Australia domina las contrarrelojes; las pruebas de fondo repartidas

Cornish. Foto: Foto Michael Sippley / Auscycling

Después del protagonismo de Nueva Zelanda en los dos primeros días, la tercera jornada de los Campeonatos de Oceanía que se celebran hasta mañana en el Velódromo Anna Meares de Brisbane, tuvo color australiano, principalmente por el triunfo de sus velocistas en las contrarrelojes, en concreto de Thomas Cornish en el kilómetro y de Kristina Clonan en los 500 metros.

Las otras dos pruebas de fondo de este penúltimo día, persecución por equipos y madison, se repartieron: Australia se imponía en las dos masculinas y Nueva Zelanda, en las femeninas.

Cornish no sólo se llevaba el triunfo, sino que lograba bajar del minuto, con un tiempo de 59.599 que es su marca personal y quedándose a apenas dos décimas de la plusmarca de Matthew Glaetzer. Nick Kergozou (Nueva Zelanda), con 1:00.085, y Dylan Eather (Australia), con 1:03.335, le acompañaban en el podio.

Por su parte Clonan se imponía también con claridad, con un tiempo de 33.143, un segundo menos que el marcado por la neozelandesa, y piloto de BMX, Rebecca Petch, con 34.077 -con una notable primera vuelta en 18.963-, y el de la también australiana Breanna Hargrave, con 34.101.

Persecución femenina, para Nueva Zelanda.
Foto: Facebook Cycling NZL

Entre los juniors, en cambio, hubo reparto de oros, para el neozelandés Luke Blackwood, y para la australiana Tyler Puzicha. Destacar que salvo en la categoría élite masculina, donde sólo hubo seis participantes, en el resto se disputó el torneo con el formato mundialista: clasificatoria por la mañana y final de ocho por la tarde.

Los fondistas tuvieron una doble jornada, con las persecuciones por la mañana y las madison por la tarde. En féminas, la cuarteta neozelandesa con Prudence Fowler, Ally Wollaston, Ella Willye y Bryony Botha superaba claramente a la australiana, con Sophie Edwards, Alex Martin-Wallace, Alyssa Polities y Amber Pate, 4:17.302 a 4:20.832; en la masculina, los locales Graeme Frislie, Conor Leahy, James Moriarty, Josh Duffy y Oliver Bleddyn se imponían por segundo y medio (3:51.245 a 3:52.782) a los ‘kiwis’ Nick Kergozou, Tom Sexton, Dan Bridgewatwer, Keegan Hornblow y George Jackson. 

En juveniles, en cambio, seguía la tónica de este Continental, con los dos triunfos para los equipos australianos, el masculino con Leo Zimmermann, Dylan Proctor-Parker, Noah Blannin y Tarun Cook; el femenino, formado por Sophie Sutton, Meg Marker, Keira Will y Summer Nordmeyer.

La madison femenina no tuvo color salvo el ‘all black’ de Botha y Wollaston, que pese a no ganar vuelta, doblaron en puntos a las otras dos parejas del podio: 45 frente a los 20 de Edwards y Chloe Moran y los 19 de Martin Wallace y Pate. Para las dos neozelandesas, se trata de su tercer título, tras los logrados el primer día en scratch y persecución, respectivamente, y el matinal de la cuarteta. 

Persecución masculina, para Australia.
Foto: Facebook Cycling NZL
“Nos compenetramos muy bien y jugamos con las fortalezas de cada una. Yo era buena preparando el sprint y Ally era excelente en la ejecución. Trabajamos muy bien juntas y obtuvimos un gran resultado”, dijo Botha.

Por su parte, la masculina sólo se decidió a favor de Connor Leahy y Josh Duffy al ganar el último sprint lo que les supuso terminar en 54 puntos frente a los 51 de los neozelandeses Aaron Gate y Tom Sexton y los 48 de los también australianos Blake Agnoletto y Oliver Bleddyn, todos ellos muy superiores al resto ya que la cuarta pareja se quedaba en 19 puntos. Para los vigentes campeones australianos, una jornada de doble satisfacción, ya que ambos habían sumado el oro por la mañana en la persecución por equipos.

La junior Meg Marker también se adjudicaba su cuarto título al ganar para Australia, junto a Keira Will, la madison femenina, mientras que la masculina se fue para Nueva Zelanda gracias a Joel Douglas y Edward Pawson.

Clasificaciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario