenino se saldaba con la victoria de Mathilde Gros que tanto necesitaba, tras el mal momento que pasó en los Juegos Olímpicos. La francesa cogió la cabeza a falta de dos vueltas y aguantó la posición, impidiendo el contrataque de las dos canadienses que tuvieron que conformarse con el bronce de una Lauriane Genest cada vez más sólida y con la plata de Martha Bayona, que se va de Glasgow con tres metales, demostrando su progresión.

Por su parte, Helena Casas terminaba tercera en su serie, detrás de las dos corredoras que se clasificaron, y repetía idéntico puesto en su repesca, con la salvedad de que aquí solo se clasificaba la mejor.

La velocidad deparó unos enfrentamientos de semifinales esperados entre tres de los cuatro mejores, con la única excepción de Jack Carlin, tercer tiempo de los 200, que caía en el desempate de cuartos ante el australiano Matthew Richardson.

Sin embargo, el desenlace de los mismos no sería totalmente el esperado: Lavreysen (9.433, el mejor por la mañana) superaba sin problemas en dos enfrentamientos a Sebastién Vigier, pero Nicholas Paul (el segundo más rápido, 9.553) sufría una caída en su serie ante el australiano y no podía seguir, por lo que Richardson se convertía en el inesperado rival del neerlandés, y como todos, tenía que rendirse a la superioridad de Lavreysen, mientras que el francés se llevaba el bronce sin que compareciera el trinitense.

En los 200 metros se vio el estado actual de los españoles. Pepe Moreno tuvo el orgullo de salir sin estar ni mucho menos recuperado de la enfermedad que le ha tenido en cama los días anteriores y con 10.206 -una marca muy lejos de sus tiempos- no pasaba el corte. En cuanto a Alejandro Martínez, un 10.028 que sin ser malo ‘per se’ evidenciaba el cansancio de una competición muy intensa: el alicantino y el francés Melvin Landerneau han sido los únicos que han estado en acción los cuatro días. El manchego, trigésimo tercero, no pasaba el corte, y el alicantino, vigésimo sexto, poco podía hacer en dieciseisavos contra el surinamés Jair Tjon en Fa.

Resultados

Streaming completo de la sesión de tarde

No hay comentarios:

Publicar un comentario