Fisher-Black: un veinteañero recordman del mundo junior para UAE

Foto: Team Jumbo Visma / Cullen Browne

Durante los últimos días, diversos medios informaban del pase del neozelandés Finn Fisher-Black del equipo de desarrollo del Jumbo-Visma, al UAE.  Sin duda el conjunto de Josean Fernández Matxin ha tenido en cuenta las excelentes condiciones como contrarrelojista de este joven corredor y le ha realizado una oferta que su actual equipo no ha podido igualar.

Se trata de un ciclista muy similar por sus características de rodador al alemán Felix Groß, fichado en mayo, y que se incorporará tras los Juegos Olímpicos. Solamente que Fisher-Black es más joven -el 21 de diciembre cumplirá 20 años-, y tiene mejores resultados tanto en pista como en carretera, donde se destaca su tercer puesto en la crono y cuarto en la general del reciente Tour de Bélgica. El año pasado le pudimos ver en la Vuelta a Burgos con el Jumbo-Vista World Tour debido a la norma que permite alinear a ciclistas de sus equipos de desarrollo.

“El ciclismo en pista me ayuda mucho a tomar decisiones tácticas en la carretera. También mejora mi velocidad máxima para los esfuerzos más cortos. Descubrí que gracias a la pista he mejorado en maniobrar a través de un grupo, ganando en grupos pequeños y siendo capaz de repetir esfuerzos extenuantes en una prueba en carretera”, indicaba en una entrevista en la web de su equipo cuando fichó por ellos, a finales de 2019, señalando que le gustaban las “contrarrelojes cortas”.

Foto: Cycling New Zealand / Dianne Manson

Sin duda, esa preferencia tendrá algo que ver por su condición de actual recordman del mundo de la persecución junior -3.000 metros en esta categoría- establecido el 8 de febrero de 2019 en Cambridge, en su país natal, con 3:09.710, por lo que pasaba a suceder en la tabla al ruso Lev Gonov y a numerosos y reconocidos corredores de carretera como Bradley McGee, Taylor Phinney, Jonathan Narváez o Stefan Bisseger.

Esa marca le sirvió para desquitarse de un registro aún mejor, 3:08.815, establecida en los Campeonatos Nacionales de su país, pero que no pudo ser homologada por no haber control antidopaje.

Desgraciadamente, al venirse a Europa dejó de competir con la selección de pista de su país y será complicado volver a verle en ella. Por cierto, una de la decisión de venir a Europa fue la aventura emprendida por su hermana mayor -apenas un año- Niamh, actualmente profesional con SD Worx.

No hay comentarios:

Publicar un comentario