Wakimoto culmina su regreso a la cima del keirin, imponiéndose en el Grand Prix y alcanzando unas ganancias récord de 2,17 millones

A sus 33 años, Yuta Wakimoto ha rematado su regreso a la cima del keirin japonés imponiéndose esta mañana en el Grand Prix, tras una temporada que comenzó en la clase S1, debido a su dedicación para competir en los Juegos Olímpicos de Tokio, y ha terminado ganando dos pruebas G1 -Campeonato de Japón y All Stars Keirin-, lo que le suponía su regreso a la máxima categoría SS, y ha rematado con el triunfo en la gran cita del año, en la que ha sido su cuarta participación.

Ganando esta mañana en Hiratsuka, Wakimoto conseguía el premio de 118,8 millones de yenes destinado al ganador. Si a ello le unimos todo lo conseguido a lo largo del año, el olímpico japonés termina su mejor temporada con unas ganancias de 305.842.300 yenes -2,17 millones de euros-, la cantidad más alta jamás lograda por un piloto de keirin, superando los 255 millones que se llevó Tatsuo Mitani en 2018.

La carrera fue toda una demostración de Wakimoto, que dejó hacer a sus rivales, siempre en las últimas posiciones del grupo junto a Kosaku y solamente cuando quedaba poco más de una vuelta comenzó a remontar, seguido por el vigente campeón, De esta forma, los dos corredores tomaban la delantera en la contrameta, sin que en ningún momento Wakimoto cediese la cabeza, aunque la llegada fue muy igualada. El contraataque final de Kohei Gunji sólo le sirvió para terminar tercero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario