Australia domina con tres oros en la tercera jornada de los Juegos de la Commonwealth, marcada por el aparatoso accidente de Walls

El aparatoso accidente del campeón olímpico de omnium Matthew Walls durante la prueba de scratch marcó el desarrollo de la tercera y penúltima jornada de los Juegos de la Commonwealth, en la que Australia se llevó tres de los cuatro títulos en juego, con Matt Richardson (velocidad), Kristina Clonan (500 metros) y Georgia Baker (puntuación), quedando para el neozelandés Corbin Strong el desenlace del scratch.

Una caída colectiva en la prueba tuvo un desenlace poco habitual, cuando Walls fue lanzado hacia el exterior de la pista, por encima de la balaustrada y golpeando a varios espectadores. Como consecuencia de ello tanto él como el galés Matt Bostock tuvieron que ser trasladados al hospital y varias personas del público fueron atendidas de cortes y golpes diversos. Ya a última hora de la tarde, Walls indicaba que no tenía heridas graves, solamente varios puntos de sutura, y manifestaba su deseo de que todo el mundo estuviera bien.

Por lo demás, la prueba se decidió para los tres corredores que ganaron vuelta: el mencionado Strong, el escocés John Archibald y el gales William Roberts.

Richardson. Foto: Birmingham 2022

La final de velocidad tuvo como protagonistas a dos de los velocistas más destacados de lo que va de temporada, el australiano Matt Richardson y el trinitense Nicholas Paul, ganador ayer del keirin, con victoria para el primero en dos mangas.

Ya desde el principio se vio que ambos eran los más rápidos, 9.445 para el americano y 9.598 para el oceánico, aunque Jack Carlin se quedaba a apenas una milésima del tiempo de Richardson. Las semifinales mostraron una gran intensidad ya que Paul tuvo que reponerse de una relegación en la primera manga y superar a Matthew Glaetzer en el desempate, mientras que Richardson también cedía ante Carlin en el primer enfrentamiento, para imponerse en los dos siguientes.

E incluso en la final B también hubo su dosis de polémica ya que Glaetzer ganaba el desempate ante Carlin, pero posteriormente era relegado por lo que el escocés se llevaba el bronce.

Tras su éxito en la Copa de las Naciones, la australiana Kristina Clonan volvía a lograr un triunfo de alto nivel en los 500 metros, donde se hacía con el triunfo -récord de los Juegos incluido- con un tiempo de 33.234, seis centésimas menos (33-294) que Kelsey Mintchell, con la inglesa Sophie Capwell (33.522) completando el podio.

Baker. Foto: Birmingham 2022
El último éxito de la jornada para Australia llegaba en la puntuación femenina, en concreto para Georgia Baker que, con 55 puntos, superaba a la escocesa Neah Evans, con 36, y a la galasa Eluned King, con 32. En una prueba en la que las diez mejores ganaron vuelta, Baker fue la más activa en los sprints, sobre todo en la segunda mitad, donde puntuó en todos, ganando los cuatro últimos. El último sprint fue decisivo para las medallas, ya que todas las ciclistas que habían ganado vuelta podrían haber entrado en el podio, aunque fueron Evans, segunda en dicha llegada, y King, tercera, las que se harían con las medallas.

La jornada se completaba con dos pruebas para tándems, la velocidad masculina, que se llevaban los galeses James Ball y Matthew Rotherham, y el kilómetro femenino que suponía el segundo oro de estos Juegos para las australianas Jessica Gallagher y Caitlin Ward.

Clasificaciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario