La diferencia de correr un Europeo en una pista de 200 metros (y II)

Si en nuestro primer artículo analizábamos lo que supone correr pruebas de fondo en un velódromo de 200 metros de cuerda, como el que acogerá por primera vez el Campeonato de Europa de 2022, en la pista portátil construida en la Feria de Múnich, en esta segunda entrega terminamos nuestro análisis con las pruebas de persecución y de velocidad.

Foto: MarcMuller/Munich 2022

Las competiciones de cronómetro no tienen otra salvedad que la adaptación de la distancia habitual, que en ningún caso cambia, a la menor cuerda, aumentando el número de vueltas: 20 para la persecución por equipos y la masculina, 15 para la femenina, 5 para el kilómetro y 2,5 para los 500 metros. En esta prueba, por lo tanto, la salida se realizará de contrameta para llegar en meta (o al revés, si hay dos ciclistas en pista como sucederá en las clasificatorias, no en la final).

La velocidad individual no registrará ningún cambio en los 200 metros, ya que la clasificatoria se seguirá disputando a 3,5 vueltas, aunque el comienzo de la zona cronometrada justo en la misma línea de llegada, obligará a un tipo de lanzamiento muy distinto al habitual, y con menos distancia para coger velocidad. En cuanto a los enfrentamientos directos, se mantiene la distancia de tres vueltas, aunque al ser más cortas también se vivirá un desarrollo de las pruebas diferente.

En cuanto a la velocidad por equipos, lo que cambia es la distancia, ya que se mantienen las tres vueltas, lo que en Munich supondrán 600 metros y no 750, lo que favorecerá a corredores más explosivos. Y ojo, al ser una distancia distinta a la habitual, no habrá posibilidad de que se batan récords.

Y terminamos con el keirin, para el que el reglamento UCI no especifica distancia, salvo que el número de vueltas total se repartirá en dos partes iguales: la primera mitad tras la derny y la segunda, sin ella, siendo la distancia en la que abandona la pista lo más aproximada a 750 metros.

De esta forma, cabían dos interpretaciones, con siete u ocho vueltas, pero el precedente del Mundial junior de Aigle en 2018 nos hace suponer que serán siete los giros que se den, con la moto abandonando la pista a falta de tres vueltas y media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario