Ausencias y presencias en el Campeonato de España de Valencia

Sin ninguna duda, la ausencia más significativa en el Campeonato de España de pista élite en Valencia ha sido la del streaming, una carencia que ratifica, por si no estaba claro, la opinión que tiene la Federación sobre esta disciplina. Es absolutamente incomprensible, e injustificable, que en pleno siglo XXI no se planteen una retransmisión de todo un Nacional que resulta infinitamente mucho más barata que cualquier otra disciplina, y que, con un poco de imaginación, que no les sobra, y de voluntad, que brilla por su ausencia, no le costaría hacer con los medios existentes, a un coste ínfimo.

Tampoco hubo en los recientes Nacionales control antidopaje. En este caso, no hay obligación, pero creo que el evento más importante del calendario debería tenerlo, aunque solamente fuera por la imagen que debería tener. ¿Os imaginais una situación similar en un Campeonato de España de carretera?

Por otro lado, no me ha sorprendido en absoluto la ausencia de los responsables de rendimiento federativo, especialmente del autodenominado ‘científico de rendimiento de la selección española’, y que para más inri creo que vive en Valencia. Pienso que, si no apareció por el Luis Puig fue por modestia, pensando en lo mal que lo podría pasar con todo el velódromo -gradas y pelousse- puesto en pie para aplaudir su ‘excelente trabajo’ como reza la propaganda federativa. Bromas aparte, otro botón de muestra de lo que a algunos le importa conocer la disciplina y las inquietudes de los que sí se preocupan por ella y que sí estuvieron en el velódromo. 

Merenciano y Segura, dos juniors
protagonistas y con ganas de pista. Foto: FCCV

De seleccionadores para arriba, y excepción hecha del siempre admirable por su trabajo Norbey Andrade, tampoco hubo responsables técnicos federativos y en este caso supongo que no será porque estén ocupados redactando su dimisión por lo sucedido por su gestión no haber clasificado la madison para el Mundial.

Afortunadamente, sí puedo hablar de presencias agradables, las de muchos corredores ilusionados por esta disciplina, a pesar de las ausencias de los tres principales fondistas españoles: la esperada de Torres, la comprensible de Mora y la inesperada de Martorell. Un Campeonato que nos permitió ver el empuje de los juniors, que fueron decisivos en algunas de las disciplinas, como por ejemplo el scratch, donde los tres corredores que siguieron al ganador, el sub23 Alberto Pérez, son aún juveniles. Ojalá que a los José Segura, Alejandro Merenciano, Mario Anguela, Alvaro Navas, Saioa Orgambide y compañía no les quiten las ganas de seguir siendo pistards.

En el caso de los fondistas, también fue grato ver el protagonismo de Joan Martí Bennassar, cuyas victorias en dos disciplinas radicalmente distintas como la persecución individual y en la puntuación ponen de manifiesto su gran momento, sin olvidarnos de su tercer oro con la cuarteta. Algo que sin duda le hacía falta al ciclista mallorquín, sobre todo en el plano anímico. 

Bennassar, en la final de persecución. Foto: Román Mendoza

Entre las féminas, con Eukene Larrarte y Tania Calvo lejos de su mejor momento -la guipuzcoana por su caída en Múnich, la alavesa por enfermedad-, me gustó ver la eclosión de corredoras como Naia Amondarain, que rozó la perfección en la puntuación, la de la madrileño-británica Izzy Escalera, una ciclista profesional como pocas, y por supuesto volver a ver en lo más alto del podio a Marga López, sacando partido de su velocidad, y de su inteligencia, tanto en el scratch como en el kerin.

Por su parte, en velocidad poco más que contar que el esperado dominio de Alejandro Martínez y Helena Casas, aunque no pudieron rematarlo con el póker de medallas. En el caso masculino, fue el siempre competitivo y voluntarioso Pepe Moreno el que se lo impidió sobre la misma línea de meta en el keirin.

Fundamentales... y olvidados, los técnicos autonómicos. Foto: FCCV

Y también son agradables las presencias de los técnicos de las distintas autonomías , con las dos selecciones más laureadas estrenando seleccionadores en las personas de Jaume Mas y Salva Meliá, aunque sin olvidarnos de la labor que hicieron hasta hace pocos meses en sus cargos David Montserrat y Jaume Barber, que también aparecieron por el Luis Puig, aunque no les pude saludar. Personas fundamentales para la pista y que desde luego tienen mucho más que aportar, aunque ahora estén peor vistos que unos recién llegados… que no fueron ni siquiera vistos.

PD: También tuve la ocasión de vivir por primera vez una clasificatoria de la eliminación por medio de un scratch. Una situación que ya había comentado hace un par de años y que sigue sin cambiarse en la reglamentación UCI. Se trata de dos disciplinas tan distintas que es una incongruencia usar una en la que prima la velocidad y la fuerza para estar en otra en donde importa la colocación y la habilidad. Una eliminación debe clasificarse con otra eliminación… aunque la campana toque más tarde para permitir que las posiciones de salida no sean decisivas.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidó indicar el texto que no sólo no hubo streaming, sino que tampoco habrá reportaje en Teledeporte, que lo tienen todas las disciplinas, incluyendo el recién nacido pump track. Una muestra más de que el 'mal trato' hacia la pista no es casualidad.

    ResponderEliminar