‘Aerodinámica: el papel crucial de los textiles’, gran trabajo de la FFC

No hace muchas fechas, la FFC publicaba en su página web un interesante reportaje sobre ‘Aerodinámica: el papel crucial de los textiles’, donde se refleja el trabajo realizado por la unidad de Investigación y Rendimiento del FFC y sus socios para diseñar el buzo que usarán los ciclistas franceses durante los próximos Juegos Olímpicos.

Brunet, mostrando el mono olímpico de la FFC. Foto FFC

Hoy en día, cada vez importan más esos mínimos detalles en la lucha por conseguir una victoria, una medalla. Y la mejora en la aerodinámica es uno de esos factores cruciales, aunque en este caso no se trata de mejorar la posición del ciclista para minimizar la superficie frontal, algo que todo el mundo ya tiene más o menos claro, sino de reducir la fricción, es decir, en facilitar el flujo o deslizamiento del aire sobre las superficies del cuerpo.

A falta de poder modificar la morfología del corredor con apéndices perfilados, el trabajo de la FFC y de cualquier otro similar consiste en bajar la cantidad de fricción, lo que depende tanto de la piel de los corredores como de la ropa que llevan. Pero es un problema más complejo de lo que parece: no basta con cubrir al ciclista del tejido que ofrezca la menor resistencia al flujo de aire, sino de evitar esa entrada de aire que rebota contra una superficie en movimiento y que genera unas turbulencias muy diferentes: el movimiento de las ruedas y el pedaleo complica más este esquema, por no hablar de la desviación que se produce en radios, horquillas… 

Sin incidir en estos aspectos, el reportaje de la FFC se centra en la ropa, que consta de superficies predominantemente lisas y otras rugosas encargadas de desviar el flujo de aire local para mejorar el flujo general. El estudio aerodinámico consistirá entonces en un mapeo tridimensional de la superficie del cuerpo para determinar las zonas donde es deseable que el aire se deslice y aquellas donde conviene desbloquear el flujo.

El túnel del viento es un elemento fundamental en este trabajo y en Francia se lleva a cabo en estrecha colaboración con el IAT (Instituto Aerotécnico) de Saint-Cyr l'École, que se ha intensificado en el marco del programa THPCA, que ya presentamos en TrackPiste, en el que intervienen hasta diez entidades académicas.

Pero aparte de un trabajo costoso, exige largas jornadas de trabajo, muchas horas de dedicación que no todos los ciclistas pueden tener, especialmente aquellos con un compromiso profesional. De ahí lo interesante de la idea de la FFC de realizar maniquíes, un proyecto que nació en 2017, al hacerse una imagen de tamaño natural de Sébastien Vigier. En la fase actual, ha sido Benjamin Thomas, posiblemente el ciclista galo con más opciones de medalla de oro, el elegido.

El maniquí de Thomas. Foto: FFC
Emmannuel Brunet, director de la unidad Investigación y Rendimiento del FFC, explica que gracias a ese trabajo se ha permitido aclarar algunos puntos cruciales. Por ejemplo, la famosa polémica de la altura de los calcetines, que no se limita a consideraciones estéticas. A nivel de la tibia, el óptimo aerodinámico es ‘abrir’ más el flujo de aire bloqueándolo mediante el uso de un tejido rugoso. Así, un estudio en túnel de viento demostró que aumentar la rugosidad de la superficie en la parte superior de la pierna (con un calcetín que cubra toda la espinilla) permitía reducir la resistencia aerodinámica en un 1,5%. En una persecución, la ganancia sería del orden de 1,2'' en una persecución de 4000 metros.

Igualmente se destaca el hecho de que la vestimenta sólo es plenamente eficaz a la velocidad objetivo: un traje puede ser bastante normal a 40 km/h y excelente a 50. “No llevar a cabo esta obra, cuando todas las naciones están tratando de hacerlo, sería como pegarnos un tiro en el pie. Normalmente, los Juegos Olímpicos de Londres de 2012 pusieron de relieve un avance tecnológico muy concreto por parte de los británicos”, comenta Brunet.

Y para terminar, algo más que una curiosidad. Dado que la normativa exige la desnudez parcial de las piernas, ¿qué pasa con el pelo en todo eso? ¿Está justificado afeitarse las piernas por cuestiones aerodinámicas? Pues sí: teniendo en cuenta lo anterior, entendemos que una piel suave es deseable, excepto quizás en la parte anterior de la espinilla, donde una banda de pelo muy grueso podría jugar un papel favorable.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario